¿Se puede usar ortodoncia en el embarazo?

Es habitual que las futuras madres tengan dudas respecto a los tratamientos odontológicos que se pueden realizar durante la gestación. Te contamos todo lo que debes saber sobre la ortodoncia en el embarazo.
¿Se puede usar ortodoncia en el embarazo?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 25 junio, 2023

La tendencia a lucir una sonrisa bonita y alineada ha llevado a que cada vez más adultos utilicen aparatos en sus bocas para mejorar la mordida. Con esto, surge la preocupación de si es posible realizar tratamientos de ortodoncia durante el embarazo.

En esta etapa, el cuerpo de una mujer experimenta muchos cambios, y estos también pueden afectar la salud de su boca. Es común que las mujeres embarazadas tengan un mayor riesgo de desarrollar caries y problemas en las encías. Sin embargo, esto no significa que no se puedan realizar tratamientos dentales para corregir problemas con la mordida.

La ortodoncia en el embarazo

En su página web, la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO), explica que no existe ninguna contraindicación para utilizar aparatología dental en las embarazadas. Sin embargo, es indispensable que la mujer indique al ortodoncista que está esperando un bebé o, al menos, intentándolo.

De esta manera, el profesional tendrá los cuidados pertinentes que garanticen la seguridad de la futura madre y el feto. Un artículo publicado en la revista International Journal of Medical Dentistry, resalta que, con una buena comunicación entre los trabajadores de la salud y la paciente, es posible realizar un tratamiento de ortodoncia adecuado en una gestante saludable.

De todos modos, debido a los cambios propios de la gestación, existen algunas consideraciones especiales que el ortodoncista debe tener en cuenta en el manejo de su paciente embarazada. Te las contamos.

Las radiografías dentales en el embarazo

A la hora de realizar un tratamiento de ortodoncia, el estudio de la boca y la planificación de la terapia requieren del uso de radiografías de adentro y fuera de la boca. Aunque se trate de niveles bajos de radiación y la evidencia sugiera que estas prácticas no afectan al feto, su utilización se trata de limitar durante la gestación, sobre todo en el primer trimestre.

Por este motivo, si estás embarazada y aún no has comenzado con la ortodoncia, lo ideal es posponer la alineación de la sonrisa hasta después del parto. Si, en cambio, ya llevas tus aparatos durante la gestación, no es necesario interrumpir el tratamiento y se puede continuar con normalidad.

De todos modos, si es necesario tomar alguna radiografía como parte del tratamiento, debes recordarle al profesional sobre tu estado. El ortodoncista te brindará la protección adecuada con delantales plomados y usando la mínima radiación.

Vale la pena aclarar que las fotografías y toma de moldes que se realizan en las consultas de ortodoncia no suponen ningún riesgo durante el embarazo.


El momento del embarazo

En las primeras semanas de gestación, es habitual que las mujeres presenten náuseas y vómitos. Si a esto le agregamos la necesidad de estar con la boca abierta durante las consultas de ortodoncia, el roce de los alambres y la presión de los aparatos, el malestar puede incrementarse.

El segundo trimestre del embarazo es el momento más oportuno para realizar los tratamientos dentales que sean necesarios. En esta etapa se planifican aquellos procedimientos que no puedan esperar hasta después del parto, como exodoncias por ortodoncia.

Un artículo del International Journal of Applied Dental Sciences, aconseja coordinar el plan de tratamiento de ortodoncia con el obstetra de la mujer. De esta manera, es posible establecer pautas que beneficiarán la salud bucal, el bienestar de la madre y los resultados perinatales.

Al final del embarazo, el aumento del tamaño del útero y la incomodidad propia de las últimas semanas, pueden hacer de los controles de ortodoncia sean difíciles. Se prefieren realizar citas cortas y evitar la posición supina.

La salud oral y los aparatos de ortodoncia en el embarazo

La salud oral puede verse afectada por los cambios propios del embarazo:

  • variaciones hormonales y la mayor irrigación de los tejidos orales
  • dificultades para mantener una adecuada higiene oral
  • reflujo y náuseas
  • cambios en la dieta y la preferencia por los alimentos dulces

Algunos estudios reportan una gran susceptibilidad de las mujeres embarazadas a padecer problemas periodontales como gingivitis y periodontitis. Asimismo, es habitual que tengan un mayor riesgo de sufrir caries. Para evitar estar patologías, es fundamental controlar la placa bacteriana con una adecuada higiene bucodental.

La presencia de aparatos en la boca, es un factor que puede agravar la predisposición de las mujeres embarazadas a padecer estas complicaciones en su salud oral. Los alambres y los brackets tienden a retener bacterias que aumentan el riesgo de caries y la inflamación de las encías.



Las molestias por los aparatos

Los primeros días del uso de aparatos es común que los pacientes sientan molestias e incluso dolor en la boca por la presión que ejercen los aditamentos sobre la dentadura. El roce de los alambres con las mucosas puede generar lastimaduras que también causen malestar.

El dolor y las molestias que provocan los aparatos lleva a que la persona no quiera o pueda comer, por la incomodidad que siente. Esta situación es problemática en una mujer embarazada, en la que la alimentación cumple un rol fundamental para el normal desarrollo del bebé que está gestando.

El profesional debe considerar estas situaciones en el tratamiento de ortodoncia de la mujer embarazada y minimizarlas. En estas situaciones, es necesario que el uso de los aparatos no afecte la correcta alimentación de la futura madre.

¿Debe interrumpirse la ortodoncia durante el embarazo?

Si el embarazo se produce durante el tratamiento de ortodoncia, no debes preocuparte; no existe ninguna contraindicación. Podrás seguir adelante con la alineación de tus dientes, pero, como te contamos, habrá algunos cuidados especiales que deberás considerar.

Por el contrario, si estás embarazada y deseas comenzar un tratamiento con aparatos, lo recomendable es que esperes a que el bebé haya nacido para iniciar con la ortodoncia. La necesidad de hacer radiografías, el período de adaptación a los aparatos y los cambios propios de tus tejidos orales hacen más complicado el comienzo de la terapia dental en esta etapa.

¿Qué aparato dental es más conveniente en el embarazo?

El tipo de aparato a utilizar depende de muchos factores y es una decisión que tomarás en conjunto con tu ortodoncista. Si al comenzar con la ortodoncia estás pensando en tener un bebé, es importante que se lo hagas saber al profesional que te atiende. Así te podrá sugerir un aditamento que se adapte a tus necesidades y proyecciones.

Debido a que los brackets y alambres en la boca pueden ocasionar lastimaduras en la mucosa oral y retener placa bacteriana, el ortodoncista puede sugerir un tratamiento con alineadores invisibles, tipo Invisalign®. Se trata de férulas removibles que se cambian de manera progresiva y ejercen presión sobre la dentadura para alinearla.

Con este tipo de aparatos, la higiene es más fácil, ya que basta con quitarse el alineador y hacer la limpieza de manera habitual. Asimismo, al carecer de alambres y puntas, se evitan las incómodas heridas en la mucosa.

Cuidar la salud oral en el embarazo

Teniendo en cuenta algunos cuidados especiales, la ortodoncia durante el embarazo es posible. De todos modos, si estás embarazada y aún no comenzaste con la alineación de tus dientes, es preferible esperar a que nazca tu bebé.

La mejor manera de lucir una sonrisa radiante, evitar complicaciones y cuidar a tu bebé, es manteniendo tu boca sana. Con una adecuada higiene oral, una dieta adecuada y revisiones dentales regulares, podrás disfrutar de tu embarazo sin problemas dentales.

Te podría interesar...
5 claves para cuidar los dientes durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 claves para cuidar los dientes durante el embarazo

Cuidar los dientes durante el embarazo es necesario para mantener el cuerpo saludable y evitar complicaciones. Te contamos más a continuación.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.