Cómo enseñar a los niños que nadie puede tocar su cuerpo

Es muy importante enseñar a los niños la importancia de que nadie toque su cuerpo y de que ellos tampoco deben tocar el de los demás.

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 01 Febrero, 2021.

Última actualización: 01 Febrero, 2021

Como padre o madre, sabrás que un riesgo habitual es todo lo relacionado con la sexualidad y los niños. Desde que son pequeños, los chicos deben aprender a protegerse de situaciones peligrosas y, por eso, has de saber cómo enseñar a los niños que nadie puede tocar su cuerpo.

Te preocupas a diario por la salud mental, emocional y física de tus hijos, y por eso también debes otorgarles las herramientas necesarias para que pueda protegerse de situaciones peligrosas en su vida. En este sentido, los conocimientos que tienen que ver con la sexualidad son muy importantes. Tu hijo debe aprender a decir “nadie puede tocar mi cuerpo”.

Educación sexual en niños

La educación sexual es muy importante y resulta fundamental en el desarrollo de los niños pequeños. Deben estar informados sobre los siguientes aspectos:

  • La privacidad.
  • La reproducción.
  • El desarrollo y los cambios físicos, mentales y hormonales.
  • Los métodos anticonceptivos.
  • El respeto hacia uno mismo y hacia los demás.
  • Diferenciar entre las caricias permitidas y no permitidas.

Es necesario comenzar con estos temas desde que los niños son pequeños y tener en cuenta su capacidad para procesar la información. Hay que hablarles en un lenguaje que puedan entender con el objetivo de prevenir cualquier abuso sexual. En la información está la mejor manera de proteger.

Nadie puede tocar su cuerpo

Los niños deben saber que nadie puede tocar su cuerpo y hay que ser claros sobre este punto. Deben saber que, ante una situación de este tipo, tienen que comunicarlo inmediatamente a un adulto, aunque el agresor les diga que no lo hagan. No deben tener miedo; si lo cuentan estarán protegidos, aunque la mejor manera de protección es la prevención.

Para que los niños sepan diferenciar qué es una situación amenazante de otra que no lo es, han de tener en cuenta algunos conceptos clave que no se pueden pasar por alto. Es necesario que lo sepan desde pequeños.

Las partes íntimas

Las partes íntimas son las partes privadas del cuerpo. No deben ser tocadas por nadie, solo por ellos mismos. Si alguien lo hace, deberán informar rápidamente a una persona de confianza. Las partes “prohibidas” son las siguientes:

  • El pene o la vagina.
  • Los glúteos.
  • La entrepierna.
  • Los labios.
  • El pecho.

Aunque cualquier tocamiento que se sienta como indebido, a pesar de no sea en estas zonas, también deberá ser informado rápidamente. Del mismo modo que no se debe tocar su cuerpo, ellos tampoco deben tocar las partes íntimas de los demás.

En quién puede confiar: la comunicación como clave

Asimismo, es muy importante que los padres enseñen a los niños que nunca se acerquen a desconocidos. Pero si la persona que quiere tocarles bajo la máscara de “cariño” o “amor” es una persona conocida, tampoco deben permitírselo y deben comunicárselo rápidamente a un adulto.

Por lo tanto, puedes hacer una lista de las personas en las que sí puede confiar para que sienta que está protegido y que no todo el mundo es malo. Pero es importante evitar que confíen en personas que no deben solo porque parecen personas agradables.

Educar e valores: nadie puede tocar su cuerpo

Es importante educar a los niños en valores para que puedan tener un buen desarrollo de su autoestima, de su autonomía y para que no crezcan con miedos o inseguridades y que confíen en ellos mismos.

Sobre todo es imprescindible que se relacionen con los demás respetando su propio cuerpo y el del resto. Reflexionar sobre esto les ayudará a convertirse en personas saludables emocionalmente y responsables en sociedad.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, es imprescindible tener presente también lo siguiente para que crezcan teniendo un buen desarrollo de sí mismos:

  • Habla con tus hijos con confianza sobre las diferentes partes del cuerpo, las funciones que tienen y la diversidad física.
  • Enséñales a cuidar de su cuerpo. Solo tienen uno y han de cuidarlo. Para ello, la higiene y el autocuidado es fundamental.
  • No los censures y permite que te expresen sus inquietudes. A través de la confianza permíteles que te pregunte aquello que les ronda por la cabeza. Contéstales con honestidad y con un lenguaje que sea capaz de entender.
  • Permite que descubran las sensaciones agradables y desagradables de su cuerpo a través de los sentidos.
  • Respeta sus gustos e intereses y ayúdales a identificar qué sería una situación de abuso y cuál no lo es. Puedes hacerlo con cuentos o vídeos educativos.

Esto también es importante…

Además de todo eso, es importante que enseñes a tus hijos a reconocer y usar comportamientos adecuados en cada situación, y respetar el espacio, las acciones y el cuerpo de los demás. Por ejemplo, si me ducho u orino, debo estar solo o debo llamar a la puerta antes de entrar en caso de que haya alguien en el baño en el momento en que quiero entrar.

Enséñales a decir que no. Enseña a tu hijos a decir que no y a respetar el no de las otras personas. Si tus niños no sabe reconocer las formas o partes del cuerpo que no se deben tocar, diles que solo pueden tocarles mamá y papá porque le visten o porque tengan algún problema, y el médico, pero siempre con conocimiento por parte de los padres e, incluso, en su presencia. Siempre deberá contar contigo para cualquier duda o preocupación que tenga.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Cómo educar para prevenir el abuso?

Entre los muchos aspectos que incluye la crianza de los niños, uno central es educar para prevenir el abuso sexual. Estas son sugerencias para logralro.



  • Hérnandez Sánchez del Río, M. (2020) Educación sexual para Niños y niñas de 0 A 6 años: Cuándo, cuánto y cómo hacerlo. Editorial: Narcea.

Diplomada como Maestra de Educación Especial (Pedagogía Terapéutica) por la Universidad de Barcelona (2008) y licenciada en Psicopedagogía por la UOC (2012). Número de colegiada: 989/44881195. Ha realizado varios cursos: Montessorizate (tigriteando.com, 2016), Ser más creativos (Coursera UNAM, agosto 2013), Técnico en educación emocional (PRISMA, febrero 2011), El dibujo de la familia como herramienta diagnóstica (PRISMA, julio 2011), etc. Actualmente, escribe para varios blogs y revistas digitales.