Ir al zoo con los niños, un plan inolvidable.

Lorena González · 15 enero, 2019
Estas son las razones por las que debes ir al zoo con los niños

Llega el verano y los chicos está de vacaciones. Por otro lado, nosotros estamos ocupados con el trabajo y las obligaciones del hogar. Contamos con poco tiempo, pero llega el sábado. Es fin de semana el cielo está despejado y las energías están al mil por ciento.

ir al zoo

Tomamos a los niños y nos vamos de paseo, ¿pero, a dónde? Bien, necesitamos una opción agradable, divertida y diferente. El zoo es un lugar en donde necesitaremos solo una cámara y las ganas de estar cerca de la naturaleza. Seguramente, pasaremos un día inolvidable con los pequeños. De eso, estamos seguros.

De paseo al zoo

Cuando tenemos años sin visitar el zoo, al volver nos sentimos como si fuera la primera vez. Como los chavales, experimentamos hasta cierto grado de emoción y ganas de ver a los animalillos que allí se encuentran. Esos mismos que tanto atraen a los niños.

Y esto ocurre porque no les deja de sorprender aquel gorila gigante y peludo, o la jirafa con el cuello tan alto, o aquel elefante que definitivamente no se columpiará sobre la telaraña. En fin, estando en ese mundo mágico, los peques se dan cuenta de que los animales existen y no solo como personajes de dibujos animados y cuentos.

Visitar el zoo de Madrid es una excelente forma de pasar el tiempo con los peques alejados del bullicio de la ciudad y del abrumador acoso de la tecnología. Allí podremos caminar durante mucho tiempo disfrutando de la vista. Más aún, podremos disfrutar de la mirada de asombro e inocencia del niño que grita asombrado cada cinco minutos: “Mira, mamá”. Esta es una experiencia que no tiene precio.

Después de una semana de trabajo y dedicación, hacer este recorrido probablemente nos deje agotados. Pero, también felices y satisfechos de contemplar la sonrisa de nuestro hijo mientras conocía de primera mano el mundo natural. Por ello, no debemos dudar en brindarles este paseo que une a la familia al tiempo que sirve de aprendizaje.

5 consejos para visitar el zoo aquarium

Enseña a tus hijos a respetar las diferencias para fomentar su sentido de aceptación y solidaridad.

El zoo de Madrid es uno de los más extensos de nuestra España y cuenta con aproximadamente 500 especies y 4.000 animales. De ahí que haya que ir preparado para recorrer las 20  hectáreas de parque.

1. Compra las entradas con anterioridad

Gracias a los avances de la tecnología, podemos hacer las compras vía internet y disfrutar de descuentos y promociones que se presenten esa semana o el día que decidamos hacer nuestro paseo. Los pagos se realizarán por las vías habituales.

Además, el parque cuenta con un app de la que podremos descargar las entradas sin necesidad de imprimirlas. Solo debemos llegar a la entrada del parque y presentar la imagen de los tiques y tendremos el acceso. Otras de las ventajas de la app es que podremos saber todo sobre promociones, horarios, eventos y exhibiciones con las que cuenta el zoo.

2. Llega a primera hora

Si llegamos por la mañana, tendremos la oportunidad de disfrutar más del parque y de los animales que en esta época del año están más activas en horas muy tempranas del día. Además, dispondremos de mayor cantidad de tiempo para disfrutar de otras muchas atracciones que ofrece este fantástico lugar.

3. Sé previsora

Recordemos que el paseo es largo y que nos tomará bastante tiempo. Como en esta temporada del año el sol es un poco más fuerte, debemos echarle protector solar a los niños. Será necesario llevar un bote con agua, más zapatos y ropa cómoda para una larga caminata larga. Tampoco se nos puede olvidar llevar baterías de repuesto para nuestra cámara. Asimismo, el móvil deberá tener suficiente carga para podernos comunicar en caso de que haya alguna contingencia.

4. La comida

Si eres de aquellas personas a las que les gusta los días de campo o los pícnic, puedes llevar alimentos para comer en las zonas habilitadas para tal fin. Por ejemplo, las que están al frente del delfinario. O, en caso contrario, podrías visitar un restaurante de hamburguesas en tierra de gorilas o bien, el de comida mediterránea, donde te podrás sentar cómodamente a disfrutar de variedades de platos.

5. Comparte con los niños

Como las caminatas son muy largas, recomendamos aprovechar las horas de espectáculos en donde podemos tomar asiento y descansar mientras disfrutemos del show. Otra forma de disfrute es visitar el área de contacto donde nuestros pequeños podrán dar de comer a las cabras y jugar con los animales del lugar.

Por último, pasaremos por la tienda de recuerdos en busca de algún souvenir que traerá a nuestra memoria, cuando lo miremos en casa, los detalles de esta maravillosa experiencia.