Cómo divertirnos todos en la cocina

Si queremos que nuestros hijos comiencen a cocinar, debemos involucrarlos con inteligencia. Hacer recetas que les llamen la atención será la principal herramienta. No tengamos miedo y dejemos que los niños se diviertan en la cocina.

Una de las grandes aventuras que podemos realizar con nuestros pequeños es adentrarnos en el mundo de la cocina. Esta actividad no solo mejora la relación y el nexo madre-hijo, sino que además fortalece las destrezas del pequeño. Es importante demostrarles que cocinar también puede ser un juego lleno de mucha diversión.

Cuando los niños comienzan adquirir habilidades en la preparación de alimentos aumentan las posibilidades de que estos puedan comer recetas más saludablesPor otra parte, se expande su menú culinario, gracias a la combinación de distintos sabores que él mismo ha combinado en un plato.

Lo importante es incentivar su creatividad al máximo. Recordemos que los niños se divierten imitando las cosas que hacen los grandes, así que para esta actividad es vital hacerlos sentir como grandes chefs ejecutivos.

Consejos para cocinar con diversión

cocina 2

Lo ideal es establecer reglas claras. Esto resulta fundamental ya que nos permite indicarles los límites de la cocina en función a su edad.

Asimismo, es recomendable explicarle a tu hijo la receta que vamos realizar e irle asignando tareas que no sean riesgosasSi es la primera vez que el pequeño incursiona al mundo gastronómico, debemos hacer preparaciones fáciles y sencillas que generen mayor diversión.

Mientras más tiempo tarde la elaboración de una comida aumentan las probabilidades de que tu consentido se aburra y abandone la cocina. Mantener la higiene y el orden en todo momento. Como madres sabemos que esto puede ser un reto, pero es indispensable enseñarles que deben lavar sus manos con agua y jabón antes de iniciar.

Mantener el cabello recogido, y usar los mangos de los sartenes dentro de la cocina son elementos esenciales que deben cumplirse mientras cocinamos.

¡Mamás! A dejar el miedo cuando nuestros niños entran a la cocina

cocina 3

Proteger a nuestros pequeños no significa privarlos de nuevas experiencias. Con las nuevas prácticas tenemos una ventaja y es que podemos prepararlos para las responsabilidades del futuro. Por tal razón, debemos acabar con el mito de que los niños no estén presentes mientras se cocina.

Déjalo que interactúe con algunos utensilios, incentívalo a probar nuevos sabores y descubrir nuevos aromas. Así entenderá lo que ocurre cuando mamá está al mando en la cocina. Nuestro rol es estar pendientes de lo que hacen sin parecer ansiosas o preocupadas.

Si le transmitimos preocupación, podríamos generar distracciones en las tareas que realizan los más pequeños. Haz sentir a al niño bienvenido en la cocina.

Aunque se debe tener precaución es posible compartir con nuestros consentidos momentos de alegría, en este lugar. Iniciemos con preparaciones que no incluyan fuego o cuchillos.

Alineadas con la comida sana y una dieta equilibrada

La cocina es el lugar perfecto para demostrarles a los niños la importancia de los alimentos. Por ello, sería ideal establecer conversaciones que le vayan indicando las vitaminas y nutrientes que tienen las frutas, verduras y hasta los vegetales. Recuerda que ellos son unas esponjas que quieren aprender de todo.

Motivar el sano comer equivale a crear buenos hábitos alimenticios. ¿No estás cansada de ordenarle a tu hijo que se coma su espinaca o los brócolis? La mejor forma de hacer llegar el mensaje es explicando de forma didáctica, como si fuera un juego.

Educarlos efectivamente a tener una alimentación balanceada incrementará el consumo de alimentos con gran valor nutricional. Recuerda que estás en una cruzada contra las caries, la obesidad infantil y un sinfín de problemas digestivos que pueden afectar al menor.

Incentiva la creatividad

El objetivo es demostrarles a tus hijos que cocinar no tiene que ser una tarea aburrida es el objetivo. Y si tu hijo es varón, le estás enseñando que la cocina no es solo un área destinada para las chicas. Los hombres también pueden encargarse del hogar.

Como mamás sabemos lo que les gusta a nuestros hijos, por lo que podemos terminar la jornada con algunos postres saludables. Invitarlos a decorar los platos siempre les causará alegría.

Lo importante es hacerlos sonreír, estrechando lazos familiares por medio de la cocina

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar