3 proyectos divertidos para hacer con los niños

07 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
A los niños les encanta experimentar con diferentes materiales. Con estos proyectos divertidos, se lo pasarán genial y, además, se sentirán orgullosos cuando vean su proyecto terminado.

Como madre, sé lo importante que es pasar tiempo con mi hijo y lo que le gusta que nos pongamos a hacer manualidades, alguna de las cuales él, después, incorpora a sus juegos. Por ello, a continuación, voy a explicar algunos de los proyectos divertidos que podéis hacer junto a vuestros hijos y que estimularán su creatividad y su desarrollo de la psicomotricidad fina.

Antes de empezar, has de tener en cuenta que hay ciertas herramientas que se requieren para llevar a cabo esta actividad que solo podemos utilizar los padres, por ejemplo, la pistola de silicona caliente. Todos los proyectos que aquí describo son para hacerlos juntos, nunca debemos dejar solos a los niños.

Así pues, solo tienes que preparar algunas herramientas y materiales que seguro que tendrás por casa para realizar estos proyectos divertidos. ¿Empezamos?

Proyectos divertidos para hacer con los niños

Oveja hecha de algodón, uno de los proyectos divertidos para hacer con los niños.

Oveja de algodón

Materiales necesarios:

  • 2 huevos de plástico, de los que llevan sorpresa dentro (uno más grande y otro más pequeño).
  • Bolitas de algodón (alrededor de 50-55).
  • Palitos de Chupa Chups o piruleta.
  • Rotulador negro permanente.
  • Cinta adhesiva negra o decorativa, algo gusto.
  • Bastoncillos de algodón.
  • Pistola de silicona.
  • Cola blanca.
  • Ojos de plástico. También se pueden hacer con fieltro blanco y encima otro negro.

Paso a paso:

  1. Tomaremos el huevo grande e iremos pegando las bolitas de algodón que ya tenemos hechas. Después, lo dejamos secar.
  2. Las piernas las haremos con los palitos de Chupa Chups y los pintaremos con el permanente negro. A continuación, las pegaremos en forma de V en la parte delantera del huevo y también en la trasera.
  3. La cabeza la haremos con el huevo pequeño, que cubriremos con trozos de la cinta adhesiva negra o la que hayamos elegido.
  4. Con los bastoncillos, cogeremos las puntas que tienen algodón y también las cubriremos con la cinta adhesiva; estas serán las orejas de la oveja y las pegaremos a los lados de la cabeza. Así, pegaremos también en la parte de arriba de la cabeza unas bolitas de algodón y uniremos la cabeza y el cuerpo con la pistola de silicona.
  5. Por último, uniremos los ojos con la silicona para tener lista nuestra ovejita, que seguro que a nuestro niño le encantará.

Pinzas para dejar mensajes para toda la familia

 Materiales que necesitaremos:

  • Pinzas de madera de las de tender la ropa (una por cada miembro de la familia).
  • Rotuladores de punta fina.
  • Imanes.
  • Círculos de cartón, tamaño grande, mediano y pequeño.
  • Lana o hilo de bordar, para el pelo de nuestros miembros de la familia.
  • Tijeras.
  • Cola.
  • Cintas variadas.
  • Palillo de dientes.

Paso a paso:

  1. Colorearemos cada una de las pinzas como más nos guste y también los círculos de cartón, que serán las caritas de nuestros miembros de la familia. Los círculos grandes serán los papás y los pequeños, los niños.
  2. Haremos el pelo de nuestra familia enrollando lana o hilo de bordar y lo pegaremos en la parte de arriba de la carita que hemos pintado.
    Animal hecho con pinzas de ropa.
  3. Con las cintas variadas, haremos una corbata para papá. Para ello, atamos un nudo en un trozo de cinta y luego en la parte de abajo le daremos la forma de la corbata. Esto lo pegaremos bajo la cara de papá
  4. Podemos hacer algún lazo si es niña o una piruleta si es niño, como elemento decorativo. La piruleta la haremos pintado una espiral en un círculo pequeño de cartón y poniendo de rabito un trozo de palillo.
  5. Por último, pegaremos en la parte de atrás nuestros imanes, que pondremos en la nevera y, así, podremos dejar mensajes para cada miembro de la familia.

Corona de fieltro reversible

Con esta corona, tu pequeño será el rey de sus juegos, y, participando en su realización, se sentirá implicado y la hará a su gusto. ¡Comenzamos!

Materiales que necesitamos

  • Fieltro grueso del color que deseemos.
  • Tijeras.
  • Cinta decorativa de tela del color y estampado que nos guste, entre 1 y 2 cm de ancho.
  • Cola blanca.
  • Pintura acrílica.
  • Corcho de botella de vino.

Paso a paso:

  1. Cortaremos un trozo de fieltro de unos 10 o 15 cm de alto y lo suficientemente largo como para que rodee la cabeza de nuestro niño. La parte superior del fieltro la cortaremos haciendo picos, como los que tienen las coronas.
  2. Ahora, trabajaremos, por una parte, de la corona, en la que pondremos las cintas decorativas a nuestro gusto; una forma de hacerlo es ir rodeando los picos de nuestra corona hasta llegar abajo, haciendo zigzag. Así, se irán formando unos rombos.
  3. Por otra parte, podemos coger el corcho y mojar en la pintura acrílica que más nos guste e ir estampando sellos por toda la corona para crear los diseños que más nos gusten.
  4. Después, pega los bordes de la corona de fieltro. Así, cuando se aburra, podrá darle la vuelta y ¡tendrá dos coronas en una!

Los proyectos divertidos son una buena opción para aprender y entretenerse

Seguro que estos proyectos divertidos serán del agrado de tu hijo. Con ellos, los padres podemos compartir momentos juntos a la vez que nuestros niños disfrutan participando y viendo cómo consiguen obtener cosas muy chulas con materiales sencillos. ¡Manos a la obra y a hacer vuestras obras de arte!