Para todas las madres de niñas, delgadas o no

17 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la maestra Marisol Rendón Manrique
Es importante asegurarnos de que los niños se mantengan en un peso saludable y adecuado para su edad. Por ello inculca a tu hija el valor de cuidar su cuerpo como un acto de amor propio y no por presión social.
 

La imagen física de las personas, especialmente de las mujeres, se ha posicionado como un asunto central en el mundo actual. Así los medios de comunicación nos bombardean con cuerpos esculturales e imposibles de alcanzar mediante un estilo de vida saludable. Ser madre de niñas, delgadas o no, en un mundo como este no es sencillo. Pero tu papel es de gran relevancia.

En tus manos está lograr que tus hijas adopten desde pequeñas unos hábitos de vida saludables. Pero, sobre todo, ayudarles a que recuerden que lo que han de cuidar de verdad es su salud, no su imagen.

¿Qué puedes hacer como madre de niñas, delgadas o no?

Ante todo sé un modelo, recuerda que los hijos tienden a imitar nuestros comportamientos. Si cuidas en exceso de tu figura y vives sometida a miles de dietas restrictivas, difícilmente podrás esperar que tu hija no tenga inconvenientes a la hora de alimentarse.

Lo mejor que puedes hacer como madre, es llevar un estilo de vida saludable pero sin exageraciones. Basta con que tengas elecciones saludables a la hora de comer y con que practiques ejercicio regularmente. Será el mejor incentivo para que imiten tus comportamientos adecuados.

¿Por qué hay que preocuparse por el peso de los hijos?

Es importante procurar que nuestras hijas e hijos se mantengan en un peso adecuado, pero no por tratar de adecuarlos a los cánones de belleza, sino por salud. Un problema de sobrepeso puede ser causante de muchas afecciones a nivel físico y a nivel social:

 
  • Enfermedades en el sistema circulatorio
  • Diabetes tipo 2
  • Problemas de sueño
  • Dificultades respiratorias como el asma
  • Un nivel bajo de autoestima
  • A nivel social, el sobrepeso puede ocasionar bullying

Muchos niños y niñas con problemas de peso durante la infancia, permanecerán en sobrepeso durante la adolescencia y la edad adulta. Por ello es necesario tratar con la dieta saludable desde las primeras etapas de la vida.

mself.

Sin embargo, ningún extremo es bueno. Así, en el lado contrario, encontramos las deficiencias nutricionales que también pueden provocar serias afecciones:

  • Pérdida de los dientes
  • Osteoporosis y otras enfermedades a nivel óseo
  • Algunos tipos de cáncer
  • Desórdenes alimenticios
  • Depresión
  • Fatiga constante.

En definitiva es importante asegurarnos de que nuestros hijos se encuentren en un peso saludable y adecuado a su edad. Para ello la mejor alternativa siempre será acudir a un pediatra que nos oriente al respecto.

También puedes emplear el “índice de masa corporal” para hacerte una idea aproximada. Este se calcula dividiendo la altura (en centímetros) por el peso (en kilogramos). Puedes hacerlo usando este calculador de IBM. Sin embargo, recuerda que esta es solo una aproximación y deberás acudir a médico antes de tomar medidas, pues cada niño es un mundo.

 
ID-100220837

Ayuda a tu hija a adquirir unos hábitos saludables

Entonces, si eres madre de una o más niñas, sean delgadas o no, siempre debes poner el foco en su salud y no en su imagen corporal. No es positivo que las animes a cuidar su alimentación o a realizar ejercicio físico con fines estéticos, sino como un acto de amor propio y autocuidado.

Así, procura que cuenten con una alimentación nutritiva y variada, y especialmente que consuman al menos dos porciones de frutas y vegetales cada día. Encuentra la forma de preparar los alimentos de forma que les resulten más atractivos y apetecibles.

Por supuesto, trata de restringir las bebidas azucaradas y carbonatadas, los alimentos grasos y con mucha sal. Pues estos ingredientes son nocivos para el organismo. En su lugar trata de reemplazarlos por endulzantes naturales como la miel, y procura utilizar aceites vegetales.

Opta por snacks saludables si tus hijos tienen hambre entre horas y procura mantenerlos siempre bien hidratados. Recuerda también que la alimentación, cuanto más natural sea, mejor. Evita los productos ultraprocesados y refinados y comienza a incluir opciones ecológicas. 

 

Por otro lado trata de establecer los menús antes de ir al supermercado. De este modo te será más sencillo escoger las opciones más convenientes. Además puede resultar muy positivo establecer horarios fijos para cada comida, y comer en familia y sin distracciones.

Pero, sobre todo, implica a tus hijas en su alimentación. Incúlcales el valor de nutrir su cuerpo con los alimentos más saludables como un acto de amor por sí mismas.

  • Villagrán Pérez, S., Rodríguez-Martín, A., Novalbos Ruiz, J. P., Martínez Nieto, J. M., & Lechuga Campoy, J. L. (2010). Hábitos y estilos de vida modificables en niños con sobrepeso y obesidad. Nutrición Hospitalaria25(5), 823-831.
  • Pérez, E., Sandoval, M. J., Schneider, S. E., & Azula, L. A. (2008). Epidemiología del sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes. Revista de Posgrado de la VIa Cátedra de Medicina179, 16-20.