Tips para enseñar a través del arte cualquier materia

8 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Siempre es posible animar un plan de estudios. Estos pasos para aprovechar el poder del arte nos ayudarán a hacerlo.

El arte suele ser un área que, por su amplitud y versatilidad, es capaz de generar muchas ventajas a la hora de usarse como estrategia en educación. Es posible enseñar a través del arte cualquier materia.

Podemos involucrar a los estudiantes creando varias necesidades de aprendizaje a través del arte. También se puede mejorar el pensamiento crítico e, incluso, las habilidades emocionales. Se trata de buscar enseñar utilizando el arte y llegar, así, a conocer partes de la vida distintas en las materias que serán relevantes para los estudiantes.

Si los docentes no quieren enseñar a través del arte, se pueden perder grandes experiencias de aprendizaje capaces de transformar a los alumnos. Enseñar a través del arte proporciona oportunidades novedosas en el aula. Esto estimula la mente de los alumnos y crea distintas formas de pensar y de aprender.

Para enseñar a través del arte no se requieren conocimientos especializados en ningún campo del arte. Se trata de mirar el currículo con una mente creativa, buscando novedades en el contenido que se enseña. Vamos a repasar, a continuación, algunos tips que podemos hacer para que el poder del arte mejore la práctica de enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes.Niña haciendo danza en la playa.

Tips para enseñar a través del arte cualquier materia

Elegir una obra de arte para empezar

El arte cuesta la historia de humanidad, así que, cualquier tema del currículo puede ser visto a través del arte. Se puede investigar en museos, mirando, por ejemplo, sus sitios web. Descargar imágenes, buscar vídeos de danza, conciertos de música… Nos centraremos en estas cuestiones al elegir las obras de arte:

  • ¿Cómo se relaciona esta obra de arte con el currículo?
  • ¿Esta obra de arte despierta mi interés?
  • ¿Cómo se relaciona con la vida de mis estudiantes?

Si la obra de arte que hayamos elegido responde a estas tres preguntas con un «sí», tenemos el punto de partida para empezar con la investigación.

Crear preguntas abiertas

A la hora de crear preguntas, debemos centrarnos en lo que se conoce como ‘preguntas abiertas’. Si somos capaces de que una pregunta tenga, al menos, tres respuestas, es una pregunta abierta. Se trata de no buscar la respuesta ‘buena’.

Las preguntas abiertas son las que siempre inspiran el pensamiento creativo y crítico. Cuando somos capaces de involucrar a los alumnos en una investigación de obras de arte, les enseñamos a ver el mundo de otra forma. También descubrirán los distintos puntos de vista de sus compañeros.

Hay que reformular las preguntas tal y como solemos hacerlas, observar y animar a los alumnos a utilizar evidencias nuevas (como la visual) a la hora de desarrollar sus ideas.

Arte y contenidos varios

Hay muchas obras de arte que incluyen y tratan contenidos que, probablemente, los alumnos no podrían ni imaginar. Por ejemplo, las matemáticas se relacionan con la música; la música, en cierto modo, es matemáticas.

Así que, podemos buscar secuencias matemáticas en la música y utilizarlo en nuestra clase. Con la danza sucede lo mismo: encontramos patrones que podemos explorar para aprender sobre otras materias.

Los temas para enseñar a través del arte cualquier materia

Podemos elegir retratos de una artista y hacer una pregunta general para crear conexiones entre la obra de arte, el plan de estudios y la vida de los alumnos. Estos temas siempre suelen ser efectivos. Son un punto de vista muy bueno para empezar con un contenido nuevo de forma atrayente.Música como arte para poder enseñar cualquier materia.

Puede hacerse, por ejemplo, para empezar a leer una novela que hayamos recomendado en clase. Investigar la relación del autor con los retratos e ir indagando en ello con los alumnos, relacionándolo con los personajes de la novela y con ellos mismos, y desarrollando puntos del currículo.

Ir más allá del aula

Es importante salir con los alumnos, ir más allás del espacio cerrado del aula. Siempre que se nos permita, debemos ir con ellos a museos, galerías de arte, exposiciones, teatros, conciertos, para, así, acercarnos al arte en persona. Vivir el arte en persona es mucho mejor que verlo, oírlo o conocerlo en una pantalla.

También podemos buscar artistas locales y contactar con ellos. Algunos incluso tendrán programas especiales para colegios o institutos, o podrían crearlos. Encontraremos muchos artistas encantados de poder charlar con los jóvenes sobre su trabajo y el arte.

En definitiva, buscaremos lo creativo, no pararemos de relacionar contenidos con el arte hasta crear un todo y abrir la mente de los alumnos, porque todo en el aula no es contenido sin más; podemos ir mucho más allá.

  • Cohen, Elaine Pear, y Ruth Straus Gainer. Art: Another language for learning. Heinemann, 361 Hanover Street. Portsmouth. 1995.
  • Nicola Giardina. The More We Look, the Deeper It Gets: Transforming the Curriculum through Art. Indie Bound. 2018.