4 manualidades con tapones de corcho

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
6 agosto, 2019
Tiempo libre y muchos tapones de corcho, eso es lo que necesitarás para pasar un estupendo rato en familia y poder crear estas manualidades

Un día de lluvia en el que disfrutar juntos en casa o, por el contrario, un día de calor abrumador en el que es imposible salir a la calle. Cualquier día es perfecto para pasar un divertido rato en familia realizando cualquier tipo de actividad lúdica. En este caso, os traemos algunas manualidades con tapones de corcho para que los más pequeños desarrollen sus habilidades artísticas y puedan disfrutar, después, de juegos increíbles creados por ellos mismos.

Manualidades con tapones de corcho

1. Los bolos

No existirá mejor opción que la de crear tu propio juego de bolos y poder jugar disfrutando de él después. Se trata de una manualidad ideal para los más pequeños de la casa adecuada al tamaño de estos tapones de corcho.

Normalmente, los bolos traen figuras grandes que los niños más pequeños no pueden tirar debido a que todavía no tienen desarrollada toda su fuerza. Por eso, realizar este juego con tapones de corcho será ideal para niños de entre tres y cuatro años.

Para esta manualidad necesitaréis:

  • 10 tapones de corcho.
  • Pintura.

Tan solo será necesario pintar o decorar estos 10 tapones del color que queráis. Podéis ponerles ojos, vestirlos como jugadores de fútbol o con cualquier tipo de uniforme que se os ocurra. Una vez que todos esté caracterizados y tengáis una pequeña pelota con la que derribarlos, ¡ya tendréis listo vuestro juego de los bolos!Tapones de corcho sobre una mesa.

2. Animales, una de las manualidades con tapones de corcho que más les gustarán

A los más pequeños les encantan los animales, por eso, esta se convertirá en su manualidad con tapones de corcho favorita, sin ninguna duda. Para ello, necesitaréis:

  • Tantos tapones de corcho como animales queráis crear.
  • Pintura.
  • Pinceles.
  • Material que necesite cada animal.

Para realizar esta manualidad, en primer lugar, deberéis escoger los animales que queréis crear a partir de los tapones de corcho. Una vez escogidos, deberéis plantear el material que necesita cada animal. Si, por ejemplo, escogéis una oveja, podéis utilizar algodón para crear la lana. Si optáis por un perro o un gato, a partir de goma eva podéis crear las orejas y el rabo.

Una manualidad muy divertida con la que podréis llegar a crear un zoo entero a partir de mucha imaginación y un fantástico tiempo en familia.

3. Barcos

¿Te imaginas surcando las aguas de los mares subido en un barco creado por ti mismo? A través de esta manualidad será posible; tan solo necesitarás un poco de imaginación. Para crear este fantástico medio de transporte necesitaréis:

  • Tres corchos para cada barco.
  • Un palillo.
  • Goma EVA, tela o folios para crear la vela.
  • Pegamento

En primer lugar, deberéis colocar los tres corchos uno al lado del otro para crear la base. Es aconsejable que, además de pegarlos, paséis un hilo anudando los tres juntos para evitar que estos se separen.

Una vez creada la base, el siguiente paso será clavar el palillo al corcho del medio para, así, tener el mástil. El último paso será cortar en goma EVA, tela o folios la vela y pegarla al palillo. ¡Y ya tendremos listos nuestros barcos para navegar!Muñeco de nieve hecho con tapones de corcho.

4. Dragones

Los dragones son seres mitológicos que llaman mucho la atención de los niños por su tamaño, sus formas y la capacidad de volar y echar fuego por la boca. Por eso, les encantará poder crear sus propios dragones y hacerlos volar en su imaginación.

Crear estos dragones será muy sencillo, pues tan solo necesitaréis:

  • Dos tapones de corcho para cada dragón.
  • Seis palillos.
  • Cartulina de colores.

Con los dos tapones de corcho crearemos el cuerpo y la cabeza del dragón. Uno de los tapones se colocará en vertical mientras que el otro, para formar la cabeza, se pegará al extremo en forma horizontal.

El siguiente paso es crear sus brazos y piernas. Para ello, colocaremos cuatro palillos con la parte redondeada como base para apoyar en los pies y dos como brazos.

El último paso será crear ‘la piel’ del dragón. Para ello, utilizaremos las cartulinas de diferentes colores y recortaremos triángulos muy pequeños. De esta forma colocaremos tres en la espalda del dragón y otros tres en su cabeza.