Voleibol para niños

Mervis Romero · 22 enero, 2018
Como padres siempre es emocionante que nuestros hijos practiquen algún deporte. Entre ellos, el voleibol para niños es una gran opción para desarrollar el trabajo en equipo.

No existe una disciplina deportiva para cada edad. Dependerá en gran medida de la capacidad del jugador. Uno de los deportes mediante el cual se pueden desarrollar ciertas capacidades es el voleibol para niños.

Se trata de una disciplina que comúnmente se practica en canchas deportivas y tiene elementos de fácil aprendizaje.

El voleibol como disciplina deportiva

Una de las ventajas del deporte es que los niños comienzan a identificarse con el trabajo en equipo, además de lograr coordinar movimientos rápidos.

El hecho de que los niños estén en una etapa de formación debe inducir a los padres a contribuir a que sus hijos se relacionen con otros niños.

Otra ventaja del voleibol para niños es que puede ser una excelente actividad extraescolar y también recreativa. Incluso puede ser practicada en familia.

Sus bajos requerimientos, tan solo un balón y una red, hacen de este deporte una actividad fácil de emprender. No habrá mayor contacto físico entre jugadores, así que no tienes por qué preocuparte por golpes o encontronazos fuertes.

Beneficios del voleibol para niños

El que tus niños practiquen este deporte les proporcionará:

  • Mejor capacidad de reacción y de realizar movimientos rápidos.
  • Adaptar la mente a situaciones diversas en pocos segundos o minutos.
  • Aumenta sus capacidades motoras.
  • Desarrolla su capacidad de control mental y físico.
  • Los motiva a cooperar a trabajar en equipo.
  • Mejora la resistencia física.
El voleibol es un deporte que puede ser practicado en familia.

¿Cómo iniciarse en el voleibol para niños?

La edad ideal para comenzar a practicar esta disciplina va comprendida entre los 6 y 10 años, después de haber evaluado que los niños hayan desarrollado su parte motriz correctamente.

Esto se debe a que hay un proceso donde entra en juego la capacidad física y la coordinación motora natural de cada niño.

Los aspectos técnicos corresponden a una etapa de entre los 10 y los 13 años, por lo que al entrar en la adolescencia podrán practicar ya en un nivel competitivo. 

Primeras reglas básicas del voleibol

Si quieres iniciar a tus niños en esta disciplina, no es bueno abarrotarlos con la parte técnica y muchas reglas. Tan solo con que aprendan lo básico les bastará para empezar y entretenerse:

El juego

Cada equipo estará compuesto por 6 niños y jugará en un lado de la cancha. La idea es golpear la pelota y pasarla al otro lado de la cancha por encima de la red, hasta que un equipo falla o la deje caer.

También puede ocurrir que al golpearla caiga fuera del límite o tamaño de la cancha, considerándose no valido. Cada equipo tiene la oportunidad de golpear la pelota 3 veces para pasarla al otro extremo de la cancha por encima de la red.

En relación a la puntuación, se puede llegar hasta los 15 puntos, y la diferencia para ganar debe ser de 2 puntos con respecto al otro equipo. Para que los puntos sean válidos, debe caer siempre en los límites de la cancha.

Los balones por mala recepción al defender también cuentan como punto al otro equipo.

Servicio o saque

Posicionándote fuera en la última línea de la cancha, debes golpear el balón hasta llevarlo al campo del equipo contrario por encima de la red. Al momento de golpear la pelota, puedes pegarle desde abajo con tu puño o sobre tu cabeza con la extensión de tu brazo.

El voleibol permite mejorar la capacidad de reacción.

Las manos y la posición

Al recibir la pelota en juego del equipo contrario, flexiona tus piernas. Para la sucesión de los toques, se pueden utilizar los antebrazos con las manos entrelazadas o las mismas manos.

Habitualmente para dar el segundo toque se utilizan las puntas de los dedos, para lograr así una buena colocación del último toque. En este último puedes golpear el balón con la palma de tu mano y hacerlo llegar a la cancha contraria superando la red.

Instrumentos

En el voleibol para niños es mejor utilizar un balón de revestimiento suave y ligero. Además, la cancha debe proyectarse en dimensiones más pequeñas que las de un nivel superior.

Recuerda que en el voleibol para niños se deben respetar las etapas. Tus hijos verán esta actividad como algo recreativo. Si en verdad les agrada ya habrá tiempo para pensar en otro nivel, seguro que encontrarán la motivación para avanzar en esta disciplina.