Sexualidad y anticoncepción durante el puerperio

30 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Eva Manuela Cotobal
La sexualidad durante el puerperio no debe ser un tema tabú.

Atender a la sexualidad y anticoncepción durante el puerperio es algo fundamental para la salud global de la mujer en toda su esfera. La anticoncepción durante el puerperio tiene algunos aspectos diferentes a la anticoncepción en el resto de mujeres.

Sexualidad durante el puerperio

El puerperio, o periodo posparto, es una etapa de importantes cambios personales, familiares, psicológicos, físicos… La vida en pareja ha cambiado y ello puede afectar a la vida sexual.

El cansancio, el miedo al dolor con las relaciones en función de cómo haya ido tu parto o cesárea, los cambios físicos, las nuevas tareas, además de un apetito sexual en muchas ocasiones disminuido, puede afectar a tu bienestar.

Es importante no identificar la sexualidad únicamente con el coito y recordar que esta va mucho más allá (besos, caricias, estimulación…), y que no todo esto tiene que finalizar con el coito. Es imprescindible una adecuada comunicación con tu pareja.

Madre con su bebé durante el puerperio pensando en un método de anticoncepción.

Las relaciones sexuales con penetración pueden reiniciarse cuando los loquios (el sangrado que se produce tras el parto y puede durar hasta 40 días) haya finalizado y te apetezca.

Anticoncepción durante el puerperio

En algunas ocasiones, el miedo a un nuevo embarazo es lo que afecta al reinicio de las relaciones sexuales. La anticoncepción durante el puerperio, es una parte fundamental de esta etapa.

Anticoncepción durante el puerperio: madres con lactancia materna

Si estas practicando la lactancia materna, existe un método anticonceptivo conocido como método MELA (método de lactancia y amenorrea).

Este método evita el embarazo ya que, mientras que tu bebé succiona el pecho, se produce una inhibición de la LH, que es la hormona encargada de desencadenar la ovulación, por lo tanto, si no hay ovulación, no puede haber embarazo. Este método se puede considerar como un método muy efectivo (tiene un porcentaje de fallos de un 0,5 %) mientras se cumplan una serie de requisitos:

  • Tu bebé debe tener menos de 6 meses.
  • El bebé debe tomar única y exclusivamente leche materna, sin ningún otro solido ni líquido, ni siquiera agua.
  • Las tomas deben ser a demanda, sin que transcurran entre ellas más de 6 horas por la noche, y de 4 horas durante el día.
  • Es necesario que sigas en amenorrea, es decir, que desde que diste a luz y desaparecieron los loqueos (dejaste de sangrar), no hayas tenido ninguna menstruación.

Por lo tanto, si uno de estos requisitos no se cumple, o tras utilizar este método tu bebé recibe algún suplemento, tiene más de 6 meses, o a ti te ha venido la regla, debes utilizar otro método anticonceptivo.

Otras opciones disponibles si tu bebé toma lactancia materna son:

  • Métodos barrera: preservativo. No se recomienda utilizar esponjas, espermicidas o capuchones cervicales hasta pasada la cuarentena.Pareja pensando en métodos de anticoncepción durante el puerperio.
  • Métodos solo gestágenos: ellos pueden ser la píldora, el implante subcutáneo, inyectable (se administra cada tres meses), o el DIU de progesterona. Con estos métodos y la lactancia materna, el sangrado será irregular, pudiendo también no existir. Tanto el implante (se coloca en la cara interna del brazo debajo de la piel) como el DIU de progesterona y el inyectable, tienen una duración de 3 a 5 años. En cuanto a la píldora, el implante y el inyectable, pueden comenzar a utilizarse a partir de los 21 días tras el parto.
  • DIU de cobre. Tanto este DIU como el de progesterona deben colocarse pasadas 6 semanas tras el parto.
  • Ligadura de trompas: se puede realizar si el parto es por cesárea en ese momento y, si no, a partir de 6 semanas tras el parto. Es un método irreversible.

Anticoncepción durante el puerperio: madres sin lactancia materna

Si no estás practicando la lactancia materna, la ovulación suele producirse durante la tercera semana tras el parto, por lo que una vez reiniciadas las relaciones sexuales con penetración, deberás utilizar un método anticonceptivo.

Puedes utilizar cualquiera de los anteriores y, además, siempre individualizando cada caso, los siguientes:

  • Anticonceptivos hormonales estrógenos y gestágenos: tanto para la píldora como el anillo vaginal y el parche, las recomendaciones son las mismas que para el resto de las mujeres; recuerda que es importante tener en cuenta tus antecedentes (migrañas, accidentes cerebrovasculares o ictus en la familia, edad…). Además, es importante no fumar, sobre todo si eres mayor de 35 años.

La anticoncepción durante el puerperio permite realizar una adecuada planificación familiar, por lo que recuerda acudir a tu matrona y tratar este tema en la visita posparto.

http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0104-11692013000300719&script=sci_arttext&tlng=es https://sego.es/mujeres/Anticoncepcion_puerperio.pdf https://www.acog.org/Patients/Search-Patient-Education-Pamphlets-Spanish/Files/Los-anticonceptivos-en-el-periodo-de-postparto?IsMobileSet=false https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/embarazo-maternidad/posparto/sin012085wr.html https://www.federacion-matronas.org/wp-content/uploads/2018/10/Original_Anticoncepcion-1.pdf