Secretos para madres cansadas: ¿cómo cuidar tus pies?

Si quieres cuidar tus pies pero no dispones de tiempo, en el siguiente artículo te contamos todo lo que debes saber. ¡Toma nota!
Secretos para madres cansadas: ¿cómo cuidar tus pies?

Escrito por Óscar Dorado

Última actualización: 04 abril, 2022

Ser madre es una de las experiencias más bonitas y enriquecedoras para cualquier mujer. Sin embargo, hay un factor común en muchas madres: la falta de tiempo y la fatiga acumulada. Esto provoca que muchas de ellas no tengan todo el tiempo que desearían para llevar a cabo tareas como cuidarse los pies. Por este motivo, en el siguiente artículo vamos a contarte los mejores secretos para cuidar tus pies a pesar de que no disponer de todo el tiempo que te gustaría.

Tus pies son, probablemente, la última parte de tu cuerpo en la que piensas. Y esto es así hasta que comienzan a doler. Sin embargo, a pesar de que estés muy ocupada, son demasiado importantes como para pasarlos por alto. Absorben el impacto de todo el peso corporal con cada paso, manteniéndote equilibrada y erguida.

¿Qué ocurre con los pies durante el embarazo?

El embarazo y el envejecimiento afectan a tus pies. Por un lado, las mujeres embarazadas que utilizan zapatos de tacón lo hacen con esta parte ancha, con soporte para el arco y que aseguren una buena absorción de los golpes. Y es que el peso adicional durante los meses de gestación también puede hacer que cambie el tamaño de tu pie, por lo que es bueno volverlos a medir.

Por otro lado, debes saber que con el paso de los años las mujeres pierden parte de la grasa amortiguadora en las puntas de los pies, por lo que se recomienda elegir zapatos que ofrezcan más protección contra los golpes. En cualquier caso, lo ideal es visitar a un podólogo al menos una vez al año para revisar el estado de tus pies.

¿Cuáles son las afecciones más frecuentes en los pies?

Por mucho que cueste creerlo, los pies pueden verse afectados por múltiples patologías, la mayoría de ellas muy incómodas. Las afecciones en los pies afectan más que todo a las mujeres entre los 40 y 70 años, sobre todo si usan zapatos inadecuados y pasan mucho tiempo al día de pie.

De acuerdo con algunas investigaciones, más del 80 % de las personas presentan algún problema en los pies. Las patologías de esta zona son muy variadas y entre las más frecuentes destacan las siguientes:

  • Callos: consiste en un proceso en el que la capa superficial de la piel se engrosa por un aumento constante de la presión en zonas del pie. Una de las causas más frecuentes es el uso de zapatos puntiagudos, estrechos o de tacón alto.
  • Juanetes: se trata de una deformidad en el hallux o dedo gordo, el cual se desvía hacia el segundo dedo, pudiendo ubicarse justo debajo del mismo. La desviación del dedo provoca una protuberancia en el lado medio del pie, generalmente a nivel de la articulación metatarso-falángica
  • Metatarsalgia: es una dolencia a nivel del metatarso, es decir, en la parte central del pie, sobre todo en la región plantar. La metatarsalgia aparece producto del desgaste de la almohadilla plantar natural, generado por la edad o los esfuerzos constantes sobre el pie.
  • Ampollas y rozaduras: se trata de una lesión cutánea muy frecuente, la cual se caracteriza por ser una lesión elevada, de consistencia blanda y llena de líquido. Generalmente aparece por el uso de calzado ajustado.
  • Sequedad cutánea: aparece por la acumulación de células muertas en la piel, apareciendo con mayor frecuencia en el talón. Por fortuna, se puede evitar con una hidratación y exfoliación constante.

Los 7 mejores secretos para cuidar tus pies

A continuación, te presentamos algunos secretos para madres cansadas para que sepas cómo cuidar tus pies.

1. Utiliza zapatos cómodos

El primer consejo que te damos parece una obviedad, pero no siempre se respeta. Utilizar zapatos equivocados puede afectar mucho a la salud de tus pies. Por un lado, los zapatos demasiado ajustados pueden causarte callos, uñas encarnadas y dolor general de los pies. Por otra parte, los que son demasiado grandes evitan que el talón se asiente en su sitio, por lo que pueden causar ampollas, dolor y desgaste excesivo de los talones.

De hecho, algunos zapatos son malos para los pies, incluso si se ajustan correctamente. Por eso se recomienda siempre invertir a nivel económico en calzado que garantice el bienestar diario de tus pies.

También debes tomar en consideración el hecho de escoger los materiales adecuados. Mientras que los sintéticos tienden a no respirar bien, atrapando el calor y la humedad, los naturales como el cuero y el algodón mantendrán sus pies más frescos y liberarán humedad.

Por su parte, el uso de calcetines adecuados es tan importante como el calzado. Lo ideal es usar materiales naturales como algodón en lugar de fibras sintéticas, ya que el algodón absorbe el sudor y disminuye la transpiración.

pies-cansados

2. Ponte en marcha

Debes entrenar los músculos de tus pies mediante el ejercicio. Y la mejor manera de lograrlo es simplemente caminar. Sal algunos días con el objetivo de mantener los músculos firmes y los ligamentos flexibles. También te recomendamos andar por diferentes superficies para variar los distintos tipos de impacto: césped, tierra o asfalto.

3. Lávate los pies con frecuencia

En tercer lugar, debes lavarte los pies con frecuencia, ya que pasan la mayor parte del día atrapados dentro de un par de zapatos. Toda la humedad y el sudor proporcionan un terreno fértil para que crezcan las bacterias, y los espacios entre los dedos de los pies son aún más hospitalarios para los hongos.

Cuando no te lavas los pies adecuadamente dejas que las bacterias se acumulen día a día. Eso conduce a un desagradable olor en los pies y, eventualmente, a infecciones por hongos y otros problemas de la piel.

No necesitas un lavado especial, solo debes asegurarte de lavar especialmente entre los dedos de los pies. Después de la ducha es igualmente importante secarse los pies para evitar que la humedad atrapada permita que todas las bacterias se acumulen alrededor.

utilizar-zapatos-comodos-trucos-dolor-pies

4. Hidrata tus pies

Por último, debes tener en cuenta que el desgaste causado por los pies todos los días puede resultar en áreas de piel seca, agrietada o escamosa. La cura es simple: solamente debes frotar una loción que contenga manteca de cacao en la piel de tus pies todos los días.

De hecho, puedes hacer esto por la mañana, aunque no se recomienda aplicar la loción entre los dedos de los pies. Sin embargo, si tienes graves problemas de descamación o piel seca en los pies, es posible que desees probar una rutina de hidratación durante la noche.

5. Masajea tus pies al hidratarlos

Al usar una crema hidratante, también es necesario que masajees tus pies durante algunos minutos. Trata de abarcar toda la zona, desde el talón hasta los dedos, tanto en la planta como en el dorso del pie. Esta simple actividad ayudará a disminuir cualquier dolor que se presente y aumentará el flujo sanguíneo en la zona, pudiendo disminuir un edema.

6. Protege tus pies es espacios públicos

Las piscinas, las saunas y las duchas comunales pueden albergar una gran cantidad de hongos y bacterias que causan infecciones desagradables en los pies. En este sentido, resulta fundamental usar calzado de plástico, escarpines o sandalias para evitar una posible infección. Por la misma razón también se debe evitar compartir herramientas de higiene personal.

7. Realiza una pedicura constantemente

Sabemos que como madre quizás no tengas tiempo de acudir a la pedicurista, sin embargo, es una actividad muy necesaria. Mantener las uñas cortas y limpiar puede evitar múltiples problemas a futuro. Además, se trata de una actividad muy relajante que nunca cae nada mal.

El cuidado de los pies siempre es importante

Finalmente, te recordamos que aunque tengas muchas obligaciones como madre siempre debes sacar algo de tiempo para ti. Estamos convencidos de que los consejos anteriores te ayudarán a que la piel, los huesos y los músculos de tus pies estén perfectamente.

Te podría interesar...
¿Qué son los pies planos?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué son los pies planos?

Las personas con pies planos tienen un arco muy bajo o directamente no lo tienen, lo que significa que uno o ambos pies pueden estar planos en el s...



  • Abu-Qamar MZ, Whitehead L, Towell-Barnard A, Kemp V. Foot Problems in Patients in Acute Care: A Point-Prevalence Survey. J Wound Ostomy Continence Nurs. 2020 Sep/Oct;47(5):513-520.
  • Xiong G, Bennett CG, Chou L, Kamal RN. Quality Measures in Foot and Ankle Care. J Am Acad Orthop Surg. 2019 Apr 15;27(8):e373-e380.
  • Gray M. Foot and Nail Care: A New Platform Section in the Journal of Wound, Ostomy and Continence Nursing. J Wound Ostomy Continence Nurs. 2019 May/Jun;46(3):181-182.