5 Momentos en los que mamá se siente sola

La maternidad, una etapa muy hermosa y muy especial que está llena de agradables momentos en la vida de cualquier mujer. El simple hecho de ser madre te cambia la vida para siempre. Sin embargo, algunos momentos no son tan agradables, como esas pequeñas circunstancias en las que la madre se pueda sentir sola y deprimida. Esto pasa mayormente en la vida de todas las mujeres que tienen hijos, es muy común, y no hay de qué preocuparse.

Aunque tengamos a nuestros hijos, las madres también nos sentimos solas de vez en cuando. No se trata de una soledad permanente, son circunstancias que nos hacen sentir que perdimos la fuerza. En ocasiones se refiere a la soledad física, cuando nos quedamos en casa sin niños por ejemplo.

Puede haber muchas versiones del mismo tema, pero en resumen se trata de momentos que no todo el mundo sabe que le ocurren a mamá. Consecutivamente, a medida que van creciendo los niños, las madres comienzan a sentirse solas por distintos motivos.

¿Cuándo se siente sola mamá?

A continuación explicamos 5 situaciones en las que las madres pueden sentirse solas. Por lo general, sucede cuando los pequeños se convierten en seres independientes que ya no están tan apegados al seno de la madre. Hay que relajarse mucho, aunque parezca fácil, todas las madres pasan por esa etapa de sentimentalismo materno.

eb833e9871a5544fbcd9fd1bcbb8051b

Cuando el niño comienza a ir al colegio o a la guardería

Una madre ya se acostumbra a estar con su hijo todo el tiempo. Se forma en sus primeros años un vínculo muy grande que en algún momento debe ser disuelto. Las circunstancias y obligaciones que se tienen que cumplir, suelen ser la causa de la primera separación. Una madre está consciente de aquel día en que su hijo crezca y quiera marcharse para independizarse, pero nunca está preparada.

Los hijos se van al principio en pequeños períodos, por ejemplo, se van a jugar a casa de unos amiguitos. No obstante, uno de los momentos más dolorosos en la vida de la madre es cuando empieza a ir al colegio o guardería. Es necesario que se haga de esta forma, aunque tendrá que separarse por muchas horas. Hasta que cuando él llegue será el momento más esperado en todo el día.

Cuando el niño se va de vacaciones

19d81870eea9552913de33e599b6e0d7

Es tan desesperante, no importa si va a casa de los tíos o con los abuelos. Cuando los niños se van de vacaciones, se siente la casa sola, las madres se sienten desoladas y abandonadas. Se puede fingir que todo está bien, pero en el fondo necesitan a sus hijos cerca. Es inevitable sentir eso. Las madres estamos acostumbradas a observar a los niños jugar, cocinarles y hacer las cosas para ellos.

Cuando el niño se enferma

De las pocas cosas más solitarias que hay, son esas noches en las cuales las madres se las pasan pegadas de los hijos cuando estos se enferman. Cuando tienen fiebre o gripe, es muy preocupante y son pocas las personas que pueden brindar una compañía. En esos momentos de angustia en la mayoría de los casos hay mucha soledad.

Cuando la madre se pelea con el padre del niño

Es inevitable que las madres no tengan un vínculo con el padre del niño. Estando en pareja o separados, lo peor de todo es una pelea, sea cual sea el caso. La mujer se siente mucho más sola con su hijo en ese entonces ya que no tiene el apoyo de su pareja o del padre del niño.

Afrontar una emergencia con el niño

Es muy común que las madres hayan tenido alguna vez una emergencia con los hijos. Ir al hospital de inmediato por alguna razón en la que se cree que es muy grave o está fuera de control.  No siempre hay alguien que pueda acompañarlas.

 

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar