10 recomendaciones para la higiene íntima en la adolescencia

Llega la adolescencia y la higiene personal es cada vez más importante. Aquí te brindamos algunos consejos para estimular hábitos saludables en la zona íntima de tus hijos a partir de esta etapa.
10 recomendaciones para la higiene íntima en la adolescencia
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 18 septiembre, 2023

La adolescencia es una etapa crucial en el desarrollo de cualquier individuo y uno de los aspectos fundamentales de esta transición es la atención adecuada a la higiene íntima. De hecho, la falta de conocimiento o el descuido en esta área pueden llevar a problemas de salud y a una disminución en la calidad de vida.

Para ayudar a los adolescentes a mantener una higiene íntima óptima, aquí presentamos 10 recomendaciones esenciales. ¿Te interesa conocerlas?

Consejos para una higiene íntima saludable en la adolescencia

La falta de atención a la higiene íntima puede afectar de forma negativa la capacidad de los adolescentes para relacionarse con los demás y también su autoestima. Por eso, la concienciación por parte de los padres es esencial para que los adolescentes desarrollen hábitos de higiene íntima adecuados y los mantengan a lo largo del tiempo.

1. Iniciar la educación temprano

La educación sobre la higiene íntima debe comenzar temprano, como aconseja la organización Raising Children. Los padres deben proporcionar a sus hijos información adecuada sobre la importancia de la higiene íntima y la pubertad.

2. Uso de jabones suaves

Cuando se trata de la higiene íntima, es fundamental utilizar jabones neutros, suaves y sin fragancias, como explica la organización Nemours. Estos jabones son los más adecuados para combatir las bacterias que pueden causar mal olor corporal en la adolescencia.

Por otro lado, los jabones fuertes o con fragancias perturban el equilibrio natural de la microbiota vaginal o genital, lo que podría dar lugar a irritaciones o infecciones.

3. Lavado apropiado

Es importante enseñar a los adolescentes cómo lavar sus áreas íntimas de manera adecuada. En el caso de las chicas, Women’s Health detalla que el lavado debe realizarse con movimientos suaves utilizando suficiente agua tibia, desde adelante hacia atrás, para evitar que las bacterias de la región anal entren en la vagina.

En el caso de los varones, la higiene de la zona íntima es más sencilla y consiste en retirar la piel del prepucio y enjuagar el glande con jabón y agua. Sin embargo, es crucial elegir un jabón neutro para evitar cualquier tipo de irritación.



4. Cambio frecuente de ropa interior

El Johns Hopkins All Children’s Hospital recomienda utilizar ropa interior transpirable para mantener la higiene íntima. Además, es importante que los adolescentes cambien su ropa interior de forma diaria y opten por prendas de algodón que permitan una adecuada circulación del aire y reduzcan la humedad.

5. Elección de la ropa

El uso de prendas de vestir muy ajustadas al cuerpo puede atrapar la humedad y el calor, creando un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias y hongos. Por lo tanto, se recomienda que los adolescentes opten por ropa holgada y transpirable, en especial en climas cálidos.

6. Higiene después del ejercicio

Después de realizar actividad física, es importante tomar una ducha para eliminar el sudor y las bacterias que pueden acumularse en las áreas íntimas. Además, asegurarse de cambiar la ropa interior es una medida fundamental para mantener la higiene adecuada.



7. Evitar productos perfumados

Es importante evitar el uso de productos de higiene íntima perfumados, como toallitas húmedas o aerosoles, ya que pueden causar irritaciones y reacciones alérgicas en la zona genital. Priorizar productos sin fragancia ayuda a prevenir estos problemas.

8. Mantener la higiene durante la menstruación

Para las adolescentes que han comenzado su menstruación, mantener una buena higiene menstrual es esencial. Esto incluye cambiar de manera regular los productos menstruales, como tampones o toallas sanitarias, según las indicaciones del fabricante.

Además, lavar las manos antes y después de manipular estos productos es fundamental para prevenir infecciones. No se debe exceder las 8 horas de uso con el mismo protector diario o tampón.

9. Evitar las duchas vaginales

Las duchas vaginales no son necesarias ni recomendadas para la higiene íntima de las adolescentes, ya que pueden alterar el equilibrio natural de la mucosa vaginal. Es importante que las adolescentes se abstengan de realizar estas prácticas a menos que un profesional de la salud las recomiende específicamente.

10. Consultar con un profesional de la salud

Si un adolescente experimenta síntomas como picazón, irritación, flujo inusual o mal olor en la zona genital, es fundamental que consulte a un profesional de la salud. Ignorar estos síntomas no es aconsejable, ya que podrían indicar una infección que requiere tratamiento médico adecuado. La atención temprana es clave para mantener una óptima salud íntima.

La importancia de la comunicación para una correcta higiene íntima

Mantener una higiene íntima adecuada es esencial para el bienestar y la salud de los adolescentes. La comunicación abierta y efectiva con padres, tutores o profesionales de la salud es clave para asegurar que los adolescentes reciban la orientación necesaria en este aspecto fundamental de su cuidado personal.

Además, al seguir estos consejos y adoptar hábitos saludables desde una edad temprana, los adolescentes pueden mantener una buena salud íntima a lo largo de sus vidas, lo que contribuye a su bienestar general y a una mayor confianza en sí mismos.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.