3 cosas que podrían causar mucho daño a los bebés

Aunque parezca inofensivo, hay algunas cosas que no se pueden hacer con los bebés. A continuación nombraremos tres acciones que la mayoría de los padres practican muy a menudo con sus hijos. Es importante estar enterados de los graves daños que esto podría causar, para evitarlo en todo momento.

Cosas que harán daño a un bebé

Tirarlos de los brazos

Es frecuente observar que entre padres se torne una costumbre tirar de los brazos a los niños. Puede ser para levantarlos, ya sea del suelo o de la cuna, quizá para jugar al avioncito o columpiarlos.

Los niños menores de 4 años tienen las articulaciones delicadas, pueden correr el riesgo de dislocarse. Aunque no lo hacen con mala intención, los movimientos bruscos y los tirones pueden causar graves lesiones. La luxación de codo y de hombro son las lesiones más comunes que se pueden observar en estos casos.

Con respecto a la luxación de codo, también llamado codo extraído o codo de niñera, es la dislocación de la cabeza del radio. Este  hueso junto al cúbito forma el antebrazo, esta lesión es muy dolorosa que impide el doble y giro del brazo. Se recomienda atención de emergencias para que el médico pueda hacerle flexionar el hueso hasta su posición normal.

Por su parte, la luxación de hombro es la que mayormente se observa en los niños menores de 4 años. Al levantar al niño, el peso de este puede provocar la dislocación de la cabeza del húmero de la cavidad de la escápula. Sin embargo, también se puede provocar por alguna caída.

Vale la pena mencionar que se debe tener mucho cuidado, ya que después de una luxación es probable que el codo u hombro se salga fácilmente al estirar el brazo. Lo más recomendable y seguro es agarrarlos suavemente de las axilas cuando se vaya a levantar o jugar con ellos.

Lanzarlos al aire

1e908f319828bbb0e974423d19a56469

Lanzar a un bebé al aire implica muchos riesgos, entre estos destacamos.

  • Tensión en el cuello. Comúnmente, el control de la cabeza del bebé empieza a desarrollarse a los 4 meses de nacido. Al levantar al niño al aire se le puede provocar tensiones o tirones del cuello que su cabecita no podría aguantar apropiadamente.
  • Caídas. Es posible que el responsable no sea capaz de atraparlo y caiga al suelo dándose un fuerte golpe. Una pequeña caída puede causar problemas como fracturas, hematomas, sangrado interno. No obstante, una caída larga en una superficie dura puede provocar que estos problemas sean más severos.
  • Síndrome del bebé agitado. Columpiar o balancear suavemente al bebé no debería ser riesgosos. Sin embargo, lanzarlo al aire funciona igual que una fuerte sacudida. El resultado puede ser un bebé agitado, cuyo principal riesgo es un trauma en los huesos, cerebro u ojos.

Sacudirlos

Es fundamental mencionar que jamás se debe sacudir a un niño. Es probable que algunas personas intenten calmar el llanto del bebé sacudiéndolo. Sin embargo, las sacudidas son muy peligrosas para los pequeños, pues su cerebro puede ser golpeado por el cráneo, que está muy cerca.

Además, los músculos del cuello son débiles y la cabeza grande y pesada. Al sacudirlo provocan que el cerebro se mueva dentro del cráneo. El resultado es que el bebé puede sufrir contusiones, hemorragias o hinchazón, que causaría daños cerebrales graves, inclusive la muerte.

a5dd7936efc6474d0dcfea972b7d0e78

El síndrome del bebé sacudido es un tipo de traumatismo o lesión cerebral que ocurre cuando se sacude bruscamente a un niño pequeño. Esto ocurre a menudo en bebés hasta de un año de edad, con mayor riesgo de dos a cuatro meses de nacido.

Síntomas del síndrome del bebé sacudido

  • Irritabilidad extrema
  • Convulsiones
  • Vómitos
  • Letargo (cansancio extremo, falta de movimiento, inhabilidad para mantenerse despierto)
  • Piel pálida o azulada
  • Temblores
  • Problemas respiratorios
  • Contusiones
  • Estado de inconsciencia o coma

Consecuencias del síndrome del bebé sacudido

  • Daño permanente en el cerebro
  • Ceguera
  • Pérdida auditiva
  • Trastornos del habla y del aprendizaje
  • Retraso mental
  • Daños en el cuello o en la espina dorsal 
  • Muerte

 

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar