Quemaduras solares durante el embarazo: riesgos y tratamiento

Las quemaduras solares durante el embarazo pueden ser evitadas fácilmente. Pero, ten cuidado, ya que los daños pueden ser severos en el feto y en su desarrollo.
Quemaduras solares durante el embarazo: riesgos y tratamiento
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 21 noviembre, 2022

Si bien un poco de sol brinda la vitamina D necesaria, las quemaduras durante la gestación son muy riesgosas. Es decir, no solo por la probabilidad de desarrollar cáncer de piel, sino también por cuadros de deshidratación y agotamiento de las reservas de ácido fólico. A su vez, estas afecciones a repetición tienden a favorecer el envejecimiento prematuro de la piel. Conoce cuáles son los riesgos y tratamientos de las quemaduras solares en el embarazo.

Riesgos de las quemaduras solares durante el embarazo

Las alteraciones hormonales que se desarrollan durante el embarazo hacen que la piel sea más sensible y se queme con mayor facilidad. Además, la superficie cutánea está más susceptible a la hiperpigmentación cuando se la expone a los rayos ultravioleta. Por esto, en ocasiones, en vez de lograr un bronceado sutil, pueden provocar efélides o manchas hiperpigmentadas.

Incluso, la exposición solar puede drenar los líquidos del organismo y desencadenar una deshidratación o aumento de la temperatura corporal. En consecuencia, una publicación del 2018 concluye que la falta de líquidos puede provocar estrés y contracciones prematuras, mientras que la incapacidad del cuerpo para regular su temperatura puede generar fiebre.

Otro de los riesgos de la exposición a los rayos solares es la descomposición del ácido fólico en el organismo. Esto interviene en la probabilidad de defectos de nacimiento y en el desarrollo neurológico del bebé.

Precauciones de las quemaduras durante el embarazo

A pesar de conocer los riesgos que pueden provocar las quemaduras durante el embarazo, algunas mujeres eligen exponerse al sol para verse bronceadas. Para esto, lo ideal es tomar las precauciones y medidas necesarias para proteger la piel.

Utilizar protector solar es fundamental para evitar quemaduras. También, es clave no exponerse a los rayos solares en los horarios en que son más dañinos.

Evitar la exposición solar en ciertos horarios

Lo recomendable es intentar no exponerse al sol entre las 10 am y las 3 pm, que es cuando los rayos ultravioleta son muy fuertes y dañinos. No obstante, si tiene que estar al aire libre, los espacios de sombras creados por los árboles son ideales, así como el uso de sombrillas o paraguas. Por otra parte, tampoco se aconseja realizar ejercicio cuando los rayos solares llegan con mayor fuerza y más perpendiculares a la tierra.

Utilizar protector solar

El uso de protector solar está indicado en todas las personas como una línea de defensa contra los daños provocados por los rayos ultravioleta. Lo ideal es optar por filtros solares elevados, mayores a 50, de amplio espectro contra UVA y UVB y resistentes al agua.

La aplicación debe realizarse cada dos horas en caso de exposición solar continua o al salir de la piscina, la ducha o el mar. Incluso, las gafas de sol con filtro y cristales homologados, la ropa liviana y el uso de sombreros también son un excelente complemento.

Además, se aconseja el uso de un protector solar que no contenga oxibenzona, ya que se absorbe fácilmente a través de la piel y se lo relaciona con la diabetes tipo 2, la hipertensión y la enfermedad coronaria.



Hidratarse en forma adecuada

Beber la suficiente cantidad de agua mantiene el cuerpo fresco y ayuda a prevenir el aumento de la temperatura. El calor excesivo puede actuar con bastante rapidez y deshidratar a la mujer embarazada. Por ende, ingerir bastante líquido es esencial para mantener al organismo hidratado y evitar contracciones excesivas o un parto prematuro.

Tratamiento de las quemaduras solares durante el embarazo

Al igual que con las cremas solares, las embarazadas deben tener precaución con lo que se aplican en la piel para tratar una quemadura solar. De todos modos, la mejor forma de manejar la afección es evitándola.

Tomar un baño de agua fría

La piel arde y duele porque se ha recalentado y quemado cuando estuvo expuesta por demasiado tiempo a los rayos solares. Por lo tanto, tomar una ducha fría brinda un alivio temporal a esa sensación de quemazón.

De acuerdo con una publicación de la Journal of Drugs in Dermatology, el agregado de extractos de avena coloidal a un baño frío puede ayudar a calmar las molestias de las quemaduras de la piel por medio de sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias directas.

Tomar un baño con agua fría ayuda a calmar la sensación de quemazón después de haber estado mucho tiempo expuesta al sol.

Aplicar descongestivos

Uno de los descongestivos más conocidos es el aloe vera, que puede presentarse como gel, crema o aceite puro. Y, si además se lo guarda en el refrigerador, puede potenciar su efecto beneficioso de alivio y frescura. Incluso, la planta de aloe vera también es efectiva para tratar diferentes irritaciones de la piel.

Hidratarse correctamente

Según recomendaciones recientes de la American Acaedemy of College Association, beber suficiente cantidad de agua no solo contribuye a prevenir la deshidratación del organismo, sino también a ayudar en su recuperación. Por lo tanto, intentar ingerir al menos dos litros de líquido durante el transcurso del día es una buena opción preventiva y de tratamiento.



Prevenir las quemaduras solares durante el embarazo

En conclusión, no es necesario quedarse todo el día en casa y no exponerse en ningún momento al sol. Lo que se aconseja es tomar las medidas y precauciones necesarias para proteger la piel de la embarazada y al feto.

Disfrutar del aire fresco y el sol de una forma racional y consciente, también es esencial para un embarazo saludable.

Te podría interesar...
10 mitos del cuidado de la piel en verano
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 mitos del cuidado de la piel en verano

Si bien existen varios mitos referidos al cuidado de la piel en verano, es necesario desmitificarlos para protegernos adecuadamente del sol.



  • Reynertson KA, Garay M, Nebus J, Chon S, Kaur S, Mahmood K, Kizoulis M, Southall MD. Anti-inflammatory activities of colloidal oatmeal (Avena sativa) contribute to the effectiveness of oats in treatment of itch associated with dry, irritated skin. J Drugs Dermatol. 2015 Jan;14(1):43-8. PMID: 25607907.
  •  How to treat sunburn.[Internet] Disponible en: https://www.aad.org/public/everyday-care/injured-skin/burns/treat-sunburn
  • Botyar M, Khoramroudi R. Ultraviolet radiation and its effects on pregnancy: A review study. J Family Med Prim Care. 2018 May-Jun;7(3):511-514. doi: 10.4103/jfmpc.jfmpc_311_17. PMID: 30112299; PMCID: PMC6069651.