5 preguntas de las adolescentes sobre la menstruación

Okairy 20 marzo, 2016

La menstruación es un elemento común en la vida de toda mujer. Indica que hemos crecido y da pistas sobre nuestra salud sexual. Si tienes hijas que están por entrar en la adolescencia debes saber que ellas tienen muchas dudas sobre el tema.

Sabemos que en la escuela seguramente se ha hablado sobre salud reproductiva y sexual. No obstante, como mamá siempre debes darte un tiempo para hablar al respecto con tu hija.

Toma en cuenta que por mucha información que ella reciba por parte de sus maestros, quizás no tiene la suficiente confianza para hacer algunas preguntas. Lo cierto es que casi ninguna chica se atreve a preguntar abiertamente en clase. Las dudas más comunes son:

1. ¿Cuándo tendré mi período por primera vez?

Cuándo tendré mi período por primera vez

No hay dos adolescentes iguales por lo que dar una respuesta precisa a esta pregunta no es posible. Explica a tu hija que cada cuerpo tiene sus tiempos para desarrollarse por lo que la menstruación llegará cuando su organismo esté preparado.

Algunas chicas comienzan a ver cambios entre los 8 y los 12 años pero otras no comienzan antes de los 13 o 14 años. Si tu hija ha tardado un poco y está preocupada porque todas sus amigas ya tienen el período pero aún no llega a los 14 años dile que puede estar tranquila.

Asegúrate de que tiene claro que no debe avergonzarse ni desesperarse y habla sobre sus miedos. En caso de que ya tenga más de 15 años y aún no haya tenido ninguna menstruación será conveniente ir con el médico para asegurarse de que todo va bien.

2. ¿Tendré molestias o dolor cuando tenga mi período?

Muchas chicas que están por entrar a la adolescencia tienen mucho miedo porque creen que la menstruación es dolorosa. Temen a los calambres, dolores de cabeza, dolor en el vientre, etc.

Es importante que le expliques que es cierto que puede haber algunos dolores y molestias pero que usualmente son mínimos. Explícale que existen algunos medicamentos que disminuyen o eliminan estas molestias y que no hay nada de qué preocuparse.

3. ¿Tendré que decirle a alguien que estoy menstruando?

Esta es otra pregunta muy común de las adolescentes sobre la menstruación. Las chicas son muy reservadas en lo que tiene que ver con estos temas. Tu hija debe saber que no tiene que avisar a nadie si no quiere.

Habla con ella sobre el uso de toallas sanitarias o tampones y explícale que están diseñados para ser invisibles. En caso de que practique deportes, explícale que no hay ningún riesgo.

4. ¿Qué debo hacer si mi período llega de imprevisto?

Si tu hija aún no ha tenido su primer período menstrual o está en los primeros meses sentirá temor de que llegue cuando menos lo espere. Por desgracia no es posible saber con exactitud cuándo esperarlo pero si puedes ayudarle a tener una toalla sanitaria a mano en todo momento.

Puede llevar una en algún compartimento de la mochila de la escuela y otra en el gimnasio. Si tienes auto y siempre vas por ella, asegúrate de tener una toalla en el auto.  Esto evitará que cualquier sorpresa sea una experiencia desagradable.

En el último de los casos, explícale que si no tiene una toalla sanitaria a mano siempre puede acercarse a alguna amiga o adulta de confianza. Maestras, entrenadoras y demás personas de autoridad suelen estar preparadas para estas situaciones.

5. ¿Puedo practicar deportes durante la menstruación?

Puedo practicar deportes durante la menstruación

Las adolescentes se preocupan mucho de si la menstruación interferirá en su vida diaria. Explícale que no hay razón para que cancele o deje de practicar las actividades cotidianas.

Algunas chicas se sienten muy incómodas usando toalla femenina en actividades como natación. En ese caso, habla con ella y vean opciones como los tampones y las copas menstruales. La idea es ayudarla a que se sienta cómoda y a encontrar la solución que mejor se adapte a ella.

Solo recuérdale que al practicar deporte será probable que deba cambiar su toalla o tampón con mayor frecuencia.

Estas son las dudas sobre la menstruación más comunes en adolescentes. Quizás durante la charla te encuentres con otras que no habías preparado pero es importante resolver. Si en algún momento no sabes la respuesta no temas decírselo a tu hija y proponle que te acompañe con el ginecólogo la siguiente vez.

 

Te puede gustar