¿Puede el moco cervical indicar un embarazo?

A continuación, aclararemos algunos detalles que te ayudarán a conocer mejor tu cuerpo a través del moco cervical.
¿Puede el moco cervical indicar un embarazo?
Eva Maria Rodriguez Diego

Escrito y verificado por la redactora profesional y especialista en educación física Eva Maria Rodriguez Diego.

Última actualización: 16 noviembre, 2022

El moco cervical es una sustancia espesa que, después de la menstruación, recubre la parte más interna de la vagina para protegerla de infecciones. De manera popular, se piensa el moco cervical puede ser un indicador del embarazo; y que este además es un signo temprano de concepción exitosa.

Sí que es cierto que el moco cervical cambia durante la ovulación, por lo que parece lógico suponer que debería ofrecer pistas de un embarazo al poco de producirse. Sin embargo, esto no es suficiente como para anticiparse a las pruebas.

Como ya sabrás, los test de embarazo no suelen ser eficaces hasta después de unas semanas, tras la implantación del embrión. Aunque algunas señales pueden indicar embarazo; lo cierto es que durante los primeros días es bastante complicado determinarlo. Te enseñamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Cómo se presenta el moco cervical durante el embarazo?

El moco cervical es un gel viscoelástico complejo que actúa como primera línea de defensa contra los patógenos del entorno exterior. Tal y como señalan los expertos, el epitelio endocervical es el principal excretor de moco en el canal vaginal y cervical. Una vez se excreta, se combina con otros compuestos secretados, desechos celulares y microbiota vaginal para producir moco cervicovaginal (CVM, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con los especialistas, el aumento de estrógeno antes de la ovulación favorece la secreción del moco cervical, y el aumento posterior de la progesterona luego de la ovulación desemboca en una disminución abrupta de su secreción. Así, la cantidad de moco cervical se correlaciona con una alta probabilidad de un embarazo cuando el coito ocurre durante ese día.

Ahora bien, cuando ocurre un embarazo se forma lo que se conoce como tapón de moco cervical (CMP, por sus siglas en inglés). Lo hace en el canal cervical con la finalidad de aislar el útero del compartimento vaginal. Así, crea un ambiente casi estéril que protege al feto contra los patógenos que pueden comprometer su desarrollo.

El moco cervical puede adquirir distintas tonalidades.

Se podría pensar que la formación del tapón de moco cervical, y los respectivos cambios en el flujo vaginal que conlleva, serían una forma de detectar el embarazo. Pero esto no es así. La razón es muy simple: su formación es progresiva y, aunque es cierto que inicia inmediatamente después de la concepción, no adquiere su forma final hasta pasadas 8 o 12 semanas.

Para entonces, habrás manifestado otros síntomas del embarazo; o en su defecto una prueba de embarazo habrá dado positiva. En síntesis, el moco cervical no es un indicador temprano de embarazo; y los cambios son tan graduales que la mayor parte del tiempo pasan desapercibidos por las gestantes.

Funciones del moco cervical

El moco cervical juega un papel importante en el sistema reproductor. Cuando la mujer está en las etapas no fértiles de su ciclo menstrual, el moco cervical se vuelve espeso para prevenir posibles infecciones.



Y cuando la mujer está a punto de ovular, el moco cervical se vuelve más acuoso y abundante. Esto permite que los espermatozoides puedan moverse con más facilidad y, con ello, tengan mayores oportunidades de sobrevivir.

Importancia

El moco cervical tiene una función muy importante: durante el embarazo, aumenta el desarrollo de esta sustancia que progresivamente se convertirá en un tapón mucoso, como ya hemos indicado.

La formación de este tapón es imprescindible ya que servirá para prevenir infecciones en el útero y así proteger al feto. Este tapón empieza a acumularse durante el primer trimestre del embarazo, hasta que finalmente logra bloquear la abertura del cuello uterino.

Al final del embarazo, cuando el cuello del útero comienza a dilatarse y a prepararse para el parto, el tapón mucoso se romperá y saldrá expulsado del cuerpo en pequeños trozos o en secciones de mayor tamaño.

El moco cervical, es un método natural efectivo para reconocer tu periodo fértil

El moco cervical es útil para detectar el comienzo y el fin del período. Desde hace mucho se sabe que cuando la mujer es más fértil el moco cervical e s más fluido. Es por esta razón que estas pueden entrenarse para observar el patrón proveniente del cérvix , el cual se manifiesta en la vulva. Los investigadores lo denominan monitorización del moco cervical (CMM). 



Si el moco es fluido, resbaladizo, filamentoso y elástico; indica fertilidad y esto lo siente la mujer en su vulva. Al aproximarse la ovulación la mujer sentirá una sensación resbalosa en la vulva, aún sin ver mucosidad. En estos días las posibilidades de concepción son máximas.

En el momento de mayor fertilidad, por una compleja reacción química derivada del ascenso de la progesterona, ocurre sequedad vulvar. E s el día cúspide o pico , el primer día de regreso de la sequedad vulvar o vuelta del moco pastoso.

La sequedad seguirá los siguientes tres días , de modo que, s i deseas salir embaraza tienes hasta cuatro días después del día cúspide para tener relaciones coitales .

Al cabo de estos días culmina la fase fértil. L os estudios demuestran que el tiempo de moco fértil varía de una mujer a otra, sin importar la edad, observándose en cada caso picos de fertilidad regulares.

En definitiva, el Método de la Ovulación de John Billings, cuya clave es el moco cervical, le permite a la mujer reconocer el inicio y fin de la fase fértil del ciclo menstrual y su efectividad va del 97 al 99 %.

¿Qué pasa si el moco es de color rosado o marrón?

El hecho de que el color de moco cervical cambie y adquiera uno distinto, como rosado o marrón, podría ser un signo precoz de embarazo, pero no necesariamente.

Este cambio de color podría deberse a lo que se conoce como sangrado por implantación, momento en el que el embrión se implanta en el revestimiento del útero.

Hasta ahora, existe poca evidencia científica de que la implantación provoque cambios en el color del moco, que notamos a través de las manchas

Por esta razón, incluso si notamos estas manchas, tampoco es posible asegurar que la causa de ellas sea un embarazo, ya que a mitad del ciclo menstrual ocurren variaciones que pueden justificarlas.

Sigue estos consejos para acabar con los dolores menstruales y vivir relajada esos días.

La combinación del aumento del flujo sanguíneo, el cambio de los niveles de estrógenos y el cuello del útero que se preparan para la menstruación pueden causar este aumento en la secreción acuosa.

En conclusión: ¿el moco cervical es un signo temprano de embarazo?

No, el moco cervical no es un signo temprano de embarazo. Se desarrolla progresivamente a lo largo de semanas, y pueden pasar hasta tres meses antes de que se forme por completo. Debido a que se desarrolla lentamente, los cambios pueden pasar inadvertidos por las gestantes. Otros métodos son más efectivos para saber si estás embarazada.

Te podría interesar...
El flujo vaginal durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El flujo vaginal durante el embarazo

El flujo vaginal es una sustancia viscosa segregada por las paredes de la vagina. Tiene importantes funciones dentro del organismo femenino.



  • Contreras, J., & Cedi, A. (2008). Valor clínico de los exámenes del moco cervical. Ginecología y Obstetricia de México, 76(05), 292-296. https://www.medigraphic.com/pdfs/ginobsmex/gom-2008/gom085j.pdf
  • Curriá, M. I. (2010). LH y moco cervical en el reconocimiento de la fertilidad. https://repositorio.uca.edu.ar/bitstream/123456789/153/11/lh-moco-cervical-reconocimiento.pdf
  • Evans-Hoeker E, Pritchard DA, Long DL, Herring AH, Stanford JB, Steiner AZ. Cervical mucus monitoring prevalence and associated fecundability in women trying to conceive. Fertil Steril. 2013 Oct;100(4):1033-1038.e1.
  • Lacroix G, Gouyer V, Gottrand F, Desseyn JL. The Cervicovaginal Mucus Barrier. Int J Mol Sci. 2020 Nov 4;21(21):8266.
  • Najmabadi S, Schliep KC, Simonsen SE, Porucznik CA, Egger MJ, Stanford JB. Cervical mucus patterns and the fertile window in women without known subfertility: a pooled analysis of three cohorts. Hum Reprod. 2021 Jun 18;36(7):1784-1795.
  • Padilha, T., & Deretti, E. A. (2021). Método de Ovulación Billings: entre la eficacia y el desconocimiento. Revista Bioética, 29, 208-219. https://www.scielo.br/j/bioet/a/FZpFjYwc8JmfPC9ZgDxLnfv/?format=pdf&lang=es

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.