8 remedios caseros para el asma infantil

Antes de hablar de los remedios caseros para el asma infantil, definiremos el asma como una enfermedad pulmonar que puede ser aguda o crónica. Un ataque de asma ocurre cuando hay una obstrucción del flujo de aire en el interior de los pulmones.

No se conoce la causa exacta de la afección pero puede ser provocada por reacciones alérgicas, infecciones en el sistema respiratorio, alteraciones emocionales o medicamentos.

Síntomas del asma en niños de 5 a 11 años

Los síntomas del asma en este rango de edad, suelen empeorar durante las horas de la noche, al practicar algún deporte cuando hay resfriados o con detonantes como el humo del cigarrillo o los elementos que producen alergia. Estos síntomas son:

  • Tos
  • Sonidos en el pecho al respirar, similares a un silbido
  • Dificultad al respirar
  • Dolor o tensión en el pecho
  • Pérdida de interés en las actividades físicas
  • Ataques de asma esporádicos

Ataques de asma. ¿Cuáles son los signos?

Los ataques severos de esta enfermedad no deben ser ignorados porque llegan a ser peligrosos sin la atención necesaria. Algunas manifestaciones de los ataques, son:

  • Problemas para respirar
  • Tos persistente
  • Dificultad para hablar normalmente
  • Ausencia de mejoría, aún después de usar un inhalador
  • Incapacidad respirar con la espalda recta
asthma-1147735_640

Remedios caseros para el asma infantil

Los siguientes son algunos de los remedios caseros más efectivos a la hora de enfrentar el asma infantil. Aunque no debes suspender la atención médica, estas recetas naturales tendrán efectos positivos sobre la salud de tus hijos.

1. Jengibre. Corta un trocito de jengibre en trozos muy pequeños y luego ponlos en un recipiente con agua hirviendo. Tapa y deja reposar la infusión por más o menos 5 minutos; se puede consumir una vez que se haya enfriado y para mejorar su sabor, endulza con un poco de miel. El jengibre ayuda a reducir la inflamación en las vías respiratorias e inhibe la obstrucción del aire.

2. Aceite de mostaza. Cuando se presenta un ataque de asma, masajear con aceite de mostaza puede ayudar a limpiar las vías aéreas y mejorar la respiración. Calienta un poco de aceite de mostaza y cuando se haya enfriado un poco, haz masajes en el pecho y en la parte superior de la espalda.

3. Higos. Las propiedades nutricionales de los higos, mejoran el funcionamiento del sistema respiratorio. Lava un par de higos y ponlos a remojar en una taza de agua durante toda la noche. En la mañana siguiente, dale a tu hijo el agua antes del desayuno.

4. Ajo. Aunque no es el alimento más agradable para los niños, el ajo ayuda a limpiar la congestión en los pulmones, especialmente durante las primeras etapas del asma. Pon a hervir dos o tres dientes de ajo en media taza de leche. Cuando se haya enfriado a temperatura ambiente, se debe beber al menos una vez al día.

5. Café. Es conveniente consumirlo durante los ataques porque ayuda a dilatar los bronquios. Relaja las vías respiratorias y las limpia para que el aire pase sin problema. Este remedio no debe usarse en niños muy pequeños debido a las reacciones adversas que puede ocasionar la cafeína.

6. Aceite de eucalipto. Esta planta tiene propiedades que ayudan a descongestionar y a liberar el mucus. Pon un par de gotas de aceite de eucalipto en una toalla de papel y ponla cerca de la nariz del pequeño para que pueda respirar la esencia y el aroma de este aceite.

honey-823614_640

7. Miel. Es uno de los remedios caseros para el asma infantil con mayor efectividad porque la miel ayuda a limpiar el tracto respiratorio. Pon una cucharadita de miel en un vaso de agua tibio y dáselo a tu hijo; también puedes agregar un poco de canela en polvo para que los efectos sean más rápidos.

8. Limón. Los niños y adultos con asma suelen tener una deficiencia en los niveles de vitamina C y el limón posee grandes cantidades de esta vitamina así como de antioxidantes. Exprime medio limón y pon el zumo en un vaso de agua con un poquito de azúcar. Se puede beber a diario porque no posee ninguna contraindicación.

Otras fuentes saludables de vitamina C son las naranjas, la papaya, los arándanos y las fresas. Los nutrientes que encuentras en estas frutas minimizan los síntomas más frecuentes del asma.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar