3 recetas con tomate para niños

Corina González · 21 noviembre, 2018
A muchos niños no les gusta comer vegetales, y es por ello que las madres están siempre en la búsqueda de recetas novedosas, que les permitan introducir estos importantes alimentos en la dieta de los pequeños. Aquí te presentamos algunas alternativas.

A la hora de la comida, muchos padres entran en desesperación porque sus hijos no quieren comer verduras ni vegetales. Ante esta problemática tan común, hay que buscar opciones que nos permitan incorporar ciertos alimentos de manera diferente y gustosa. Por eso, aquí te presentamos tres deliciosas recetas con tomate para niños.

Con una buena presentación, se puede lograr llamar la atención del niño para que deguste de un nuevo menú. Poco a poco, el chico se adaptará y apreciará las bondades y los beneficios que ofrece el tomate. Con el paso del tiempo, le tomará un gusto tal que querrá comerlo todos los días.

Como todas las verduras, frutas y hortalizas —su clasificación presenta muchas controversias, pero ese es otro tema—, el tomate aporta vitaminas de los grupos A y D. Asimismo, cuenta con muchos minerales como el hierro, fósforo, magnesio, calcio, potasio y sodio; todos son muy importantes para el buen crecimiento de los pequeños.

Por otra parte, el tomate es ideal para prevenir el sobrepeso y la obesidad en los niños, ya que contiene un 90% de agua y, por ende, es muy poco calórico. Además, tiene una buena cantidad de fibra, lo que es excelente para combatir el estreñimiento.

En última instancia, su gran contenido de fósforo ayuda a la formación de los huesos y dientes, así como su alto contenido de potasio contribuye en la transmisión nerviosa y muscular.

Nutritivas y deliciosas recetas con tomate para niños

Ahora que ya conocemos las numerosas bondades de este famoso vegetal, podemos dar rienda suelta a la imaginación culinaria con estas ricas recetas con tomate para niños:

1. Crema de tomate

Ingredientes

  • 1/2 kilo de tomates
  • 1 patata mediana
  • 1 zanahoria pequeña
  • 2 cebollas
  • 4 hojas de acelgas
  • 2 tazas de agua o caldo de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación

  • Retirar la piel de los tomates y picarlos en trozos pequeños.
  • Lavar, retirar la piel y picar la patata, las zanahoria y las acelgas. Reservar.
  • Cortar la cebolla en cuadros pequeños.
  • Tomar la mitad de la cebolla y ponerla en una olla, con una cucharada de aceite de oliva.
  • Cuando esté blanda, introducir la patata, la zanahoria y las acelgas picadas y remover. Añadir el agua o el caldo y una vez estén blandas, retirar del fuego.
  • En otra olla, colocar el resto de la cebolla picada con la otra cucharada de aceite de oliva. Una vez transparenten, se le añaden los tomates picados y se dejan cocinar a fuego bajo por 20 minutos.
  • Añadir el caldo con las verduras al tomate y la cebolla que se han cocinado en el paso anterior y dejar cocinar por otros 10 minutos.
  • Licuar el contenido y degustar.

2. Arroz con tomate para niños pequeños

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco
  • 1/2 tomate rojo
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Albahaca u orégano en polvo

Preparación

  • En una olla, introducir dos tazas de agua por cada una de arroz y cocinar a fuego lento. Debe quedar con una textura muy blanda.
  • Servir el arroz en un plato hondo, tipo sopero.
  • Separar la piel de los tomates y rallar por encima del arroz caliente. Si se desea, se le pueden retirar las semillas.
  • Agregar una cucharada de aceite, sal y las especias en polvo.
  • Mezclar y degustar.
Las recetas con huevos son ricas en proteínas.

3. Brochetas de tomate cherry con crema de leche y queso

Ingredientes

  • 12 tomates Cherry
  • 100 gramos de crema de leche
  • 100 gramos de queso (a elección)
  • Orégano en polvo
  • Perejil finamente picado
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Palos de brocheta

“El tomate cuenta con muchos minerales como el hierro, fósforo, magnesio, calcio, potasio y sodio; todos son muy importantes para el buen crecimiento de los pequeños”

Preparación

  • Lavar y retirar la piel de los tomates cherry. Cortar la parte superior, de modo que se obtenga una especie de tapa, y luego retirar la pulpa del vegetal con cuidado.
  • Mezclar la crema de leche con el orégano, el perejil y una pizca de pimienta, hasta obtener una pasta cremosa.
  • Rellenar el interior de los tomate cherry con esta mezcla.
  • Pinchar los tomates rellenos en los palos de brocheta y colocar la tapa obtenida por el corte sin apretar demasiado.
  • Cortar tacos de queso y colocarlos encima de los tomates, pinchándolos en el palo.
  • Comer y disfrutar.

La creatividad siempre será nuestra fiel aliada desde el momento en el que nos convertimos en padres; ponerla en práctica para crear menús variados es fundamental si queremos implementar en casa una dieta balanceada, rica en vitamina y minerales.

Con estas deliciosas recetas con tomate para niños, seguramente este vegetal conseguirá un lugar privilegiado en el paladar de tus pequeños. Además, disfrutarán juntos en familia de agradables momentos en la cocina y a la hora de la comida.