Para todas las madres de niñas, delgadas o no

Marisol · 6 noviembre, 2015

La nutrición es una preocupación que invade al mundo de hoy y los medios de comunicación, sobre todo cuando se trata de la imagen femenina, nos venden cuerpos esculturales y delgados que una mujer común difícilmente podría tener de una forma saludable.

En este artículo te mostraremos consejos útiles para manejar adecuadamente el equilibrio entre el peso y la alimentación adecuada, especialmente si tienes hijas mujeres, pero también puedes aplicarlos para los niños. Recuerda que debes estimular los hábitos saludables en la vida de tus hijos, pero es igualmente importante brindarles una dieta con los nutrientes suficientes para que se desarrollen normalmente.

¿Qué puedes hacer para que tu hija sea una mujer saludable?

Sé un modelo: recuerda que los hijos tienden a imitar nuestros comportamientos; si cuidas en exceso de tu figura y vives sometida a miles de dietas con las que todo está prohibido, difícilmente podrás esperar que tu hija no tenga inconvenientes a la hora de alimentarse.

Lo mejor que puedes hacer como madre, es llevar un estilo de vida saludable pero sin exageraciones. Basta con que tengas elecciones saludables a la hora de comer y con que practiques ejercicio regularmente. Será el mejor incentivo para que imiten tus comportamientos adecuados.

¿Por qué hay que preocuparse por el peso de los hijos?

Un problema de sobrepeso puede ser causante de muchas afecciones a nivel físico y a nivel social. Algunas de estas consecuencias, son:

  • Enfermedades en el sistema circulatorio (especialmente en el corazón)
  • Diabetes tipo 2
  • Problemas de sueño
  • Dificultades respiratorias, como el asma
  • Un nivel bajo de autoestima
  • A nivel social, el sobrepeso puede ocasionar bullying

Muchos niños y niñas con problemas de peso durante la infancia, permanecerán en un nivel excesivo de peso durante la adolescencia y la edad adulta, por eso es necesario tratar con la dieta saludable desde las primeras etapas de la vida.

mself.

En el extremo contrario, encontramos las deficiencias nutricionales que provocan afecciones como:

  • Pérdida de los dientes
  • Osteoporosis y otras enfermedades a nivel óseo
  • Algunos tipos de cáncer
  • Desórdenes alimenticios
  • Depresión
  • Fatiga constante.

¿Cómo se si mi hija tiene un peso saludable?

La mejor forma para corroborar que tus hijas tengan el peso adecuado, es medir el índice de masa corporal. También debes tener en cuenta que no todos crecemos al mismo ritmo, así que no hay una medida universal con respecto al peso o a la talla.

Para calcular el índice de masa corporal, basta con dividir el número de centímetros de la estatura por el peso en kilogramos. Puedes hacerlo usando este calculador de IBM.

¿Cómo darles a mis hijas e hijos la nutrición más adecuada?

ID-100220837

  • En la variedad está la abundancia de nutrientes que tus hijos necesitan para que sus cuerpos y sus mentes se desarrollen normal y saludablemente. La clave es incluir en tu plato un alimento de cada uno de los 5 grupos alimenticios. Encuentra la forma de prepararles sus alimentos favoritos con ingredientes sanos.
  • La meta es consumir por lo menos dos porciones de frutas y vegetales cada día. Estos son dos de los grupos más importantes y necesarios para la nutrición de todos los niños y adultos. Desde pequeños deben adquirir el hábito de incluir estos tipos de alimentos en la ingesta diaria.
  • Elimina del menú las bebidas azucaradas o carbonatadas, los alimentos grasos y con mucha sal. Todos estos elementos son nocivos para el organismo a largo plazo. Reemplaza los endulzantes por miel, las grasas saturadas por aceites vegetales y reduce el consumo de sal que pones en tus recetas.
  • Aumenta el consumo de agua para que el cuerpo permanezca con la hidratación suficiente para desintoxicarse a sí mismo y mantenerse libre de las sustancias que pueden afectar su salud.
  • Establece el menú antes de ir al supermercado para que compres los alimentos más saludables. Planear con anticipación las comidas que le darás a tu familia, es ideal para pensar en las opciones más convenientes.
  • Establece horarios fijos para cada una de las comidas. Uno de los puntos más importantes a la hora de hablar de nutrición, es tener un horario que se respete todos los días de la semana. Comer a las mismas horas ayuda a que el organismo procese los alimentos de la forma adecuada.