4 trucos para cortar las uñas a los niños

¿Sientes temor para cortar las uñas de tu hijo? Es comprensible, pues es una tarea delicada, aunque muy necesaria. Sin embargo, puedes lograrlo sin complicaciones con los siguientes trucos.

A medida que el niño crece, es más fuerte y activo, por lo cual resulta más difícil la labor de cortarle las uñas. No obstante, es algo que forma parte de la higiene del pequeño. Además, al mantener las uñas cortas, evitas que tu hijo se lastime. Es por ello que te servirá poner en practica varios trucos para cortar las uñas a los niños.

4 grandes trucos para cortar las uñas a los niños

Aunque es una tarea de rutina, para muchos padres es un reto ejecutarla. Por esta razón, presentamos varias sugerencias para facilitar esta labor:

1. Usar la técnica adecuada

Debes sujetar fuerte al niño, colocarlo de espaldas a ti y rodearle sus brazos para impedir que los levante de forma brusca. Así evitarás algún rasguño, golpe o lastimarlo con la tijera o el cortaúñas.

Sin embargo, a medida que los padres adquieren experiencia, determinan la posición que les favorece según el comportamiento del niño. Es recomendable presionar la yema de los dedos y cortar la parte de la uña que sobresale; debes cortar paralelo a la línea natural del crecimiento de las uñas.

Corta la uña de forma recta y lima las esquinas con una lima especial para niños. Es preferible que las dejes un poco largas para evitar cortar el dedo.

2. Elegir el momento adecuado para cortar las uñas al niño

Buscar el momento más conveniente es uno de los más efectivos trucos para cortar las uñas a los niños. Por ejemplo, mientras duermen es un momento ideal, sobre todo si tienen el sueño profundo. De esta manera, no se mueven y se facilita el trabajo.

A muchos niños no les gusta el momento de cortarse las uñas.

Prueba cortarle las uñas mientras se distrae viendo sus dibujos favoritos. Si le gusta comer, haz que alguien te ayude a darle su merienda predilecta o llama su atención para distraerlo. También puedes optar por los cuentos o cantarle.

Si tu hijo es mayor a 3 años, corta tus uñas delante de él para que observe que no causa dolor. Tal vez lo puedas convencer y así se deje cortar las uñas tranquilo.

Después del baño también es una buena opción, ya que sus uñas están blandas. Además, los niños están relajados y es más factible distraerlos o que se duerman. En este caso, debes tener cuidado porque las uñas húmedas son transparentes y puedes cortar el dedo.

Es indispensable que tú estés calmada y tranquila para transmitirle confianza al niño; ellos poseen un acto reflejo de autoprotección. Es decir, al ver las tijeras o el cortaúñas, reaccionan para evitar que los lastimen.

3. Utilizar el instrumento apropiado para la edad del niño

Desde los primeros meses hasta los 2 años de edad, se recomienda tijeras de punta roma o cortaúñas para bebés. También es aconsejable utilizar una lima eléctrica o de cartón especial para niños y solo puedes limar las uñas con suavidad. A partir de los 3 años, puedes usar el cortaúñas común.

“Debes sujetar fuerte al niño, colocarlo de espaldas a ti y rodearle sus brazos para impedir que los levante de forma brusca”

4. Limpiar y limar después de cortar las uñas a los niños

Después de terminada la tarea, se deben limpiar sus manos para evitar que queden trocitos de uñas que puedan terminar en la boca o en los ojos del niño.

Además, es necesario limar de manera suave las uñas para quitar cualquier punta que haya quedado con la que el bebé podría rasguñarse. Es mejor hacer esto de forma redondeada en las terminaciones de las uñas.

El corte para las uñas de los pies

Cuando crecen, las uñas de los pies no representan mayor peligro de lastimar al niño. Sin embargo, resulta incómodo para ellos, pues sienten mucha presión y les molesta a la hora de usar el calzado.

Para el corte, debes sujetar el pie con firmeza para evitar movimientos bruscos. Presiona la yema de los dedos, esto hace que la uña se levante y tengas facilidad para cortar lo que sobresale.

En este caso, es recomendable hacer el corte recto y no redondeado. Estas crecen más lento, de manera que se pueden cortar cada quince días o una vez al mes.

Con estos trucos para cortar las uñas a los niños, la tarea puede simplificarse.

Errores que debes evitar al cortar las uñas a tu hijo

Con estas advertencias para cortar las uñas a los niños, evitas que sea traumático y doloroso para ellos. Por ejemplo, debes evitar cortar mucho los laterales, así impides que crezcan hacia dentro y rompa la yema de los dedos. Trata de que no queden demasiado cortas, pues de esa forma le puede causar heridas con mucho dolor.

Con estos trucos para cortar las uñas a los niños, superas el temor a lastimarlo y puedes lograr que esta tarea te resulte fácil y entretenida. ¡Ponlos en práctica la próxima vez que la afrontes!

Categorías: Consejos para cuidar a tu niño Etiquetas:
Te puede gustar