¿Cómo hacer que tus hijos se sientan amados?

Okairy 23 junio, 2016

Todo lo que los padres desean es que sus hijos sean felices y se sientan amados. En el mundo no existe un solo padre que no ame a sus hijos y que no sea capaz de hacer cualquier sacrificio por ellos. Sin embargo, muchos hijos no sienten ese amor. Es aquí cuando debes encontrar la mejor manera de demostrarles tus verdaderos sentimientos.

Lo que pasa es que muchos de nosotros, padres o madres, tenemos dificultades en expresarnos. En caso de que tú entres en este grupo, pensamos en algunas opciones para demostrar a tus hijos lo mucho que los amas.

Sonríe

El trabajo puede ser tan pesado con tantos problemas por resolver y tantos motivos para  irritarte, que llegas a casa con el cuerpo adolorido. Es un hecho que tu hogar es el espacio donde puedes buscar paz y tranquilidad.

Pero si eres padre, debes estar consciente que no te puedes olvidar por completo de tus hijos. Haz el esfuerzo de guardar tus problemas y coloca una linda sonrisa en tu rostro. Con esto les demuestras que estás feliz de estar en casa para compartir todas las horas que puedas con ellos.

Piensa que no tiene sentido pasar las pocas horas que tienes para ellos con cara de enojado.

Diles que los amas

Diles que los amas

Por más obvio que sea el amor que sientes por tus hijos, la falta de muestras de cariño puede afectar su estado emocional. Por eso, repítele en cada ocasión que puedas que lo amas y demuéstrale tu afecto abrazándolo.

No justifiques tu amor con las cuentas que pagas, el dinero que le das o complaciéndole en todo lo que quiere materialmente. Lo que ellos realmente necesitan para sentirse amados es tu cariño.

Preste atención a las pequeñas cosas

Desde llamarlos de forma cariñosa, hablar con calma, actuar con paciencia hasta dejar pequeñas notas y dibujos expresándoles tu amor. Cualquier acción que demuestre que estar con él es importante para ti hará que tus hijos se sientan amados.

Juega con ellos y enséñales a reír. Esos son los momentos que harán recuerdos inolvidables y que hacen que su infancia valga la pena.

Disciplínalos con amor y cariño

Todavía hay padres que creen que pegarle a su hijo es la manera más eficaz para lidiar con la disciplina pero esto puede evitar que se sientan amados. En este caso, sólo aprenderá que la violencia es la forma más certera de luchar con las diferencias y los conflictos.

La clave para una buena educación no es que los padres determinen condiciones para dar amor. El flujo constante de cariño es lo que realmente demuestra el amor incondicional. El secreto es mostrar cuando tu hijo está en lo correcto y cuando está equivocado de forma clara, segura y sin agresiones. Apuesta en todo momento por el diálogo.

Planea momentos divertidos en familia

La regla cuando estás en familia es que las atenciones estén enfocadas en ustedes. Olvida tu Smartphone, el trabajo o los conflictos. No importa si es armar un rompecabezas, ver una película juntos o salir a dar un paseo por el parque.

No es necesario tampoco que estos momentos duren horas. Lo que ellos necesitan es sentir que planificaste y programaste hacer algo diferente con ellos por lo menos una vez por semana.

Hagan cosas juntos

haz cosas con tus hijos

Esto puede ser difícil para aquellos padres que disfrutan del control. Si te encuentras haciendo una labor el sábado por la mañana; por ejemplo, estás cocinando unas galletas, permite que tu hijo te ayude en la preparación.

Puedes delegarle a cada niño una actividad para que sienta que lo tomas en cuenta y que te gusta pasar más tiempo con ellos.

La importancia de que tus hijos se sientan amados

Hacer que tus hijos se sientan amados ayudará a que desarrollen una buena autoestima, confianza y seguridad en sí mismos. También evita la aparición de problemas como depresión y la tristeza en la adolescencia y adultez.

Necesitas pasar tiempo con ellos y aplicar estas y otras ideas que puedas aplicar. Encuentra un tiempo para que converses con tu hijo, hables con ellos, haciendo de cada oportunidad un momento en el que se sientan amados.

Te puede gustar