8 cosas que tienes que saber sobre la copa menstrual

La copa menstrual es una alternativa que empieza a elegirse cada vez más, ya que es cómoda, segura y tiene un menor impacto sobre el planeta.
8 cosas que tienes que saber sobre la copa menstrual
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 03 mayo, 2023

Higiene, comodidad, mayor independencia a la hora de realizar actividades y menor contaminación. Estos son algunos de los múltiples beneficios que mencionan quienes usan la copa menstrual. A continuación, podrás encontrar algunos datos para evaluar si quieres usarla o no.

Apunta todo lo que tienes que saber sobre la copa menstrual

Tal como su nombre lo indica, la copa menstrual se emplea durante los días que dura la menstruación. Se trata de un producto cada vez más utilizado, ya que muchas usuarias de productos menstruales refieren alergias, incomodidades y dificultades para llevar a cabo diversas actividades.

A su vez, la contaminación ambiental exige que repensemos nuestros modos de consumo. Especialmente, por la cantidad de residuos que generamos y que no es posible reintroducir en los procesos de economía circular. Veamos algunos puntos clave.

1. Qué es la copa menstrual

Se trata de un recipiente de silicona reutilizable, testeado y aprobado por expertos, para ser utilizado durante el período menstrual. La misma se coloca en la vagina y su forma de copa permite retener el flujo menstrual.

2. Uso y talles

Todas las personas menstruantes pueden usarla siempre y cuando se sientan cómodas. El producto viene en diferentes talles y con distinta capacidad. En general, las marcas establecen los talles según dos criterios principales: la edad y haber tenido un parto vaginal o no. Por ejemplo, para las personas menstruantes de menos de 30 años y sin parto previo, se recomienda la talla más chica.

3. Recambio

En promedio, la copa menstrual puede usarse durante 12 horas sin que haya derrame. En este sentido, quienes la utilizan manifiestan que se trata de una gran ventaja en términos del descanso nocturno, ya que no deben interrumpir el sueño para ocuparse de su higiene.

La copa menstrual se utiliza en reemplazo de otros productos, como toallitas o tampones. Si bien no se trata de algo nuevo, ha ganado popularidad en los últimos años.

4. Elasticidad y flexibilidad

La copa menstrual se adapta a la vagina sin resultar una molestia para la realización de las actividades diarias. Se trata de un producto con la elasticidad y flexibilidad necesarias para garantizar mayor comodidad en esta etapa.

5. Ecología

Las copas menstruales son respetuosas del medio ambiente, ya que, con la higiene adecuada y recomendada por el fabricante, suelen durar en promedio unos 10 años. De esta manera, se reducen notablemente los residuos generados.

6. Higiene 

La copa menstrual está testeada y es segura para la salud, por lo que la higiene está 100 % asegurada. Por ejemplo, no se adhieren gérmenes, no es tóxica y no tiene olor. Además, no altera el ph ni los flujos vaginales o flora vaginal.

7. Colocación

Si es la primera vez que vas a colocártela, es importante que tengas las manos limpias, higienizadas con agua y jabón, y que busques un lugar de tranquilidad. También, debes encontrar una posición cómoda para introducirla. En algunos casos, puede ser levantar una pierna o mantenerla apoyada sobre una superficie firme. La copa debe doblarse en forma de «C» o de «U» al ser colocada. Luego, se acomodará sola.

8. Compatibilidad con métodos anticonceptivos

La copa menstrual es compatible con los métodos anticonceptivos que se utilizan en la actualidad, como el DIU (dispositivo intrauterino) o el anillo de anticoncepción. También, la pueden usar personas que no hayan tenido relaciones sexuales en ninguna ocasión.



La copa menstrual es liviana y suave al tacto, lo que permite que su colocación y su uso sea respetuoso del cuerpo.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir la copa menstrual

Además de la información que te hemos brindado, también puedes considerar los siguientes consejos:

  1. Infórmate. Todo lo que tiene que ver con el cuidado de nuestro cuerpo requiere de que nos actualicemos de manera previa. Por lo tanto, puedes buscar información en diferentes sitios, recibir asesoramiento de profesionales y hasta pedir opiniones de personas que la usan. De esta manera, podrás quitarte las dudas.
  2. Respeta tu propia experiencia. Hay quienes te dirán que no es para tanto y quienes te dirán que hagas el cambio de inmediato. Por eso, si aún estás con dudas, puedes pensar en una especie de «prueba piloto» o un período de adaptación. Por ejemplo, intenta hacerlo un día que hagas trabajo desde tu casa. De este modo, podrás estar en un ambiente más tranquilo, sin temor a que haya alguna pérdida. Así, podrás testear cómo te sientes y si quieres seguir con su uso. Incluso, si tienes que salir a la calle, puedes usar una toallita sanitaria para moverte con libertad y ganar confianza.
  3. Anímate a cambiar de marca si una no te convence. Quizás hayas probado la copa menstrual y no fue lo que esperabas. Sin embargo, permítete darte una oportunidad e intentarlo con otra marca. Si bien respetan la misma forma y tienen diseños muy similares, hay pequeñas variantes.
  4. Conoce tu flujo menstrual. Si bien destacamos que la copa menstrual puede usarse 12 horas seguidas, es importante tener en cuenta que eso puede variar de una persona a otra. Hay quienes tienen sangrados más intensos en los primeros días, por lo cual es conveniente realizar un control o cambio en períodos más cortos para evitar complicaciones.
  5. Higieniza la copa menstrual antes de usarla por primera vez. Si bien viene directo de fábrica, es conveniente que, antes de su primera colocación, esterilices la copa menstrual. Esto se hace a través de un sencillo procedimiento: colocar la copa durante tres minutos en agua hirviente. Por supuesto, a partir de su uso, antes, durante y después, deberás ejecutar el paso a paso para cuidar la higiene del producto.


La salud menstrual, ¡es también salud!

Desde hace algunos años, empieza a hablarse de la menstruación como lo que realmente es y sin tanto tabú: un tema cotidiano, vinculado con la salud de las personas que menstrúan. En este sentido, resulta positivo y liberador poder encontrar información accesible y verificada que permita orientar la toma de decisiones.

Quizás, al principio, el uso de la copa menstrual resulte extraño o incómodo, pero esto es propio de todo cambio. Respeta tus tiempos y busca lo que creas que es mejor para tu cuerpo.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • van Eijk AM, Zulaika G, Lenchner M, Mason L, Sivakami M, Nyothach E, Unger H, Laserson K, Phillips-Howard PA. Menstrual cup use, leakage, acceptability, safety, and availability: a systematic review and meta-analysis. Lancet Public Health. 2019 Aug;4(8):e376-e393. doi: 10.1016/S2468-2667(19)30111-2. Epub 2019 Jul 16. PMID: 31324419; PMCID: PMC6669309.
  • Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (2023). Resumen de políticas. Justicia menstrual: la introducción de la copa menstrual. Chaumet Vila Ortiz y Abalos (coord.) 2a ed. Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, Secretaría de Acceso a la Salud, Ministerio de Salud de la Nación, Argentina.
  • Arenas-Gallo, Camilo, Ramírez-Rocha, Gabriela, González-Hakspiel, Laura, Merlano-Alcendra, Catalina, Palomino-Suárez, Daniela, & Rueda-Espinel, Santiago. (2020). ACEPTABILIDAD Y SEGURIDAD DE LA COPA MENSTRUAL: REVISIÓN SISTEMÁTICA DE LA LITERATURA. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología71(2), 163-177. https://doi.org/10.18597/rcog.3425

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.