¿Se puede tomar té verde en el embarazo?

Hay que tener cierto cuidado con la inclusión de las infusiones en la dieta durante el embarazo. Por este motivo, te vamos a contar si es adecuado tomar té verde en esta etapa.
¿Se puede tomar té verde en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Revisado y aprobado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 13 julio, 2022

Durante el embarazo es preciso cuidar especialmente la dieta. Existen ciertos alimentos o bebidas que podrían generar daños sobre la salud de la madre o del feto, cuya ingesta se debe evitar. Hoy vamos a desvelar si tomar té verde en el embarazo es una práctica recomendable o no.

Antes de nada hay que mencionar que el té verde está considerado como una bebida saludable, ya que cuenta en su interior con una gran cantidad de compuestos antioxidantes. Ahora bien, también concentra un alcaloide análogo a la cafeína (la teína), el cual genera controversias al momento del consumo durante la gestación.

Beneficios del té verde

Infusión de té verde, una de las hierbas que debes evitar durante el embarazo.
El té verde es una infusión que contiene gran cantidad de antioxidantes. Estas sustancias son esenciales para eliminar del cuerpo los tóxicos que se producen a diario.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista International Journal of Molecular Science, el té verde cuenta con la capacidad de modular los estados inflamatorios del organismo. Así mismo, se trata de una bebida que lo protege de sufrir algunas afecciones complejas, como las enfermedades cardiovasculares.

Es importante destacar el efecto del té verde sobre la composición corporal. Tal y como evidencia una investigación publicada en la revista Molecules, los polifenoles y la teína del té verde estimulan la movilización y la oxidación de las grasas, lo que provoca una pérdida de peso más eficiente. Por eso se recomienda su consumo cuando se plantea una dieta hipocalórica.

¿Puedo consumir té verde en el embarazo?

A pesar de los beneficios comentados de la infusión, es fundamental tener en cuenta que la ingesta de alcaloides no está recomendada durante el embarazo. Estos compuestos podrían incrementar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo, por lo que es clave limitar su presencia en la dieta. En este sentido, se recomienda no consumir más de una taza de té verde al día durante el primer trimestre de embarazo.

A partir del segundo trimestre se puede aumentar un poco la dosis, ya que la teína no resultará tan peligrosa para el feto. En este caso es factible la inclusión de 3 tazas diarias de la infusión. Siguiendo estas indicaciones, los alcaloides no pasarán al organismo del bebé a través de la placenta.

Un dato a destacar es que los expertos recomiendan no superar en ningún caso los 200 miligramos de cafeína al día durante el embarazo. En el primer trimestre, esta dosis será todavía menor y lo mejor es evitar su consumo en la medida de lo posible.

Efectos del té verde durante el embarazo

Consumir té verde en las cantidades anteriormente indicadas no generará alteraciones de salud importantes. Ahora bien, si se exceden las dosis comentadas, podría experimentarse un problema en la absorción del ácido fólico a nivel intestinal. Como consecuencia, podría producirse un defecto en la formación del sistema nervioso central del bebé.

Del mismo modo, se podría ver reducida la disponibilidad del hierro y empeorar la anemia de la embarazada. Bajo este contexto, el oxígeno no llegaría de forma eficiente a todos los tejidos del cuerpo y se podría experimentar una situación de cansancio extremo.

Incluso, superar las cantidades diarias recomendadas de té verde podría originar una situación de insomnio. Ten en cuenta que durante el sueño nocturno se producen la mayor parte de los procesos de recuperación y de reparación del organismo.

insomnio embarazo tercer trimestre gestacion mujer dificultad conciliar mantener sueno
El insomnio y las dificultades para mantener el descanso nocturno son habituales durante el embarazo. Por eso, lo mejor es evitar la ingesta de infusiones en las horas de la noche.

Es posible consumir té verde en el embarazo, aunque en dosis bajas

Como has podido comprobar, lo mejor es limitar la presencia del té verde en la dieta durante el embarazo. En el primer trimestre, no se deberá consumir más de una taza de la infusión al día, pero esta recomendación se vuelve más flexible a partir del segundo. De todos modos, cuanta menos cafeína se ingiera, mejor será.

Aparte, no olvides que es importante plantear una dieta variada para evitar déficits de nutrientes esenciales. De este modo se previene el desarrollo de muchas patologías crónicas y complejas, al tiempo que se asegura el correcto desarrollo del feto. Incluso, serán necesarios algunos suplementos, como los de hierro y ácido fólico.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Musial, C., Kuban-Jankowska, A., & Gorska-Ponikowska, M. (2020). Beneficial Properties of Green Tea Catechins. International journal of molecular sciences21(5), 1744. https://doi.org/10.3390/ijms21051744
  • Rothenberg, D. O., Zhou, C., & Zhang, L. (2018). A Review on the Weight-Loss Effects of Oxidized Tea Polyphenols. Molecules (Basel, Switzerland)23(5), 1176. https://doi.org/10.3390/molecules23051176

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.