Problemas de aprendizaje en niños: causas y soluciones

Caroline 13 diciembre, 2017
No todos los niños tienen el mismo rendimiento escolar ni absorben información de la misma manera. Una de las causas puede ser que presenten algún problema en el aprendizaje. Aprende más sobre el tema a continuación.

Los problemas de aprendizaje en niños abarcan diversos desórdenes neurobiológicos que afectan directamente a la forma en la que el cerebro recibe, procesa, guarda, responde y produce cualquier información. Los niños que presentan un problema de aprendizaje pueden tener dificultades para escribir, pensar, escuchar, hablar, leer, deletrear e incluso hacer cálculos matemáticos.

Los problemas de aprendizaje en niños también pueden generar déficit de atención, que puede presentarse junto con problemas de memoria, de coordinación, destreza social y falta de madurez emocional. A pesar de su situación, los niños que presentan dificultades de aprendizaje suelen ser muy inteligentes. Lo que ocurre es que la información es procesada de una forma diferente por su cerebro, lo que genera discrepancia entre la inteligencia y el rendimiento en la escuela.

Causas de los problemas de aprendizaje en niños

Diversos estudios han logrado determinar que entre las causas de los problemas de aprendizaje en niños están los factores genéticos, por ejemplo, cromosomas recesivos que generan inconvenientes específicos en la lectura. También las disfunciones neurológicas son consideradas causas significativas de las inhabilidades para aprender.

Según otras investigaciones, también hay factores pre, peri y postnatales, o complicaciones durante el embarazo, mientras que otros determinan que madres y padres mayores tienen una mayor probabilidad de tener un hijo disléxico. No obstante, aunque el niño presente este problema, existen terapias que pueden mejorar su aprendizaje.

“Las estadísticas han demostrado que un 10 o 15% de los niños tienen problemas de aprendizaje”

Los problemas de aprendizaje en niños pueden ser una causa de frustración para ellos y sus padres.

Características de un niño con problemas de aprendizaje

Los problemas de aprendizaje pueden ser de tipo compulsión o sobreatención, en los que los niños suelen poner más atención en una sola cosa durante mucho tiempo y desatienden otros estímulos que también son importantes para su desarrollo.

Por otra parte, se encuentran los de tipo distractibilidad impulsiva o baja atención, en los que los niños suelen centrar su atención durante poco tiempo en una cosa y luego pasan rápidamente a otra.

Estas son algunas de las características de un niño con problemas de aprendizaje:

  • Tiene dificultad para entender y seguir instrucciones.
  • Presenta dificultad para recordar lo que dicen las personas.
  • No domina las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y matemáticas.
  • Le es difícil distinguir entre la derecha y la izquierda.
  • Puede confundir el orden de los números.
  • Tiene falta de coordinación al caminar, hacer deportes o actividades sencillas como atarse el cordón del zapato.
  • Puede perder fácilmente sus artículos escolares.
  • Presenta confusión en relación a los tiempos. Por ejemplo, no encontrar la diferencia entre “ayer” y “hoy”.
  • Puede confundir algunas palabras.
La falta de atención es otro problema de aprendizaje en los niños.

Soluciones del problema de aprendizaje

Los inconvenientes que pueda presentar el niño al incorporar o expresar conocimientos tienen que ser evaluados por un experto que determine si presenta o no problemas de aprendizaje. Un psiquiatra infantil también puede ayudar a coordinar la evaluación y trabajar con profesionales de la escuela para llevar a cabo pruebas escolares.

Aquí citamos algunas soluciones que pueden ser muy útiles para enfrentar un problema de aprendizaje:

  • Los niños requieren sentirse queridos, comprendidos y respetados para que el proceso de aprendizaje sea más sencillo.
  • Deben tener cariño, afecto y cercanía física. Esto los ayuda a tener confianza y a liberar dudas en cuanto a sus capacidades.
  • Es importante que aprendan mediante el juego y actividades prácticas.
  • Deben ser incentivados a jugar con otros y establecer amistades.
  • Deben tener libertad para cometer errores y preguntar todas sus dudas para que cualquier tema les quede claro.
  • Los padres deben tratarlos con justicia y consideración.
  • Deben fijarles límites y reglas, pero cuando se inculpen por alguna razón, deben ser tratados con afecto.
  • Es importante que aprendan a enfrentar sus emociones, frustraciones y miedos.
  • Es fundamental exponerlos a situaciones difíciles para que superen sus miedos.
  • Los padres deben permitirles llorar y liberar sus sentimientos.
  • Siempre deben recibir confianza de parte de sus padres.
  • Cuando realicen una buena acción, es muy importante alagarlos, felicitarlos e incentivarlos a seguir progresando.
  • Cuando fallen, los padres deben enseñarles que las derrotas son parte de la vida y que deben perseverar.

Es vital fortalecer la confianza del niño en sí mismo para que tenga un desarrollo saludable. Esto también ayudará a los padres y a otros miembros de la familia a que entiendan mejor el problema y puedan enfrentar las realidades de convivir con un niño con problemas de aprendizaje.

Te puede gustar