11 cosas que debes llevar a la piscina para tu bebé

Antes de llevar a tú bebé a la piscina, debes organizar una lista de artículos que serán de gran utilidad para él en ese lugar. Es importante escoger entre lo que realmente le será útil y de lo que puedes prescindir.

Establecer una lista de cosas que debes llevar a la piscina para tu bebé te hará mucho más fácil y divertido tu día de sol. Cuando se sale de casa con el pequeño, es conviene tener a la mano los implementos para cuidar sus necesidades básicas, pero también hay artículos extra que serían de gran utilidad.

En muchos casos, no es necesario comprar nada; muchas de las que necesitamos son cosas que tenemos en casa, por lo que evitamos un gasto inútil si preparamos nuestra salida con suficiente antelación.

Llevar objetos en exceso vuelve incómodo el viaje mejor preparado; demasiadas cosas significan más preocupaciones. Entonces, hacer una selección inteligente de lo que necesitamos nos será de gran utilidad.

Las cosas que debes llevar a la piscina para tú bebé varían según su edad, la época, el lugar de esparcimiento, los medios de transporte —carro particular, buses, entre otros— y el tiempo que estarás afuera de casa.

Cosas que debes llevar a la piscina para tu bebé

1. Protector solar

Es un artículo de suma importancia y que no debes olvidar por nada del mundo; es lo primero que debes meter a la bolsa. Proteger la piel de tú bebé siempre será la prioridad. Los cuidados específicos dependen de su edad.

A partir de los seis meses es cuando el especialista recomienda exponer la piel del bebé al sol, antes no. Por ese motivo, debes aplicar un protector con factor 50 cada dos horas o cuando observes que no tiene el aspecto blanquecino en su piel; este producto suele escurrirse cuando lo secas o bañas.

2. Gorro

Para proteger su cabeza del sol, lo más conveniente es llevar un gorro. Si es de tela de algodón, mucho mejor; recuerda que, hasta los dos años de edad, esa parte de su cuerpo aún se encuentra sensible. Además, le resulta fresco y su sudoración es menor.

3. Flotadores

Bajo la supervisión de sus padres o responsables, el chiquillo puede disfrutar de un baño de piscina. Una medida de seguridad esencial es colocarle, antes del chapuzón, unos flotadores acordes a su edad y contextura.

La matronación presenta actividades acuáticas para bebés y padres.

 4. Juguetes

No todo el tiempo el bebé estará disfrutando del agua dentro de la piscina; es necesario llevar ciertos juguetes para su esparcimiento. El uso de pelotas debe limitarse a un rato. Si es muy pequeño, el niño no tiene control sobre esta y puede caer a la piscina intentando buscarla.

Se pueden llevar a la piscina los mismos juguetes que utiliza en casa, que sean de fácil manejo y que ya esté familiarizados con ellos. Selecciona, preferiblemente, aquellos que sean de plástico. 

5. Toalla

Imposible que pueda faltar este lienzo de gran utilidad; es necesario que lleves al menos dos. Utilizarás una para secar a tú bebé al terminar de disfrutar en la piscina y la otra por si debes colocarla en el piso a tu lado para que se entretenga jugando.

6. Agua potable

Se trata de un líquido vital que no debe faltar en ningún momento, mucho menos a la hora de llevar a tu bebé a un día de sol y esparcimiento. Suministrándola con frecuencia, evitarás su deshidratación. Además, el agua es más saludable que las gaseosas o bebidas con colorantes, perjudiciales para el chiquillo.

7.- Porciones de comida

Es importantísimo incluir el biberón. No obstante, deberás prepararlo justo en el momento en que el bebé lo ingiera para que no se descomponga; además, todo debe estar esterilizado previamente.

Asimismo, debes complementar la vianda con cereal, galletas y frutas que ayudarán a hidratar al pequeño.

“A partir de los seis meses es cuando el especialista recomienda exponer la piel del bebé al sol, antes no. Siempre debes colocarle protector solar”

8. Ropa limpia

Hay que llevar una muda extra completa de ropa. Se recomienda no utilizar las mismas prendas de vestir con las que el niño llegó a la piscina, ya que están sudadas y, probablemente, sucias. Deberán estar impecables y colocarse al momento de retornar a casa; así, el bebé se sentirá fresco y relajado.

9. Traje de baño

Si es niña, lo mejor es que utilice un traje de baño entero y no de dos piezas. De esta manera se sentirá más cómoda y estará mejor protegida de los rayos solares.

Se pueden incluir en ambos —niños y niñas— las sudaderas playeras, que les protegen del sol y sirven como traje de baño.

10. Loción refrescante

Una vez terminado el día de esparcimiento, tienes que colocar loción refrescante en el cuerpo del bebé. Esto le ayudará a hidratar un poco la piel que ha estado expuesta a los químicos de la piscina y al sol. La sensación de estar fresco e hidratado le encantará a tu pequeño.

Las cosas que debes llevar a la piscina para tu bebé dependerán de la edad que tenga tu pequeño.

11. Piscinas inflables

Al acudir a la piscina con una criatura con menos de seis meses, lo más recomendable es llevar una piscina inflable de poco tamaño. Con este útil y seguro inflable, el bebé se familiarizará con el agua sin que sienta temor luego al sumergirse en ella; además, estará al cuidado directo y cercano de sus padres.

Como mencionamos antes, las cosas que debes llevar a la piscina para tu bebé dependerán de la edad que tenga tu pequeño. Lo que sí debes recordar siempre es manejar con certeza el binomio entre la protección y la diversión.

Con las cosas más esenciales, pueden disfrutar tú y el bebé de un encuentro refrescante en la piscina que les encantará y, como se te hará tan fácil, de seguro lo repetirás con mucha frecuencia.

Categorías: Consejos para cuidar a tu bebé Etiquetas:
Te puede gustar