Preguntas frecuentes sobre el sueño y la lactancia materna

Amamantar durante la noche es un hecho característico de la lactancia materna. Conoce por qué es tan importante para tu salud y la de tu bebé.
Preguntas frecuentes sobre el sueño y la lactancia materna
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 02 agosto, 2021.

Última actualización: 02 agosto, 2021

La lactancia materna nocturna cumple un rol vital para la supervivencia, aunque esto implique interrumpir el sueño. En este artículo responderemos a las preguntas más frecuentes sobre el tema, para que sepas cómo manejar los despertares nocturnos del bebé.

¿Por qué los bebés se despiertan de noche?

El sueño de los bebés va cambiando a lo largo de los primeros años, hasta que finalmente adopta el patrón habitual de los adultos. Esto sucede porque la cría humana nace totalmente indefensa y es indispensable asegurar el vínculo frecuente con sus cuidadores.

Durante los primeros meses de vida, los despertares reiterados cumplen las siguientes funciones de protección:

  • Asegurar el alimento, lo que reduce el riesgo de hipoglucemia neonatal.
  • Mantener un sueño liviano, para reducir el riesgo de asfixia ante obstrucciones accidentales de la vía aérea.
  • Propiciar el contacto con su cuidador y la lactancia materna. Esto favorece la inducción al sueño, el bienestar físico y emocional del bebé y la capacidad de regular sus respuestas ante el estrés.

Lo habitual es que durante el primer semestre de la vida el patrón de sueño sea irregular, es decir que varíe de un día al otro. También habrá diferencias entre un bebé y otro, ya que la regulación del sueño responde a un proceso madurativo individual.

“Se estima que a los 6 meses de edad solo el 16% de los niños duermen toda la noche, utilizando este término para referirnos a la capacidad de dormir 6 hs. A pesar de esto, todavía pueden presentar despertares nocturnos con frecuencia variable, según el caso”.

-Martínez Rubio-

¿Qué beneficios ofrece la lactancia materna para el sueño del bebé?

Por medio de la leche materna se libera una sustancia llamada triptofano. Este péptido cumple múltiples funciones en el organismo, algunas de las cuales son la inducción del sueño y la regulación del estrés del bebé.

Por su parte, las hormonas de la lactancia, principalmente oxitocina, tendrán un efecto similar en la madre. De esta manera, la lactancia materna nocturna funciona como relajante natural que ayuda a reanudar el descanso de ambos.

lactancia materna nocturna

¿Cómo ofrecer el pecho durante la noche?

Para optimizar el descanso nocturno es importante mantener una buena higiene del sueño, la cual se compone de hábitos que ayuden a conciliar y sostener este estado.

Es muy importante mantener una rutina durante el día y la noche, de manera que el niño vaya habituándose a la sucesión de eventos que anteceden al momento de dormir.

Es de mucha ayuda brindarle actividades relajantes antes de acostarlo, tales como bañarlo, practicarle masajes, mecerlo o cantarle alguna canción. Todas ellas sirven para que bebé comience a relacionar la hora de dormir con una experiencia placentera.

Luego del primer mes de vida no será necesario despertar al bebé para comer, salvo que el pediatra indique lo contrario. Para ese entonces, el niño puede regular sus tomas y despertar cada vez que lo requiera. Algunos intervalos de la noche serán más largos que otros, sin que esto implique un trastorno de sueño.

Se recomienda que las tomas se realicen en la misma habitación en la que duerme el bebé, con luz tenue y sin cambios bruscos de temperatura. Esto evita que el niño se desvele y facilita la vuelta al sueño.

Es conveniente que el niño permanezca despierto durante la lactada y se lo recueste en un estado semidormido. De esta manera logra asociar el momento de acostarse, como el último evento antes de dormirse. Esto lo ayudará a conciliar el sueño por sí solo, conforme pase el tiempo.

En caso de necesitar un cambio de pañal, intentar realizar el mínimo estímulo posible. Esto evita sobresaltos e interrupciones prolongadas del descanso nocturno del bebé.

¿Qué beneficios ofrece el colecho para el sueño y la lactancia?

Llamamos colecho a la práctica de compartir la cama entre padres e hijos. Se trata de un hábito que se ha transmitido de generación en generación, a lo largo de la historia de la humanidad. Pero esta costumbre no es exclusiva de los humanos, sino que la llevan a cabo varias especies del reino animal.

En la actualidad se trata de un tema controvertido, ya que las distintas sociedades científicas han tomado posturas contrapuestas a la hora de recomendar o desaconsejar la práctica.

Lo cierto es que algunos estudios realizados en la última década han descubierto múltiples beneficios para la salud del bebé. Siempre y cuando el colecho se practique de forma segura.

El colecho (y por ende, el copecho) facilitan el mantenimiento de la lactancia materna a lo largo del tiempo. Esto se relaciona principalmente con dos factores:

  1. La practicidad que le ofrece a las madres para amamantar de noche.
  2. Los estímulos para la producción láctea, que se generan como consecuencia de la cercanía y el contacto piel con piel entre mamá y bebé.

¿Cómo hacer un colecho seguro?

En el año 2014 el el Comité de Lactancia Materna y el Grupo de Trabajo de Muerte Súbita Infantil de la AEP elaboraron las siguientes recomendaciones para practica colecho seguro. De esta forma, se aprovechan los beneficios y se reduce el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

No practicar colecho cuando

  • Se trate de lactantes menores de tres meses de edad.
  • Los niños sean prematuros o con antecedente de bajo peso al nacimiento.
  • Uno o ambos padres consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.
  • El cansancio del adulto sea extremo, como ocurre en el postparto inmediato.
  • Se comparta la cama con otros familiares, mascotas o más de un adulto.
  • Se realice en superficies inapropiadas, como colchones blandos, camas de agua, sofás o sillones.

Para practicar colecho

  • El colchón debe ser firme.
  • Asegurar que el bebé no pueda caerse de la cama, ni quede atrapado entre la pared y la cama.
  • El clima de la habitación debe ser templado, idealmente 18°C.
  • El bebé debe usar ropa ligera, sin más abrigo del que usan los cuidadores.
  • Las mantas o sábanas deben cubrirlo hasta las axilas, dejando sus brazos y su cabeza por fuera.
  • Nunca dejar al bebé solo en la cama.
Bebé durmiendo con su padres gracias a la cama colecho.

¿Los bebés que toman biberón duermen mejor que los bebés amamantados?

“A cualquier edad, solo el 2% de los bebés amamantados duerme de un tirón” –Martinez Rubio-

Si bien esto es un hecho relativo, existen algunas cuestiones que pueden explicar por qué en muchos casos los niños que toman pecho se despiertan con mayor frecuencia que los que no.

Por un lado, la lactancia materna se realiza a demanda y esto no ocurre con cuando el niño toma fórmula. El niño amamantado acostumbra a regular sus tomas por otros factores, además del hambre y la saciedad.

El temor a estar solo o el placer del contacto con la piel de su madre, puede motivar al niño a buscar el pecho varias veces en el día y en la noche.

Por otro lado, la leche materna es más digerible que la leche de fórmula y permanece en el estómago durante un período menor. Esto genera que la sensación de hambre se despierte antes que cuando se recibe lactancia artificial.

Acerca del sueño del bebé y la lactancia materna

El sueño del bebé está íntimamente relacionado con la necesidad de sostener los cuidados y la lactancia materna. Gradualmente, irá madurando hasta alcanzar el estado adulto y los despertares serán solo una anécdota.

Te podría interesar...
Técnicas para enseñar al bebé a dormir de corrido
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Técnicas para enseñar al bebé a dormir de corrido

Enseñar al bebé a dormir es una tarea que deben realizar los padres desde muy temprano en su vida. Cada niño es un ser único y las técnicas que se ...