¿Es recomendable regalarle una mascota a mi hijo?

Macarena Esperanza Marina·
07 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago al
07 Abril, 2020
Descubre en este artículo si es conveniente o no regalarte una mascota a tu hijo, cuál es la mejor en tal caso y qué ventajas y desventajas tienen.

Más temprano que tarde en tu hogar escucharás el tan mentado “quiero un cachorrito”, pues los animales ocupan uno de los primeros puestos en la lista de regalos de cualquier niño. ¿Quién no ha soñado de niño con llegar un día a casa y encontrarse con la mascota soñada?

Difícilmente puedas resistirte a la mirada de un cachorro, y menos aún a la de un niño. No lo dudes, si bien implica ciertas responsabilidades, cuidados y recaudos, dado que no deja de ser un ser vivo y no un mero juguete, regalar una mascota a tu hijo es una excelente idea.

Por eso, presta mucha atención. En este artículo te ayudamos a evaluar si es recomendable o no regalarle una mascota a tu hijo, a partir de qué edad sería conveniente y cuál sería la mejor mascota para tu hogar.

Antes de tomar la decisión, explica y evalúa

El primer paso para decidir si es oportuno regalarle una mascota a tu hijo es dialogar con él y explicarle que un animal no es un juguete. Pues debe tratarlo con mucho cuidado y ser responsable con su cuidado. Obviamente que el pequeño no podrá hacerse cargo de todo lo que implica tener un cachorro en casa.

Pero esto es justamente uno de los beneficios que le podemos adjudicar a la mascota de nuestros hijos. Estos animalitos tienen la capacidad de ayudar al niño a asumir responsabilidades paulatinamente, como por ejemplo, sacarlo a pasear, alimentarlo, bañarlo, etc.

No obstante, es fundamental que antes de decidir regalarle a tu hijo una mascota consideres si tu hogar es adecuado para poseer un animal, si dispones del tiempo y el dinero suficiente para garantizar su mantenimiento, entre otros detalles.

Evalúa cuál es la mejor mascota para tu hijo

Ahora bien, si poniendo todas las aristas en la balanza y la báscula se inclina hacia una respuesta favorable, pues entonces la duda pasa a ser “¿qué mascota escojo?“. Para lo cual se aconseja consultar a veterinarios las características de perros, gatos, peces, tortugas, pájaros, conejos, etc.

Por lo general, la mascota favoritas de los niños tiende a ser el perro. Ese animal caracterizado por la fidelidad que despierta en los menores una emoción realmente indescriptible. Los pequeños sienten a su mascota como un compañero de juegos, mas es vital explicarle que su cuidado exige esfuerzo y dedicación.

Los especialistas indican que las mascotas ayudan al crecimiento psicológico y emocional de los niños al tiempo que mejoran su salud y fomentan la actividad física. Por eso se sostiene que la mayor ventaja es la madurez que alcanza el pequeño gracias a la responsabilidad adquirida gracias a las rutinas de las mascotas.

ec00885d529a3972eb4f5f173b287a67

¿A qué edad le obsequio su primera mascota?

Si bien la relación que el menor establece con su mascota crea un vínculo que se va fortaleciendo a través del tiempo, antes de buscar ese animal de compañía, en necesario tener en cuenta la edad del niño. Para ello, considera lo siguiente:

  • Antes de los tres años los niños son incapaces de diferenciar a la mascota de los juguetes.
  • A partir de los cuatro años, el niño ya puede encargarse de algunos cuidados de su mascota. Tales como darle de comer, limpiar su cucha, etc. Por eso aquí se recomienda regalar un gato, tortuga o hurón, entre otros, dado que requieren menos cuidados.
  • Cumplidos los seis años recién se recomendará regalar un perro. Puesto que el niño podrá encarar las responsabilidades más exigentes como pasearlos, bañarlos, jugar con ellos, etc.

Ventajas y desventajas de tener una mascota

Los expertos en la materia señalan que el hecho de tener una mascota en casa tiene miles de ventajas, como por ejemplo un menor riesgo de sufrir alergias en el caso de chicos que conviven con animales, una correcta familiarización con las funciones naturales de los seres vivos y una mayor responsabilidad.

Asimismo, un pequeño con mascota no solo se hace de un fiel amigo de juegos sino que, al convivir y aprender de él todos los días, llega a una mejor comprensión del respeto que merecen todos los animales. Ahora bien, cabe preguntarse, ¿qué otras ventajas y desventajas conlleva?

0fe5a68da00acf8c021b2fe968bcaab1

Múltiples ventajas de tener una mascota en casa

  • Crecimiento psicológico y emocional. Cuando incorporas una mascota a la familia, estimulas los sentidos de los más pequeños, mejoras su estado de ánimo, desarrollas la empatía del pequeño, fomentas su autoestima e incluso su integración social. De este modo, convivir con una mascota a temprana edad le garantiza al menor una mayor seguridad en sí mismo y una mejor relación con el entorno.
  • Tratamiento anti estrés. En la actualidad son comunes las terapias para niños y adultos asistidas con animales, conocidas como zooterapias. Pues se ha demostrado que la interacción afectiva con animales ayuda a paliar sentimientos negativos, a separarse de los problemas y a desarrollar habilidades sociales. Asimismo, no dudes en acariciar un animal puesto que de este modo nuestro cuerpo segrega endorfinas, lo que reduce el estrés y la ansiedad.
  • Fomenta la salud y la actividad física. Si le regalas una mascota a tu hijo, jugar con su nuevo amigo se convertirá en su actividad favorita. Por eso, se afirma que si se trata de un niño pequeño, tener un animal en casa ayudará en su desarrollo psicomotriz (gatear e incluso dar sus primeros pasos). Además, si el pequeño es más grande, lo ayudará a reemplazar actividades sedentarias y poco sociables por actividad física sociable y preferentemente al aire libre. Paralelamente, una serie de estudios demostró que convivir con un perro o gato desde el nacimiento, refuerza el sistema inmunológico del menor y previene la aparición de alergias como el asma o la rinitis.
  • Asegura la unión familiar. Es importante que los adultos sepan comunicar los requerimientos de la mascota a los niños, además de modular su conducta para con el animal. De este modo, si todos los miembros de la familia colaboran con el cuidado de este nuevo integrante, se conseguirá una unión y un compromiso familiar más intenso.

Las desventajas que puede llegar a tener ese peludo amigo

  • No todo es color de rosa. Si bien parece una obviedad, hay gente que lo desconoce o ignora, mas luego lamenta e incurre en actos de extrema responsabilidad que luego mamarán los más chicos, como el abandono de mascotas. Por ejemplo: un animal puede tener olores, estropear algún objeto de tu casa o hacerte renegar con sus necesidades.
  • Ten en cuenta tu bolsillo. Considera que no se trata de un gasto cero, sino que requiere de dinero para alimentarlo adecuadamente, darle las vacunas necesarias y realizar prácticas saludables (castración).
  • No olvides el factor tiempo. Si bien una mascota nos asegura la mejor compañía y amistad, ten en cuenta que también supone una inversión de tiempo. Por eso para muchos que no evalúan esta variable, los animales se convierten en una carga a la hora de salir de viaje.