¿Sabes lo que tus hijos recordarán de su infancia y lo que no?

En ocasiones prestamos más atención a las cosas materiales y superfluas, que a brindar un amor incondicional que quede guardado en la memoria de los niños.
¿Sabes lo que tus hijos recordarán de su infancia y lo que no?

Última actualización: 27 julio, 2022

La maternidad y la paternidad están llenas de inolvidables momentos colmados de amor familiar, pero también de situaciones agotadoras, difíciles y muy estresantes. Desde ser un buen ejemplo para los niños hasta saber criarlos desde el amor y el respeto. Sin embargo, lo que tus hijos recordarán de su infancia, son esos días de cariño sincero en donde las preocupaciones parecían lejanas.

Así que no te preocupes de más por aquellas situaciones que en ocasiones no puedes controlar, evitando los sentimientos de culpa por las cosas que podrían ser mejor. Y mejor concéntrate en brindarles a tus hijos todo el apoyo y cariño que necesitan de ti, procurando ver la realidad bajo su perspectiva inocente.



3 cosas que tus hijos recordarán de su infancia

Los primeros años de vida suelen estar cargados de momentos únicos y aprendizajes esenciales. Además, es el periodo en donde los niños expresan su cariño de la manera más pura y sincera. De ahí la importancia de saberlos aprovechar al máximo para cosechar recuerdos familiares inolvidables a los cuales recurrir en momentos difíciles.

Estas son tres cosas que tus hijos recordarán de su infancia:

1. Tu amor incondicional

El amor maternal y paternal se expresa de las maneras más hermosas y variadas posibles. Ya sea en cada beso de buenas noches, en los desayunos preparados con cariño, en las canciones de camino al colegio, en los cuidados durante la enfermedad, en el apoyo emocional diario o en las tradiciones familiares.

Dales con cariño a tus hijos todas las herramientas emocionales y materiales necesarias para que puedan alcanzar sus sueños y objetivos.

Por tal razón, regálales a tus hijos un amor incondicional que les permita crecer y evolucionar en su verdadero ser.  Pero, más importante aún, compartiendo y capturando momentos de calidad en donde se respire el cariño y la felicidad.

2. Las rutinas y tradiciones familiares

Durante la infancia, incluso las más sencillas actividades pueden tener un significado especial si se realizan acompañados de los seres queridos. Es por lo que las tradiciones familiares ocupan un lugar tan especial en el corazón de todas las personas, ya que son memorias mágicas de esos momentos de alegría cuando éramos pequeños.

Cada familia tiene sus propias cualidades y particularidades, por lo que la lista de tradiciones puede ser infinita. Pero abarca desde acciones tan sencillas como acostarse siempre con las buenas noches y hacer maratones de películas cada semana, hasta celebrar juntos cada cumpleaños y regalarse presentes en navidad.

3. Los juegos y momentos felices

Reír llena al cuerpo de emociones positivas que refuerzan nuestras conexiones con los seres queridos. Por esta razón, en cada oportunidad que tengas, bríndales a tus hijos momentos de calidad a tu lado. Juega con ellos, salgan a montar bicicleta, vayan a comprar un helado, den un paseo por la ciudad, lean un cuento o vean sus dibujos preferidos.

Procura estar al lado de tus hijos en cada de sus etapas, desaparecer de la vida de los niños solo deja un vínculo parental distante o inexistente.

Los padres y madres que son ausentes durante la infancia de sus hijos no se alcanzan a imaginar el daño que se están haciendo a ellos mismos. Pues es durante esos años que los pequeños fortalecen el cariño y el amor incondicional que sienten por sus padres y se crean las primeras memorias.

3 cosas que tus hijos no recordarán de su infancia

Cuando pensamos con mentalidad de adulto, existen algunos detalles que, a simple vista, pueden parecer muy significativos, pero en realidad no simbolizan gran cosa para los niños. Sin embargo, recuerda que es indispensable como padres dar lo mejor de nosotros mismos, para darles la mejor vida posible a los pequeños.

Estas son tres cosas que tus hijos no recordarán de su infancia:

1. El aspecto de la casa

Ya sea si los platos estaban lavados o las paredes pintadas. La felicidad de un hogar radica en las personas que viven en él. Así que no dejes de lado la apariencia del hogar, pero tampoco te castigues por no tener todo siempre impecable. Los platos pueden esperar un poco, mientras que tu hijo únicamente será niño una vez.



2. Tu apariencia física

El embarazo es un proceso natural que pone a prueba los cuerpos de las mamás. Esto sumado a todas las obligaciones que se van acumulando con la llegada de un bebé, hace que algunas mujeres no se sientan del todo conformes con su apariencia física.

Los kilos de más, las arrugas en el rostro, las estrías o el cabello enredado no harán que tus hijos te quieran menos. Recuerda que es importante cuidar de la salud y el aspecto, pero más valioso aún es inculcarles a los niños que lo que más vale de una persona no es su belleza, sino su interior.

3. Los juguetes y cosas materiales

Los regalos pueden hacer muy felices momentáneamente a los niños. Sin embargo, de nada sirve el último juguete de moda y la ropa de diseñador si estamos intentando llenar vacíos emocionales con dinero. Los hijos necesitan del amor, la compañía y la disciplina de sus padres, por lo que no intentes comprar su amor con obsequios.

Lo que tus hijos recordarán de su infancia es el amor de sus padres

No hay un solo camino que lleve a la maternidad o paternidad ideal, ya que todos están repletos de obstáculos y situaciones que ponen a prueba los impulsos. Pero, más allá de las cosas superfluas o materiales que pueden llegar a agobiar a madres y padres, es de vital importancia brindarles a los niños un amor que se cultive día a día.

Puesto que, al final de la noche, esos momentos de cariño y complicidad son los que quedan guardados en la memoria de los hijos al pasar de los años.

Te podría interesar...
Sus recuerdos de la infancia se están creando ahora
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Sus recuerdos de la infancia se están creando ahora

No hay que esperar a planear algo inolvidable para las vacaciones de los niños, porque sus recuerdos de la infancia se están creando ahora mismo