10 consejos para comprar calzado de niño

Pedro · 9 febrero, 2017

Todos los padres nos preocupamos porque a nuestros hijos no les falte de nada. Una de las cosas básicas que nuestros pequeños necesitan es la ropa. El calzado de niño ofrece la protección y seguridad que necesitan para no hacerse daño.

Es importante comprar un zapato que se adapte a las necesidades motrices de nuestro pequeño, para que el pie y el aparato locomotor se desarrollen correctamente.

Los pies son muy importantes. Caminamos sobre ellos, por eso hay que prestarles la atención que merecen, sobre todo en los niños que están en desarrollo. Así que hay que comprar el calzado adecuado a cada etapa de la infancia para que el pie tenga una buena adaptación.

Comprar calzado de niño según su edad

Children Children Feet Girls Shoes Girls Feet

Cuando los niños tienen unos pocos meses, basta con llevarlo con unos calcetines y si queremos un zapato, este debe ser sin suela. Durante el primer año del bebé el pie suele crecer hasta 4 números, pasando del 16 al 20.

Una vez que nuestro niño comienza a andar, se deben usar zapatos reforzados por la parte posterior y lateral, para que el tobillo aguante. La altura del zapato no debe superar la altura del tobillo para que los músculos de esa zona no se atrofien. Es mejor comprarlos con velcro para fomentar su autonomía a la hora de vestirse.

Elegir un buen calzado es primordial para la salud de nuestros hijos, sobre todo si están entre los 3 y 7 años. Es en este rango de edad cuando maduran su forma de caminar. En los más pequeños la misión del zapato no es la sujeción, sino el abrigo.

A continuación encontrarás consejos a tener en cuenta a la hora de comprar calzado de niño.

Consejos para comprar calzado de niño

Entre los 12 y 18 meses, hay que elegir un zapato cómodo y flexible

Para que el niño pueda gatear, reptar y moverse sin problemas. En esta etapa la función principal del calzado es proteger del frio.

Comprar los zapatos al final de la tarde

A esa hora los pies están más hinchados, de esta manera nos aseguramos de elegir el número adecuado.

Planta ancha

El calzado debe ser ancho para que los dedos del pie puedan moverse con libertad dentro del zapato y no se monten entre sí.

Agarre adecuado

Es primordial que el calzado se adapte bien al pie del niño y no se le salga mientras camina. Para ello, hay que buscar modelos con velcro, cordones u otros, pero que el pie vaya sujeto y no se mueva.

Material transpirable

El pie del niño no tiene que sudar, por eso los zapatos deben estar elaborados con materiales que favorezcan la transpiración. Pueden ser de piel, tela, cuero, algodón… Evita los materiales sintéticos pueden producirles hongos en el pie o las uñas.

Suela flexible

La suela del zapato infantil ha de ser flexible, ligera y antideslizante. Evitaremos caídas en los más pequeños. Para comprobar que la suela es flexible basta con doblar la suela hacia arriba, si es rígida, los dedos no pueden flexionarse durante la marcha.

Protección que no impida el movimiento

Sandals Girl Child Feet Ten Children

No deben ser botas que les suban por encima del tobillo. Tenemos la creencia de que les sujetará más, sobre todo cuando empiezan a andar, pero esto no es así. Lo que conseguiremos es que no mueva las articulaciones del tobillo, que es primordial para que los músculos de esa parte se desarrollen adecuadamente.

Nuevo

Los zapatos no deben heredarse pasando de un niño a otro. Cada uno tiene una forma de andar y los zapatos se adaptan a esta. Han de ser nuevos y de uso personal.

Número correcto

No debemos comprar números mayores para que le sirvan más tiempo, puesto que no irían cómodos y les dificultaría la marcha. Debemos comprobar que es su número. En la parte del talón debe caber nuestro dedo sin holgura. Y en la parte delantera no tienen que rozar los dedos con la punta del zapato.

Calzado plano y con muy poco tacón

Para favorecer el equilibrio y proteger las piernas y espalda.

Ahora la elección del calzado para tu niño puede resultarte más fácil siguiendo estos consejos. A pesar de eso, en la medida de lo posible es conveniente que el chico camine descalzo o con calcetines antideslizantes en casa. También se puede aprovechar la arena, pasto y alfombras, de esta manera ayudaremos al desarrollo del arco plantar.