7 juegos de papel y lápiz para disfrutar en familia

02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Los juegos de papel y lápiz son una muy buena opción para pasar un rato entretenido en familia. Te damos algunas opciones para que todos disfrutéis.

Es normal que los niños se aburran. Ese hastío abre paso a su creatividad e ideas para salir de ese estado aunque, en algunas ocasiones, estén aburridos y no sepan qué hacer. Es, entonces, cuando los papás podemos ayudarles buscando actividades caseras que puedan divertir a todos. ¿Y si utilizamos juegos de papel y lápiz? ¡Seguro que será muy entretenido!

Normalmente, jugamos con juegos de mesa, vemos películas, pasamos un rato con la videoconsola… Pero los juegos de papel y lápiz pueden ayudar a toda la familia a vivir momentos divertidos y, además, a estimular el razonamiento en los niños.

Juegos de papel y lápiz para niños más pequeños

Ahora que tenemos mucho más tiempo para el aburrimiento, y nos podemos quedar sin ideas, seguro que estos juegos nos pueden sacar de más de un apuro. Tenemos que tener en cuenta que estos juegos debemos adaptarlos a la edad de los pequeños para adecuar la dificultad a sus capacidades.

Dibujo para unir puntos, uno de los juegos de papel y lápiz para niños

Unir los puntos de un dibujo

Este juego es muy divertido y, además, ayuda a mejorar su razonamiento. Los papás, aunque no sepamos dibujar grandes cosas, seguro que podremos hacer algunas sencillas, como una naranja, un pez, un osito, etc.

Tenemos que dibujar, mediante puntos numerados, el dibujo que queramos para que, cuando se unan esos puntos, aparezca. Consejo: se puede dibujar con el lápiz de manera muy flojita para después borrar la silueta e ir marcando los puntos con los números.

 Los niños tendrán que ir uniendo mediante trazos los puntos numerados hasta que consigan obtener la silueta del dibujo. Este juego les encantará por la emoción de descubrir qué dibujo aparecerá tras estos puntitos numerados.

El monstruo divertido

Este juego, además de ser fácil, desplegará su creatividad. Lo que haremos, por turnos, será ir dibujando, por lo que necesitaremos un folio y lápiz.

El primer jugador dibujará la cabeza del monstruo. Cuando la tenga hecha, doblará el papel de manera que solo se vea un poco el cuello. El siguiente jugador seguirá dibujando los hombros, el tronco… y, después, volverá a doblar hasta dejar solo un poco de dibujo para que el siguiente siga dibujando partes del monstruo.

Así, seguiremos hasta que todos los participantes hayan dibujado. Cuando todos hayamos terminado, abriremos el folio y aparecerá nuestro supermonstruo. ¡A los niños les encantará y pasareis un rato de risas aseguradas!

¿Quién soy?

Uno de los jugadores dibujará un personaje o cualquier cosa que se le ocurra y los demás tienen que adivinar de qué se trata.

Laberinto de papel y lápiz

En un folio, los papás dibujaremos un laberinto y nuestros hijos tendrán que encontrar la salida. En un lado, dibujaremos, por ejemplo, un niño, un conejo o cualquier cosa que se nos ocurra y, al final, una pelota, unas zanahorias, etc. La misión es encontrar la salida uniendo ambos lados, la entrada y la salida del laberinto con el trazo.

Juegos de papel y lápiz para niños más mayores

Sopa de letras.

Sopas de letras

Podemos comprarlas ya hechas para que los niños las hagan o crearlas nosotros mismos. Dibujaremos en el folio un cuadrado y colocaremos palabras, en vertical, horizontal y diagonal y, una vez las tengamos, rellenaremos los demás huecos con letras sueltas; eso sí, colocadas bien por filas y columnas.

El ahorcado

¿Quién no ha jugado alguna vez a este juego? Un jugador tiene que dibujar tantas rayas como letras tenga la palabra que haya que adivinar. Si queremos que la dificultad sea menor, podemos poner, desde un inicio, algunas letras a modo de pista.

Los jugadores que tienen que adivinar han de ir diciendo letras. Si se encuentran en la palabra, genial; si no, habrá que ir dibujando una persona conforme se vaya fallando: la cabeza, el cuerpo, un brazo, otro brazo, una pierna… Así, sucesivamente, hasta que esté dibujado entero; entonces, habrán perdido porque habrán tardado mucho en adivinar la palabra.

Tuttifrutti

Este es un juego muy divertido. En la parte superior del folio, que habremos colocado en horizontal, pondremos diferentes categorías: nombres, animales, ciudades, frutas, países, colores, alimentos, muebles, etc.

Al iniciar el juego, un jugador propone una letra y todos los jugadores tienen que encontrar una palabra para cada categoría que empiece por esa letra. Cuando un jugador termine de rellenar todas sus categorías, el juego se para, aunque no hayan terminado todos, y se hace el recuento de puntos.

Cada respuesta correcta suma 10 puntos y, si varios jugadores coinciden en la misma palabra, suman 5 cada uno. Se harán varias rondas y ganará el que más puntos consiga al final de todas.

Como ves, podemos divertirnos en casa con muy pocos materiales. Estos juegos de papel y lápiz, además de entretenernos, aportan a los niños muchos beneficios a nivel cognitivo, razonamiento, estrategia, lógica. También se desarrolla la destreza manual, adquieren vocabulario y fomenta la creatividad. ¿A qué esperas para ponerlos en práctica?