Reflejo de extrusión en bebés: lo que debes saber

Te vamos a contar en qué consiste el reflejo de extrusión y qué pasa si a los 6 meses de vida el bebé sigue con este mecanismo activo.
Reflejo de extrusión en bebés: lo que debes saber
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 02 diciembre, 2021

El reflejo de extrusión es una de las respuestas automáticas que tiene el organismo tras un estímulo determinado. Desaparece con la edad y es común que no se vuelva a repetir cuando el bebé comienza a ser alimentado con una cuchara. Ahora bien, en algunos casos puede mantenerse un tiempo más y te vamos a contar lo que sucede si esto ocurre.

Antes de nada has de saber que conviene cuidar al máximo la dieta infantil para conseguir un adecuado desarrollo. Lo mejor es ofrecerle solamente lactancia materna durante los primeros 6 meses de vida y luego, introducir progresivamente la alimentación complementaria saludable.

¿Qué es el reflejo de extrusión?

Se conoce como reflejo de extrusión a los movimientos involuntarios hacia afuera que ejecuta el bebé con su lengua cuando se le introduce en la boca algo distinto de leche materna.

Su razón de ser es evitar atragantamientos o el consumo de sustancias potencialmente nocivas para la salud durante las primeras etapas de la vida.

Todos los bebés cuentan con este reflejo y suele desaparecer espontáneamente luego de los primeros 6 meses de vida.

En el momento en el que se comienza a ofrecer la alimentación complementaria el reflejo de extrusión ya no resulta positivo, sino más bien todo lo contrario.

Ahora bien, hasta el sexto mes no conviene incluir en la pauta alimentos distintos de la leche materna, pues podrían desencadenar alergias e intolerancias. De hecho, extender la lactancia más allá del primer año, aunque de forma no exclusiva, ha demostrado ser muy beneficiosa para la salud del pequeño.

Padre dando de comer a su hijo con alimentación complementaria.

Alimentación con cuchara y el reflejo de extrusión

La alimentación complementaria se inicia a partir de los 6 meses y tiene como objetivo cubrir los requerimientos nutricionales propios de esa etapa. Esto no quiere decir que se deba reemplazar a la leche materna o de fórmula, sino que se debe complementar la lactancia con otros alimentos.

Para poder introducir los semisólidos es fundamental que el bebé logre sentarse con un apoyo y mantenga su columna erguida. También, ha de tener cierto interés por la comida y debe ser capaz de agarrar objetos con las manos.

Por otra parte, resulta determinante que haya desaparecido el reflejo de extrusión. De lo contrario, echará los alimentos hacia afuera y dificultará la ingesta.

Un aspecto importante es que la desaparición del reflejo de extrusión indica que el intestino del bebé está preparado para recibir alimentos más complejos que la leche materna. A partir de este punto, los riñones también habrán madurado lo suficiente como para enfrentarse a una mayor carga de trabajo.

¿Se puede mantener el reflejo de extrusión más allá de los 6 meses?

En algunos casos el bebé mantiene el reflejo de extrusión más allá de los 6 meses. Si esto ocurre, ha de continuarse con la lactancia materna exclusiva durante un tiempo más. De todos modos, n0 es necesario preocuparse pues esta situación simplemente indica que el organismo del niño aún no está preparado, pero pronto lo estará.

Existe la opción de complementar con leche de fórmula a partir de este momento para cubrir el incremento en las necesidades. Se puede elegir un producto suplementado con ácidos grasos omega 3, los cuales son fundamentales para el desarrollo neurológico del bebé y para prevenir algunas alergias. Eso sí, habrá que evitar los que concentran azúcares añadidos en su interior.

Bebé al que no le ha salido ningún diente con un mordedor.

El reflejo de extrusión, un mecanismo habitual de los primeros meses de vida

Como has podido comprobar, el reflejo de extrusión es una reacción habitual de los bebés durante los primeros meses de vida. Cuenta con un papel protector e informa de que el organismo todavía no está preparado para recibir alimentos sólidos.

Normalmente, este reflejo desaparece solo a los 6 meses pero en algunos casos puede tardar algo más.

Para terminar, ten en cuenta que es fundamental mantener la lactancia materna hasta el primer año de vida, aunque ya se haya comenzado con la alimentación complementaria. Este alimento cuenta con todos los nutrientes que el bebé necesita, además de aportar una serie de sustancias bioactivas que lo protegen frente al desarrollo de muchas patologías crónicas y complejas.

Te podría interesar...
Lactancia materna y cremas con esteroides: qué debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Lactancia materna y cremas con esteroides: qué debes saber

El uso de cremas con esteroides es apto para la lactancia. Sin embrazo, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones.



  • Mosca, F., & Giannì, M. L. (2017). Human milk: composition and health benefits. La Pediatria medica e chirurgica : Medical and surgical pediatrics39(2), 155. doi.org/10.4081/pmc.2017.155. Disponible en: http://www.pediatrmedchir.org/index.php/pmc/article/view/155
  • Miles, E. A., & Calder, P. C. (2017). Can Early Omega-3 Fatty Acid Exposure Reduce Risk of Childhood Allergic Disease?. Nutrients9(7), 784. doi.org/10.3390/nu9070784. Disponible en: https://www.mdpi.com/2072-6643/9/7/784