3 beneficios de consumir pistachos en el embarazo

El consumo de pistachos garantiza un adecuado aporte de fibra, calcio y proteínas necesarias para asegurar el correcto desarrollo del feto y el mantenimiento de la salud de la madre.
3 beneficios de consumir pistachos en el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 05 Marzo, 2021.

Última actualización: 05 Marzo, 2021

Consumir pistachos en el embarazo resulta recomendable. Estos alimentos cuentan con una elevada densidad nutricional, por lo que aportan sustancias esenciales para asegurar el buen funcionamiento del cuerpo humano. Teniendo en cuenta que las mujeres embarazadas necesitan un aporte de nutrientes mayor, es importante introducir frutos secos en su dieta.

Antes de comenzar, hemos de desatacar que es fundamental asegurar la variedad en la alimentación de las mujeres en etapa de gestación. De esta forma, se reduce el riesgo de déficits, por lo que se mejorará el desarrollo del feto. Aun así, suele estar recomendado también incluir ciertos suplementos, como los de ácidos fólico.

Beneficios de consumir pistachos en el embarazo

Vamos a comentar los principales beneficios de consumir pistachos en el embarazo, así como la posición de los expertos al respecto.

Mujer comiendo pistachos en el embarazo.

Mejor control de las glucemias

Una de las patologías frecuentes que sufren las embarazadas es la diabetes gestacional. Se trata un problema de control de las glucemias que cuenta con un carácter transitorio. A menudo está propiciado por una mala alimentación, aunque existen condicionante genéticos que predisponen.

En este sentido, conviene incluir en la dieta alimentos con un bajo aporte de carbohidratos que ayuden a controlar los niveles de azúcar en sangre. Los pistachos serían un excelente ejemplo. Cuentan con proteínas y con grasas necesarias en el embarazo, pero su contenido en azúcares es escaso.

Menor riesgo de estreñimiento

Otro de los problemas comunes de las mujeres embarazadas es el estreñimiento. Si bien este puede presentarse en cualquier etapa de la vida, se enfatiza durante el periodo de gestación. La buena noticia es que cuenta con un buen manejo dietético, sin necesidad de recurrir a la farmacología.

Uno de los pilares nutricionales en el tratamiento del estreñimiento es el consumo de fibra, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Alimentary Pharmacology & TherapeuticsLos pistachos, al igual que el resto de los alimentos del reino vegetal, destacan por su concentración en esta sustancia.

No solo es capaz de incrementar el volumen del bolo fecal mejorando el tránsito, sino que su ingesta se relaciona con un menor riesgo de desarrollar patologías crónicas intestinales, como el cáncer de colon.

Mayor densidad ósea y desarrollo del esqueleto del feto

El calcio es uno de los nutrientes más determinantes a la hora de hablar de salud ósea. Tanto para la madre como para el feto será importante. En el caso de la madre, un buen aporte del mineral reduce significativamente el riesgo de desarrollar osteoporosis o de sufrir fracturas durante la edad adulta. Así lo evidencia un estudio publicado en Nutrients.

Por su parte, el nutriente contribuirá a la correcta evolución de la masa ósea en el feto. Es importante que el esqueleto cuente con una buena densidad durante las primeras etapas de la vida, para asegurar, así, una buena formación de la estructura. Si no existe un aporte adecuado del nutriente, se incrementa el riesgo de sufrir problemas estructurales.

Cabe destacar que el calcio depende de la vitamina D para su absorción. Por ello, es importante asegurar que la madre cuenta con niveles adecuados de la misma. Con este objetivo se debe favorecer la exposición a la luz solar, o el consumo de suplementos si el médico lo considera oportuno.

Contraindicaciones de los pistachos en el embarazo

El consumo de pistachos no presenta ningún efecto secundario, salvo que exista una alergia a los mismos. Desarrollar procesos de hipersensibilidad a los frutos secos es relativamente frecuente y estos suelen cursar con anafilaxia cuando se produce una exposición al antígeno.

Por este motivo, si nunca has comido pistachos, no te recomendamos que comiences a hacerlo durante el embarazo. Experimentar una reacción alérgica en este momento podría poner en riesgo la vida del feto. Si, por el contrario, no presentas ninguna alergia a los frutos secos, podrás incluirlos en la dieta sin ningún tipo de riesgo.

Cuenco de pistachos.

Los pistachos resultan beneficiosos en el embarazo

Como has podido comprobar, el consumo de pistachos se considera beneficioso en el embarazo. Estos alimentos pertenecen al grupo de los frutos secos, considerados como saludables y recomendables para casi todo el mundo.

Además, los pistachos presentan una gran ventaja, y esa su versatilidad. Se pueden incluir en ensaladas, en algunas salsas, en batidos, aunque también se pueden ingerir al natural. En este sentido, te recomendamos que valores comerlos en los refrigerios de media mañana o en la merienda.

De todos modos, no te olvides de que su presencia en la dieta ha de ser moderada. Son alimentos energéticos debido a su contenido en lípidos. Excederse en su consumo podría promover ganancia de peso graso.

Te podría interesar...
Alergia a las picaduras en bebés y niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Alergia a las picaduras en bebés y niños

Tener alergia a las picaduras en bebés y niños es una situación habitual de observar. Manejarla de la manera correcta y rápida es lo ideal.



  • Christodoulides S, Dimidi E, Fragkos KC, Farmer AD, Whelan K, Scott SM. Systematic review with meta-analysis: effect of fibre supplementation on chronic idiopathic constipation in adults. Aliment Pharmacol Ther. 2016 Jul;44(2):103-16
  • Vannucci L, Fossi C, Quattrini S, Guasti L, Pampaloni B, Gronchi G, Giusti F, Romagnoli C, Cianferotti L, Marcucci G, Brandi ML. Calcium Intake in Bone Health: A Focus on Calcium-Rich Mineral Waters. Nutrients. 2018 Dec 5;10(12):1930.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.