Verrugas durante el embarazo: todo lo que necesitas saber

Los acrocordones, mal llamados verrugas, pueden aparecer a partir de la semana 20 del embarazo. Son inofensivos y tienden a desaparecer luego del parto. ¿Sabes por qué ocurren? Te contamos todo sobre ellos.
Verrugas durante el embarazo: todo lo que necesitas saber
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 28 marzo, 2022

El embarazo trae consigo una serie de cambios en todos los órganos del cuerpo, incluida la piel. Algunas madres experimentan la aparición de verrugas durante el embarazo, cuyo nombre correcto es acrocordones. ¿Pero por qué aparecen y cómo se tratan? Veamos más a continuación. ¡No te lo pierdas!

¿Qué son los acrocordones?

Los acrocordones son prominencias blandas o colgajos de piel color carne o marrón claro, que aparecen en distintas zonas del cuerpo, especialmente en los pliegues.

Comúnmente, se desarrollan durante la menopausia y la vejez. Sin embargo, debido a los cambios hormonales que ocurren en el embarazo, muchas gestantes pueden padecerlos.

El nombre técnico de estas lesiones es fibroma pendulum o fibroma molusco, pues son lesiones cutáneas benignas formadas por fibras laxas de colágeno. Por ser un colgajo de piel, suele estar vascularizado y tener una superficie de aspecto irregular, que mide entre 2 y 5 mm de diámetro.

En general, los acrocordones aparecen después del quinto mes de embarazo, en los pliegues o en las áreas de roce: el cuello, la zona submamaria, las axilas, el interior de los muslos y la ingle. No obstante, se los ha observado en cualquier parte del cuerpo.

A su vez, suelen aparecer solos o aislados, no producen ningún síntoma, ni son contagiosos. Su afectación principal para la madre es una cuestión estética.

cuidado piel cutis cara embarazo piel grasa rutina higiene salud prevencion

¿Son verrugas?

Aunque se les conoce comúnmente como verrugas, este término está mal utilizado para llamar a los acrocordones. Pues las verrugas son las manifestaciones de una infección por el virus del papiloma humano.

La similitud física de estas dos lesiones dermatológicas es lo que hace que comúnmente se denominen de la misma manera. No obstante, ante su aparición, ambas deben ser valoradas por el dermatólogo, con el fin de llegar al diagnóstico correcto y brindarle a la mamá los cuidados pertinentes.

¿Por qué aparecen estas verrugas durante el embarazo?

Se desconoce la causa precisa de los acrocordones en el embarazo, pero se cree que ocurren por acción de la progesterona y los estrógenos. En esta etapa, ambas hormonas generan alteraciones en la piel, como el aumento de la producción de colágeno en algunas zonas del cuerpo.

Dicho estímulo hormonal sobre los fibroblastos cutáneos es mayor en aquellas zonas de compresión o de fricción, como donde roza la ropa o los accesorios.

Además de lo anterior, existen otros factores que también pueden incidir en la aparición de los acrocordones en el embarazo, entre los que destacan los siguientes:

  • Factores genéticos.
  • Obesidad.
  • Diabetes tipo 2.
  • Edad materna: aparece, sobre todo, en las mujeres mayores de 30 años.

Cuidados para la piel de la embarazada con acrocordones

La piel de la gestante debe recibir los cuidados necesarios para evitar la resequedad, las estrías y otras lesiones dermatológicas. Estas medidas deben garantizarse aún más donde se presenten los acrocordones, pues aunque sean benignos pueden dañarse y sangrar.

Veamos a continuación, algunos de los cuidados de la piel especiales para estas lesiones:

  • Evitar el roce del acrocordón con la ropa o con los accesorios para que no se lesionen ni se rompan.
  • En caso de aparecer en una zona compleja, recubrirlo con una gasa.
  • Si el acrocordón sangra, limpiarlo con una gasa y también, desinfectarlo. Incluso, es conveniente realizar la consulta con el dermatólogo.
  • No intentar eliminarlos con líquidos para verrugas u otros remedios caseros, pues estos están contraindicados para su uso en el embarazo. Además, pueden traer otras consecuencias negativas, como la sobre infección o la necrosis del área.

¿Cuándo acudir al médico?

medico dermatologo evalua piel lunar lesion con llupa dermatoscompio mujer

A lo largo del embarazo pueden aparecer ciertas lesiones en la piel, por lo que es recomendable la evaluación por parte del dermatólogo. Recordemos que los acrocordones suelen ser similares a otras enfermedades cutáneas y es conveniente saber bien de qué se trata.

De igual manera, si el acrocordón provoca molestia, sangra, se infecta, crece o cambia de color, es necesaria la evaluación del médico para su estudio y eventual extracción. Este procedimiento puede hacerse mediante cirugía, electrocoagulación, crioterapia o láser-terapia.

En líneas generales, los acrocordones no llegan a ser malignos ni producen otras complicaciones en el embarazo, por lo que habitualmente se puede esperar a que nazca el bebé para extraerlos. Eso sí, si causan malestar o preocupación, debe plantearse la posibilidad de optar por la remoción durante la gestación.

Te podría interesar...
10 enfermedades de la piel durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 enfermedades de la piel durante el embarazo

Las enfermedades de la piel en el embarazo son habituales y benignas. Aquí te contamos las más frecuentes.