11 consejos para prevenir el abuso sexual en niños

El abuso sexual infantil no distingue fronteras, edades ni épocas. Es un delito que se comete desde hace mucho tiempo y no cesa. Aprendamos a proteger a nuestros pequeños de este peligro que los acecha.
11 consejos para prevenir el abuso sexual en niños
Marisol Rendón Manrique

Escrito y verificado por la maestra Marisol Rendón Manrique.

Última actualización: 16 abril, 2022

Desde que tus hijos son pequeños empiezas a enseñarles que deben cuidarse de los peligros, como el fuego, los objetos cortantes, los autos de la calle y mucho más. Pero, ¿alguna vez te has dado a la tarea de brindarles herramientas para prevenir una situación de abuso sexual?

En el caso de que la respuesta sea no, debes saber que el momento de hacerlo es hoy. Pues, aunque pienses que todavía son pequeños para comprender ciertas cuestiones, no lo son. Así mismo, es importante conocer que las estadísticas internacionales indican que 1 de cada 5 niños sufre de abuso sexual en la infancia y que en el 90 % de los casos, los abusadores son personas conocidas por el niño y su entorno.

Y lo que es aún más estremecedor, en 1 de cada 3 casos el abuso es cometido por un familiar del menor. Entonces, ¿qué esperas para tomar cartas sobre el asunto y enseñarles a tus hijos a preservarse de este enorme peligro que los acecha? A continuación, te contamos cómo hacerlo. ¡No dejes de leer!

Lo que debes saber acerca del abuso sexual infantil

Aunque hoy intentemos visibilizarla más, esta problemática es de larga data. De hecho, en algunas eras fue una práctica de algún modo naturalizada en la sociedad. Pero lo cierto es que el abuso sexual infantil es un delito penado por ley y además, la huella de un trauma imborrable para el resto de la vida de esa persona.

Antes de empezar a contarte cómo prevenirlo, es importante que sepas en qué consiste. Pues si bien el abuso es abuso en cualquier circunstancia, el infantil tiene algunas peculiaridades que debemos destacar:

  • El abuso sexual es un tipo de violencia sexual, en la que se utiliza a otra persona para la propia satisfacción sexual o la de otros, sin su consentimiento. Es importante saber que para consentir se requiere de cierta madurez psíquica y mental, que muchas veces está ausente en los menores abusados.
  • En general, el abuso sexual se consigue a través de la fuerza o de la coacción, pero en el caso de los niños el mecanismo más utilizado es la persuasión. Se aprovecha del niño a expensas del rol de autoridad que tiene sobre él y de la relación de confianza que se ha gestado entre ellos.
  • El abusador suele ser alguien mayor que la víctima, ya sea física o mentalmente. En general, es alguien de la confianza del niño o que busca ganársela a cambio de objetos o beneficios.
  • Para perpetuar el abuso, el delincuente hace un “pacto de silencio” con el menor. A veces bajo amenazas, pero otras veces como parte de un secreto compartido entre los dos.
  • El abuso sexual infantil puede llevarse a cabo de distintas maneras: a través del contacto físico (tocar los genitales del menor o pedirle que se los toque al abusador, besos o caricias en zonas íntimas), visual (mostrarle pornografía o los genitales del mayor, difundir fotografías del cuerpo del niño desnudo) o verbal (como el grooming o el sexting).
  • Este tipo de delitos puede llevarse a cabo por cualquier persona, en cualquier sitio y en cualquier momento.

Identificar el abuso sexual en niños

Otro tema importante antes de hablar sobre prevenir el abuso sexual en los niños es su identificación adecuada. Por desgracia, los niños más pequeños no son conscientes cuando sufren de un abuso sexual, por lo que es una situación difícil de identificar. El abusador se vale de la inocencia del pequeño y le hace creer que se trata de un simple juego o que no ocurre nada malo.

No obstante, el abuso sexual no deja de ser un hecho traumático para tu hijo, por lo que se puede manifestar a través de algunas señales muy sutiles. En este sentido, es necesaria la identificación oportuna de estas señales y actuar en consecuencia lo antes posible. Dentro de las señales del abuso sexual infantil destacan las siguientes:

  • Pesadillas y trastornos del sueño.
  • Miedo generalizado e irracional ante la presencia de ciertas personas.
  • Problemas para comer.
  • Trastornos depresivos e ideas suicidas.
  • Cambios en el rendimiento escolar.
  • Aislamiento y agresividad.
  • Conocimiento y términos sexuales inapropiados para la edad.
  • Dificultad para expresar sus sentimientos.

¿Dónde buscar ayuda?

Después de identificar el problema, es necesario buscar ayuda para afrontar la situación de la mejor forma posible. En este sentido, siempre se debe acudir a los servicios oficiales y bajo ninguna circunstancia se debe tomar justicia por cuenta propia. Dentro de los organismos encargados de brindar ayuda en estos casos destacan los siguientes:

  • Servicio de emergencia nacional, cuyo número puede variar dependiendo de la región.
  • Unidad de delitos sexuales.
  • Fiscalía.
  • Comisaría de familia.
  • Estaciones de policía.
  • Clínicas y hospitales.

También debes tener en cuenta que tanto tú como tu hijo necesitarán terapia psicológica para superar esta situación y evitar futuras repercusiones. Ninguno de los 2 deberá sentir vergüenza por lo ocurrido, ya que el único culpable será el abusador.

Cómo prevenir el abuso sexual en niños

Desde el momento en el que nuestros hijos nacen, están expuestos a este y otros tipos de peligros. No obstante, alarmarnos por demás y sobreprotegerlos también puede resultar nocivo para ellos. Debemos ser conscientes de que no vamos a poder supervisarlos todo el tiempo y que tenemos que aprender delegar el cuidado en otras personas.

Por eso, es importante hablar con ellos acerca de esta problemática, de una forma en la que puedan comprenderla sin asustarse. No es cuestión de que le teman a todo aquel que los rodea, pero sí que aprendan a detectar aquellas situaciones “raras” y puedan hacer valer su voluntad cuando alguien intente vulnerar sus derechos.

Es importante enseñarles a nuestros niños desde edades tempranas que su cuerpo es suyo y que el afecto sincero es aquel que se ofrece con respeto, de forma cariñosa y sin necesidad de esconderse.

A continuación, te vamos a compartir algunos consejos para que aprendas a abordar esta problemática con tus hijos. Recuerda que el momento para aprender a cuidarse es hoy.

1. Comienza a hablarles pronto sobre las partes de su cuerpo

Usa los nombres propios de las partes del cuerpo (sin sobrenombres) y enséñales cómo están constituidas. Cuando un niño se sienta en confianza para nombrar las partes de su cuerpo, también tendrá la confianza para contarte si le ha sucedido algo inapropiado. Recuerda que esto puede ser considerado para él como una amenaza.

“Los niños adivinan qué personas los aman. Es un don natural que con el tiempo se pierde”.

-Charles Paul de Kock-

2. Dales a entender que algunas partes de su cuerpo son privadas

Cuéntales que hay partes del cuerpo que no deben ser vistas por todas las personas. Explícales que en ocasiones será necesario que los padres y el doctor las revisen, pero siempre bajo los límites sanos y permitidos.

No está de más recordarles a diario que su cuerpo es suyo, pues una única intervención es insuficiente para inculcarles este aprendizaje. Busca momentos o circunstancias cotidianas (como el momento del baño o el cambio de pañales) y aborda el tema de una forma casual y con el lenguaje apropiado.

3. Ayúdales a establecer límites

Desde pequeños, los niños deben saber que nadie debe tocar sus partes privadas ni pedirles a ellos tocar las de alguien más. A menudo los padres olvidan la segunda parte de esta premisa y es, precisamente, como empiezan muchos casos de abuso: el perpetrador le pide al niño que tenga contacto con su cuerpo.

Otro tema no menor es enseñarles a decir que no. Aunque parezca algo menor, es importante respetar su voluntad cuando no desean besar a un familiar al llegar a algún sitio o recibir un abrazo de alguien querido. Debemos hacer valer su voluntad y ser consecuentes con nuestros mensajes todo el tiempo.

prevenir el abuso sexual

4. Diles que los secretos sobre el cuerpo no están permitidos

En la mayoría de los casos de abuso sexual contra niños y adolescentes, el abusador pide u obliga a la víctima a mantener la situación en secreto. Si bien las amenazas existen, en general el delincuente se aprovecha de la confianza que le ha otorgado el menor y lo manipula.

Lo más recomendable para evitar esto y prevenir el abuso sexual en niños es decirles que absolutamente nadie debe llevarlos a mantener secretos sobre su cuerpo.

Así mismo, es importante remarcarles que las muestras de cariño sinceras no se esconden, pues no tienen nada malo que ocultar. Quien les pida mantener contacto en secreto, no desea brindarles afecto verdadero.

5. Establece un código con tus hijos que puedan usar en una situación incómoda

Usa una palabra o una frase clave que te dé una señal de alerta de que tus hijos se sienten inseguros o incómodos con una persona o un lugar. Y cuando ellos te lo manifiesten, sé consecuente con el acuerdo pactado y retíralos de esa situación de inmediato.

6. Asegúrales que nunca habrá regaños si te cuentan un secreto sobre su cuerpo

Muchos niños no les dicen a sus padres que son víctimas de algún tipo de abuso o contacto inapropiado porque piensan que sus padres les regañarán. Recuérdales que siempre pueden confiar en ti y que nada de lo que te cuenten los meterá en problemas. Incluso, explícales que ellos no son responsables de lo que acontece y que el único culpable es quien abusa de ellos.

7. Tómate el tiempo de conocer a las personas que rodean a tus hijos

Es conveniente que sepas quiénes son sus amigos, sus maestros, los padres de los niños a los que visitan con frecuencia y cualquier persona con la que tenga relación habitualmente. De esta forma tendrás una idea más clara del contexto con el que conviven tus hijos y podrás delegar los cuidados en aquellas personas en quienes confías.

8. Ten cuidado con los medios de comunicación

Actualmente, es bastante común ver noticias y publicaciones acerca del abuso infantil. Los niños no están completamente ajenos a ellas y ante esta situación, debes explicarles de qué se trata y cómo deberían actuar si algo similar llegara a sucederles.

prevenir el abuso sexual

9. Escoge cuidadosamente a las personas que quedan al cuidado de los menores

Ya sea una escuela nueva, una niñera o una clase adicional, es fundamental que te informes bien y que establezcas contacto con la persona que queda a cargo de tu hijo.

10. Muéstrales interés por su vida cotidiana

Busca el momento preciso para preguntarles qué tal estuvo su día, con quién compartieron, qué actividades realizaron y si se encuentran bien emocional y físicamente. Construir cercanía y confianza ayuda a que tus hijos puedan hablar abiertamente de cualquier tema contigo.

11. Enseña a tus hijos a no recibir regalos a cambio de favores

Es vital sembrar fuertes valores en los niños desde edades tempranas para que puedan diferenciar las situaciones que podrían ponerlo en peligro. Una recomendación clave es aclarar a los niños que no deben realizar tareas, favores o actividades con extraños a cambio de ningún tipo de recompensa. De igual forma, es indispensable que aprendan a comunicar estos hechos a sus padres.

Algunos consejos extras

Si bien ya te hemos mencionado 11 consejos que te ayudarán a prevenir el abuso sexual en los niños, aquí tienes algunos consejos extras que también puedes poner en práctica:

  • Habla con los pequeños sobre los riesgos que los rodean.
  • Siempre debes estar pendiente durante las salidas al parque o a la casa de los amigos.
  • Enséñale el número telefónico de las personas de confianza a los pequeños.
  • No envíes a los niños pequeños a hacer mandados solos.
  • Supervisa los sitios web que frecuenta el pequeño.
  • Establece la diferencia entre secretos buenos y malos.
  • Dile al niño que nadi debe fotografiar sus partes íntimas.

Eduquemos a las nuevas generaciones para prevenir el abuso sexual infantil

El abuso sexual infantil es una realidad que no está tan aislada como podemos pensar o como deseamos que sea. Por eso, es tan importante que nos dediquemos a formar niños y adolescentes seguros y preparados para enfrentarse a estas circunstancias.

Enseñar el cuidado del propio cuerpo es fundamental para prevenir cualquier tipo de violencia sexual. Así mismo, mantener una comunicación estrecha con los hijos y procurar tener siempre un rato disponible para conversar, para resolver sus dudas y estar al tanto de lo que les sucede. Recuerda que prevenir el abuso sexual en niños también es combatir la falta de información y de comunicación en la familia.

Te podría interesar...
5 enseñanzas para que tus hijos eviten el abuso infantil
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 enseñanzas para que tus hijos eviten el abuso infantil

El abuso infantil es una realidad que tiende a acrecentarse año tras año. Por eso, en este artículo compartimos las 5 enseñanzas para prevenir a tu...