¿Qué son las vitaminas emocionales para niños?

Naí Botello · 9 marzo, 2018
¿Conoces esta sencilla manera de motivar a tu hijo y reforzar tu autoestima? Te encantará conocer cómo funcionan las vitaminas emocionales para niños y sus múltiples beneficios.

El término vitaminas emocionales para niños es una frase que está apareciendo con mucha frecuencia en las guías de educación motivacional para padres.

Y es que el cuidado de la salud de nuestros hijos no radica exclusivamente en lo corporal, sino que una buena salud mental incluirá el cuidado de los aspectos emocionales que los ayudarán finalmente a convertirse en adultos integrales.

Partiendo de esta idea, expertos en el área idearon complementos para ayudar a fortalecer la salud mental de nuestros niños; entendiendo que aunque el amor y la comprensión están presentes, hacen falta dosis adicionales que suplementen los desgastes afectivos a los que se exponen día a día.

Las vitaminas emocionales puedes ofrecerlas de diversas formas, a modo de frases motivadoras, tarjetas con mensajes positivos, mensajes de textos a mitad del día o palabras de aliento antes de eventos importantes como exámenes o partidos de fútbol.

El objetivo de la creación de estas pastillas surge al reconocer que las actividades diarias y la competitividad en sociedad puede llenar a nuestros hijos de miedos, incertidumbres o bajar su autoestima.

A pesar de las dificultades que se les presenten, estas vitaminas administradas por sus padres y seres queridos estarán listas para ser consumidas y reforzar su autoestima y autoaceptación.

Vitaminas emocionales para niños

A continuación, desglosamos el contenido interno de las vitaminas emocionales, cómo administrarlas, indicaciones, posología, reacciones adversas, interacciones con otras muestras de amor y cómo nuestros niños pueden hacer uso de su dosis.

El apoyo de los padres a los niños hospitalizados es de gran relevancia para su bienestar.

Composición

Cada tableta de vitamina emocional contiene una frase motivadora para reforzar el ánimo de nuestros hijos. Están compuestas por palabras de afirmación, frases amorosas, estímulos para la autoaceptación y consejos morales y educativos.

Vía de administración y presentaciones

Existen varios modos de administrar las vitaminas emocionales. La más sencilla es por vía oral.

Todas las mañanas junto a los buenos días y un beso, puedes ofrecer una frase a tu hijo que lo motive a cumplir con las tareas pendientes en la escuela y que le recuerden lo mucho que lo quieren sus padres y familiares y lo genial que es tenerlo como miembro de la familia.

Al final del día también es un momento ideal, ya que podréis hablar con calma sobre las actividades que habéis hecho en la jornada y entonces podrás ofrecerle un mensaje que lo aliente a continuar con sus tareas.

Otra forma de presentación de las vitaminas es mediante productos comerciales en forma de tarjetas en las que escribir frases de motivación para niños y adolescentes, ya sea simplemente de tipo afectuoso y motivador o bien con mensajes de ánimo inspirados en la religión que se practique en casa.

“Puedes emplear el método que más te guste, o diseñar tu mismo el tipo de vitamina que necesite tu hijo según sus necesidades diarias”

Indicaciones

Indicado para la prevención y tratamiento de las deficiencias de energías emocionales y afectivas en niños de todas las edades.

Posología

De cinco (5) a diez (10) vitaminas emocionales al día. Se puede exceder sin problemas la dosis recomendada.

Reacciones adversas

No se ha determinado ninguna contraindicación al uso de vitaminas emocionales. De hecho, es un tipo de vitaminas cuya sobredosis eleva a los pacientes a un absoluto estado de bienestar mental que se refleja en su desenvolvimiento diario.

Interacciones

El empleo de vitaminas emocionales puede complementarse con abrazos, besos, gestos, caricias, risas, aplausos, sonrisas, canciones que eleven el ánimo, películas con mensajes motivadores, tarjetas, mensajes de textos, cartas y cualquier medio que permita comunicar frases que eleven el ánimo de los niños.

Esto puede producir que recibamos también de regreso muchas de las expresiones de amor antes descritas.

Las vitaminas emocionales para niños les ayudan a mejorar su autoestima.

Almacenamiento

“Manténgase siempre al alcance de los niños”. Enséñales a tus hijos qué significan las vitaminas emocionales para que ellos también puedan administrarlas a sus hermanos, amigos, profesores y, por qué no, también a vosotros.

Esto se traducirá en niños felices que entenderán el valor tan potente de las palabras afectuosas y los consejos para subir el ánimo.

Recomendaciones finales

Las vitaminas emocionales se consiguen de manera gratuita sin prescripción facultativa. Como te hemos indicado anteriormente puedes diseñarlas según las necesidades de tus hijos.

Y para mantener su equilibrio correcto, alimenta a tus hijos sanamente para que se sientan también fuertes y enérgicos.