Las caries en el embarazo: por qué aumenta el riesgo de padecerlas, cómo prevenirlas y por qué deben tratarse

Las caries son un problema habitual durante el embarazo. Te contamos por qué la gestación favorece la aparición de esta enfermedad y cómo se debe abordar.
Las caries en el embarazo: por qué aumenta el riesgo de padecerlas, cómo prevenirlas y por qué deben tratarse
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 12 noviembre, 2022

La gestación provoca muchos cambios en todo el cuerpo de la mujer. Es así que, durante el embarazo, la cavidad bucal tiene un mayor riesgo de sufrir enfermedades como las caries. Sigue leyendo para conocer más al respecto.

Las bacterias de la boca metabolizan los azúcares de la dieta y producen ácidos que desmineralizan y destruyen los dientes. Este proceso es lo que conocemos como caries. Los cambios hormonales, físicos y de conducta que ocurren durante la gestación inciden de manera negativa en la salud bucal y aumentan el riesgo de padecerlas.

Descubre cuáles son los motivos por los que las caries son más habituales durante el embarazo, cómo puedes prevenirlas y qué debes hacer si se desarrollan mientras esperas a tu bebé.

¿Por qué son más frecuentes las caries durante el embarazo?

Las caries son una enfermedad multifactorial que ocasiona la pérdida de minerales de los dientes y su consecuente destrucción. Si bien este proceso se puede desarrollar en cualquier persona y a cualquier edad, los cambios propios del embarazo favorecen su aparición. Esto se debe a la confluencia de varias situaciones:

  • Cambios hormonales: el aumento de estrógenos y progestágenos provocan un mayor riego sanguíneo en todo el cuerpo, incluidas las encías. Es habitual que las embarazadas desarrollen gingivitis, las encías se hinchen, sangren y con esto se acumule placa bacteriana y sarro, lo que favorece el desarrollo de las caries.
  • Vómitos, náuseas y reflujo: estos síntomas característicos del primer y tercer trimestre del embarazo aumentan la acidez del medio bucal. Una boca con un pH más ácido que lo normal favorece la aparición de caries.
  • Higiene dental deficiente: las náuseas, los vómitos y las molestias que provocan las encías hinchadas pueden llevar a que la mujer embarazada deje de ocuparse de su higiene bucodental. Así, la placa bacteriana se acumula y aumenta el riesgo de caries.
  • Antojos y dieta: algunas embarazadas cambian sus hábitos alimenticios y sienten la necesidad de consumir productos poco saludables que pueden volverse perjudiciales para la boca. Una mayor ingesta de dulces, azúcares, refrescos o sustancias ácidas favorece la proliferación de las bacterias.
  • Cambios en la saliva: durante el embarazo puede disminuir la producción y cambia la composición y el pH de la saliva. Con esto, disminuyen las funciones protectoras y reguladoras de este fluido, lo que favorece el desarrollo bacteriano.
Los cambios propios del embarazo pueden favorecer la aparición de caries. La sensibilidad dental, el dolor, la fractura de la pieza o el mal aliento son algunos de los síntomas que se pueden experimentar ante esta afección.

¿Cómo se ven las caries y cuáles son sus síntomas?

Las caries son lesiones en los tejidos duros de los dientes que provocan distintos síntomas según el grado de avance de la enfermedad. Apenas comienza el proceso de desmineralización, el daño se observa como una mancha blanca y seca en la superficie del esmalte dental. Si el proceso no se trata de manera oportuna, la lesión avanza en profundidad. Con esto, la mujer, aparte de ver sus piezas dentarias manchadas o rotas, sentirá algunas molestias:

  • Sensibilidad con los alimentos fríos, calientes, ácidos o dulces.
  • Dolor al morder o de manera espontánea.
  • Infecciones que provocan dolor e hinchazón de la encía, la cara o el cuello.
  • Mal aliento y mal sabor en la boca.
  • Fracturas o roturas dentarias.

Tratamiento de las caries en el embarazo, ¿es posible?

Tratar las caries en el embarazo es fundamental para evitar contratiempos. Si la mujer encinta presenta dolor, infección u otra urgencia dental, debe ser tratada de inmediato. Se debe tener en cuenta que ll dolor dental puede provocar contracciones y las infecciones no tratadas se pueden extender a otras partes del cuerpo y generar fiebre. Con esto, aumenta el riesgo de abortos, partos prematuros y nacimientos de niños con bajo peso.

Cuándo se puede iniciar un tratamiento odontológico

Cuando la embarazada desarrolla caries, pero estas no ocasionan ningún síntoma ni complicación, se puede programar su tratamiento para el segundo trimestre. Esta etapa de la gestación se considera la más adecuada para realizar cualquier tratamiento dental, incluidos los empastes. En este momento, se puede aplicar anestesia local y utilizar los productos necesarios para restaurar las piezas dentales.

Cuándo evitar las intervenciones

En general, si no se trata de una urgencia, se prefieren evitar las intervenciones odontológicas durante el primer trimestre de embarazo. Además, siempre que sea posible, se evitarán las radiografías. De todos modos, debes saber que, con la protección adecuada, las dosis de radiación utilizadas en los consultorios dentales son seguras durante la gestación.

Si la caries se detecta en el último trimestre, el odontólogo valorará si es conveniente tratar la enfermedad en ese momento o esperar a después del parto. Esto se debe a que el final de la gestación vuelve a ser un período en el que se tratan de evitar las intervenciones odontológicas.

Una buena higiene dental es fundamental para prevenir el desarrollo de caries. También, se debe prestar atención a la dieta y visitar regularmente al dentista.

¿Cómo prevenir las caries en el embarazo?

La mejor manera de evitar las caries durante el embarazo es prestar atención a la dieta, ocuparse de la higiene dental y acudir a los controles odontológicos. Estos son algunos consejos que te ayudarán a mantener la boca sana durante la gestación:

  • Visitar al dentista antes de quedar embarazada: si se planifica el embarazo, es importante visitar al dentista y hacer todos los tratamientos necesarios a fin de dejar la boca en óptimas condiciones antes de la concepción.
  • Cepillar los dientes con frecuencia: es clave limpiar los dientes y las encías con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor, al menos tres veces al día. Las náuseas o la sensibilidad no deben ser excusas para descuidar la higiene.
  • Usar hilo dental para eliminar las bacterias que se acumulan entre los dientes. Un irrigador puede facilitar la limpieza de las encías cuando estén muy inflamadas.
  • Elegir una dieta equilibrada y saludable: la alimentación debe aportar proteínas, vitaminas, calcio, fósforo y ácido fólico en cantidades suficientes. Han de buscarse alternativas saludables a los antojos y reducir al máximo la ingesta de productos con alto contenido de azúcar, como las golosinas, la bollería y los refrescos.
  • Controles odontológicos: lo ideal es realizar una revisión bucodental completa al principio del embarazo para detectar posibles problemas. De esta manera, se podrán planificar los abordajes con tiempo y anticiparse a las complicaciones. En general, se recomienda realizar un control en cada trimestre.

Cuidar la salud bucodental

Es cierto que el embarazo aumenta el riesgo de que se desarrollen enfermedades en la boca, como las caries. Sin embargo, si se presta atención a la dieta, a la higiene dental y se visita al dentista con frecuencia, la dentadura puede permanecer sana durante toda la gestación.

Te podría interesar...
El 85 % de las embarazadas sufre problemas bucodentales
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El 85 % de las embarazadas sufre problemas bucodentales

Los problemas bucodentales son muy frecuentes entre las embarazadas. Aquí te mencionamos los más comunes, a qué se deben y cómo evitarlos.



  • Suárez Albiño, S. V. (2022). Susceptibilidad de caries dental en el embarazo (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Alfaro Alfaro, A., Castejón Navas, I., Magán Sánchez, R., & Alfaro Alfaro, M. J. (2018). Embarazo y salud oral. Revista Clínica de Medicina de Familia11(3), 144-153.
  • Catão, C. D. D. S., Gomes, T. D. A., Rodrigues, R. Q. F., & Soares, R. D. S. C. (2015). Evaluation of the knowledge of pregnant women about the relationship between oral diseases and pregnancy complications. Revista de Odontologia da UNESP44, 59-65.
  • Cordier, G., Lézy, J. P., & Vacher, C. (2014). Estomatología y embarazo. EMC-Ginecología-Obstetricia50(1), 1-6.
  • Barrios, C. E., Martínez, S. E., Romero, H. J., & Achitte, E. A. (2020). Revisión de la literatura: composición salival y su relación con caries dental en embarazadas.
  • Pérez Oviedo, A. C., Betancourt Valladares, M., Espeso Nápoles, N., Miranda Naranjo, M., & González Barreras, B. (2011). Caries dental asociada a factores de riesgo durante el embarazo. Revista Cubana de Estomatología48(2), 104-112.
  • Basha, F. Y. S., Ganapathy, D., & Venugopalan, S. (2018). Oral hygiene status among pregnant women. Research Journal of Pharmacy and Technology11(7), 3099-3102.