11 alimentos que favorecen la concentración en los niños

La dieta constituye un pilar importante a la hora de hablar de rendimiento cognitivo. Por este motivo queremos compartir contigo los alimentos más determinantes en esta tarea.
11 alimentos que favorecen la concentración en los niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 14 abril, 2022

En la etapa escolar los niños necesitan tener su concentración a tono, por lo tanto la responsabilidad de los padres es favorecer este proceso de la mejor manera posible. Ciertos ejercicios y actividades son útiles para este propósito; pero también es algo en lo que podemos ayudar por medio de la alimentación.

Algunos alimentos han sido identificados por los especialistas para ayudar en los procesos que favorecen la concentración. Por ejemplo estimulan el cerebro en situaciones de estrés o presión por el estudio. En este particular, se recomienda una alimentación lo suficiente y equilibrada como para conseguir que los niños estén concentrados incluso en momentos más complejos.

¿Por qué algunos alimentos favorecen la concentración?

Algunas características nutricionales pueden hacer más eficientes a algunos alimentos para favorecer la concentración. Se trata de un conjunto de nutrientes que al estar presentes en el mismo alimento, podrían ayudar al cerebro para que esté más atento. Sin embargo, para que esto se logre debe haber una correcta digestión y asimilación, además el consumo no debe ser exagerado.

Un factor que indica la efectividad de cierto alimento en este caso es aquel que pueda aportar energía, pues muchas veces la falta de concentración está asociada al cansancio. También es muy conveniente una buena hidratación, que a veces es algo que pasamos por alto, pero que es muy importante para mejorar el desempeño de los niños.

e2dff11fcde0ea8583e9e5ed7572e5dd

En general los alimentos que se recomiendan para favorecer la atención en la infancia, están relacionados a nutrientes como los ácidos grasos, las proteínas, la fibra, los minerales y las vitaminas. Ahora bien es aconsejable que exista un equilibrio para no caer en excesos o en deficiencias nutricionales.

De igual manera, algunos alimentos como el cacao, son muy recomendables para la concentración, pero su consumo en exceso podría provocar un sobre estímulo en el niño. Asimismo, se recomienda prudencia en cuanto a la incorporación de alimentos que, aunque favorecen la obtención de energía, no son del todo recomendables para consumo de los pequeños.



11 alimentos efectivos para la concentración

Sabemos que durante la infancia es muy importante la alimentación, porque de esta depende el desarrollo correcto de los procesos físicos y cognitivos en los pequeños. Además del crecimiento, otras actividades como la etapa escolar, pueden hacer que el niño requiera un poco más de ayuda nutricional.

“La alimentación en la infancia es determinante para asegurar un adecuado crecimiento y desarrollo, tanto en las características físicas como en aspectos menos evidentes, como la maduración del sistema nervioso central… tiene importantes repercusiones en la salud y en las capacidades físicas y cognitivas a largo plazo”
Stefanie Chalmers. Universidad del Pacífico

En tal sentido, el desempeño escolar va a depender en gran medida del nivel de energía con que el niño se traslade todos los días a la escuela y que además el organismo cuente con los nutrientes que le ayudarán a concentrarse mejor. Un niño bien alimentado tiene mayores posibilidades de rendir mejor en sus actividades académicas y su función intelectual.

313e535574d9641d2bcc222bbd4e40bd

Por lo tanto, a continuación detallamos cinco alimentos que podemos dar a los niños para favorecer su concentración.

1. Pasta y arroz integrales

Son los responsables de aportar hidratos de carbono, que serán trasformados en glucosa y otros aminoácidos. Estos alimentos proporcionan también vitamina B6, que ayuda el sistema nervioso y libera serotonina que contribuye a la disminución del estrés, según un estudio publicado en PLoS One.

A parte de estos, los niños necesitan asegurar las cantidades diarias de otros alimentos con carbohidratos como los tubérculos o el pan. Siempre que sea posible es mejor ofrecer los granos integrales.

2. Salmón y sardinas

En realidad todo el pescado graso (o azul) es bueno para favorecer la función cerebral en los niños y adultos. Entre estos destacan el salmón, la trucha, las anchoas, las sardinas, la caballa o el bonito; que aportan cantidades interesantes de ácidos grasos omega-3, proteínas y fósforo.

Una parte importante del cerebro está compuesta por grasas, en especial el citado omega-3. Este usa los ácidos grasos para construir las membranas celulares y nerviosas, que a su vez son fundamentales para asegurar un correcto proceso de aprendizaje y memoria.

3. Leche y yogur

Tanto la leche como sus derivados son indispensables para proporcionar calcio a los niños. El calcio ayuda con la secreción de serotonina, útil para el sistema nervioso; además ayuda a bajar la presión arterial, frecuente en casos de estrés.

4. Nueces

Las nueces son uno de los alimentos que se asocian de forma instintiva con la salud cerebral. Son varios los nutrientes que pueden explicar estos beneficios, como la vitamina E, los folatos, la melatonina, los ácidos grasos y algunos polifenoles.

La evidencia científica al respecto de su papel en las funciones cerebrales no es concluyente. Sin embargo algunos estudios muestran resultados positivos en la función cognitiva, la memoria y la protección frente al accidente cerebrovascular.

5. Copos de avena integral: desayuno para mejorar la concentración

Este es un alimento ideal para consumir en el desayuno. Aporta carbohidratos de absorción lenta que favorecen la obtención de energía durante buena parte de la mañana.

Si bien falta por descubrir qué relación concreta existe entre el desayuno y el rendimiento escolar, parece ser que el hábito de desayunar está relacionado con mejores marcadores de concentración y felicidad entre los estudiantes.

6. Huevos

Tomados en cualquier momento del día, los huevos son un buen alimento para el cerebro pues contienen vitaminas del grupo B como el ácido fólico, la B12 y la B6. Además el fósforo también podemos encontrarlo en el huevo, alimento aliado del sistema cerebral.

7. Arándanos

El beneficio de las frutas frescas se centra en el aporte de minerales, los cuales son nutrientes vitales para el cerebro. Pero además algunas de ellas aportan cantidades muy significativas de compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que los convierten en grandes aliados para potenciar la concentración. Este es el caso de los arándanos y otras frutas de color morado.

Según la evidencia disponible a día de hoy, parece ser que el consumo de arándanos puede mejorar algunos aspectos como la memoria a corto y largo plazo y la espacial, así como el estado de ánimo. 

8. Cacao y chocolate negro

El cerebro es un órgano susceptible a la acción de los radicales libres. Por este motivo el aporte de antioxidantes es otro de los puntos básicos para proteger su integridad y favorecer todas sus funciones.

También contienen flavonoides que aumentan la circulación sanguínea en las partes del cerebro encargadas de la memoria o el aprendizaje. A esto hay que añadir la acción estimulante ligera que pueden aportar las pequeñas cantidades de cafeína.

Tanto el chocolate negro como el cacao puro son buenas opciones para ofrecer a los niños, ya sea en el desayuno o en la merienda. Los resultados positivos se observan tanto con las ingestas puntuales como de forma prolongada.



9. Pistachos para mejorar la concentración

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Loma Linda, sugiere que consumir frutos secos de forma regular fortalece las frecuencias de ondas cerebrales relacionadas con el aprendizaje, la memoria, la cognición y otras funciones cerebrales. Entre todos parece ser que es el pistacho es que tiene más influencia sobre la respuesta de las ondas gamma, relacionadas con todas estas funciones.

10. Carne roja

La carne roja es valorada en gran medida por la presencia de hierro y zinc, dos elementos esenciales para casos de falta de atención. Una recomendación para mejorar la absorción del hierro es combinarlos con la ingesta de alimentos ricos en vitamina C.

Ahora bien en la dieta de los niños las mejores fuentes proteicas son la carne magra, el pescado, las legumbres y los huevos. La carne roja debe consumirse de forma esporádica (una vez a la semana como máximo), evitando por completo la carne procesada.

11. Agua

Una correcta hidratación es fundamental para aumentar el rendimiento, ya sea a nivel físico como mental. Para asegurarla es esencial que los niños beban agua a lo largo del día, aunque algunos alimentos también aportan líquidos como las sopas, los purés de verduras, las frutas y la leche.

Algunas bebidas energéticas se venden de forma específica con la finalidad de mejorar la resistencia física y la concentración. Sin embargo, no deberían ser consumidas por los niños ni los adolescentes.

Entre otros motivos se encuentran la alta cantidad de azúcar, cafeína y otros ingredientes estimulantes como la taurina o el guaraná. Además no se conocen los efectos en la salud a largo plazo si bien se han observado afectaciones del sueño, reacciones agresivas, estrés, hipertensión arterial o abuso de alcohol y tabaco.

Mejora la concentración mediante la dieta

Está claro que la alimentación es un factor importante a la hora de garantizar un adecuado desempeño cognitivo. Por este motivo trata de incluir en las rutinas alimenticias de tus hijos y de toda la familia, los alimentos que te hemos mencionado.

Te podría interesar...
Alergia a la proteína de leche de vaca en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Alergia a la proteína de leche de vaca en niños

¿Sabías que la primera causa de alergia en niños es la alergia a la proteína de leche de vaca? Por eso, es importante que sepas cómo actuar.



  • Cahoon D, Shertukde Sh, et al. Walnut intake, cognitive outcomes and risk factors: a systematic review and meta-analysis. Annals of Medicine. Junio 2021 53 (1): 971-997.
  • Granero R, Pardo-Garrido A, et al. The role of iron and zinc in the treatment of ADHD among children and adolescents: a systematic review of randomized clinical trials. Nutrients. Noviembre 2021. 13 (11): 4059.
  • Harvard T.H. Chan. Energy drinks. Harvard School of Public Health.
  • Irfan  S. M, Irfan S. F. Influence of having breakfast on happiness and attention-concentration among high school students. European Journal of Medical and Health Sciences. 2021. 3 (2).
  • Loma Linda University. Consuming nuts strengthens brainwave function. Diciembre 2017.
  • Martín Mª A, Goya L, et al. Effecto of cocoa and cocoa products on cognitive performance in young adults. Nutrients. Noviembre 2020. 12 (12): 3691.
  • Otobe Y., Hiraki K., Izawa KP., Sakurada T., et al., Relationship between serum inorganic phosphorus levels and cognitive decline over 2 years in older adults with predialysis chronic kidney disease. Clin Exp Nephrol, 2020. 24 (3): 286-287.
  • Pouteau E., Kabir Ahmadi M., Noah L., Mazur A., et al., Superiority of magnesium and vitamin B6 over magnesium alone on severe stress in healthy adults with los magnesemia: a randomized, single blind clinical trial. PLoS One, 2018.
  • Travika N, D'Cunha N, et al. The effect of blueberry interventions on cognitive performance and mood: a systematic review of randomized controlled trials. Brain, behavior and immunity. Marzo 2020. 85: 96-105.
  • Wysoczanski T, Sokola-Wysoczanska E, et al. Omega-3 fatty acids and their role in central nervous system. A review. Current Medicinal Chemistry. 2016. 23 (8): 816-31.