Sobrevalorar a los niños los puede convertir en narcisistas

Hay diferencias importantes entre criar a niños narcisistas y educar a niños con alta autoestima. Hay investigaciones que aseguran que el inicio del narcisismo es social y que se debe, sobre todo, a la sobrevaloración paterna y no a la falta de cariño, mientras que la autoestima está definida por el cariño y no porque los padres los suelen sobrevalorar.

Un reciente estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, explica que los comportamientos narcisistas son más frecuentes en los pequeños que interiorizan la valoración inflada sobre ellos;  la cual se han construido gracias a que sus progenitores tienden a sobrevalorarlos. Un niño o una persona narcisista se refiere a la admiración excesiva y exagerada que siente una persona por sí misma, por su aspecto físico o por sus dotes o cualidades.

Al conocer esta información, generalmente los padres se preguntan cómo elogiar a sus hijos sin correr el riesgo de sobrevalorar a sus niños y que a la larga se conviertan en narcisistas, un comportamiento cada vez más común en el mundo occidental y que puede conducir conductas violentas y agresivas.

Expresa tu afecto sin sobrevalorar

Lo ideal como padres es que expresen afecto y aprecio a sus hijos, sin embargo, hacerlo no implica decirles que son superiores a los demás o que tienen ciertos privilegios sobre los otros por ser más inteligentes o lindos. Aunque todos los padres del mundo piensan que sus hijos son especiales y de hecho lo son, hay que hacerles saber sus cualidades de manera equilibrada con el objetivo de ayudarles a construir personalidades sanas.

sobrevalorar 2

Cuando sobrevaloras a tus hijos, aseguran los expertos en psicología, les estás haciendo un favor muy flaco, pues hacerlo les genera una falsa imagen de sí mismos, la cual depende del reconocimiento externo. Además, cuando haces cierto tipo de comentarios, de una manera sutil y sin malas intenciones, les estás sugiriendo que deben encajar con una determinada imagen, la que han interiorizado que tienes de ellos.

Deja tu ego en la puerta cada mañana y simplemente haz un gran trabajo. Pocas cosas te harán sentir mejor que un trabajo brillantemente hecho

-Robin S. Sharma-

Y según afirma  Olga Carmona, experta en Psicoterapia Breve y en Psicopatología de la Infancia y la Adolescencia en un artículo del diario el País de España, si los padres de un niño constantemente celebran lo inteligente que es, lo que el niño interioriza es que para sus figuras de apego y referencia, la inteligencia es un gran valor y que su cariño hacia él dependerá de que yo sea eso que para ellos es tan importante.

Así pues, lo que la mayoría de padres debe evitar es la sobrevaloración de su hijo ya que cuando lo hacen contribuyen a formar una autoestima frágil, cuya base está sentada en las opiniones que las demás personas tengan sobre ella y no sobre el reconocimiento que el niño tiene sobre sus verdaderas capacidades. Cuando esto ocurre, el niño se convertirá en un adulto que dependerá -quizás durante toda su vida- del reconocimiento externo para sentirse bien consigo mismo.

Evita convertir a tus hijos en narcisistas

sobrevalorar 3

Alguien narcisista es alguien profundamente inseguro. Esta persona hace una bandera de su supuesto amor propio, no obstante, se siente obligado a mostrar su bandera por doquier para poder compensar su inseguridad interna. Este tipo de conductas o de personalidades se pueden evitar si modificas la manera de elogiar a tus hijos.

De hecho, los autores del estudio sobre los niños narcisistas ofrecen una serie de consejos para padres, los cuales están dirigidos a evitar que fomenten la construcción de este tipo de personalidad tan dañina para los individuos y para la sociedad en general.

  • Evita decirle a tu hijo que es más especial que los demás. Recuerda que los niños siempre creen lo que sus padres les dicen
  • Expresa cariño a tus hijos de todas las maneras que puedas, eso siempre es positivo y refuerza su autoestima. No obstante, ten cuidado en caer en comparaciones o sobrevaloraciones

Los expertos también explican que la sobrevaloración de los niños no es la única causa del narcisismo, también hay factores genéticos y otros factores ambientales. Aclaran que algunos niños pueden ser más propensos que otros a ser narcisistas cuando sus padres los sobrevaloran.

También hacen especial hincapié en las diferencias de pensamientos entre los niños con alta autoestima y los narcisistas, pues los primeros piensan que son tan buenos como los demás, mientras que los narcisistas piensan que son mejores que las demás personas, y esto muchas veces ocurre porque sus padres se lo hacen creer.

 

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar