¿Es probable que un bebé de tres meses se quede ciego por hacerle fotos con flash?

Adrianazul · 22 junio, 2017

Desde el momento en que el bebé nace y llega a la vida de una familia sobran los motivos para hacerle mil y una fotos. También sobran las visitas de distintos familiares, quienes quieren fotos con el bebé a su lado, y cuando las hacen nadie se preocupa por activar o desactivar el flash de la cámara, porque la verdad ¿qué malo podría pasar? ¿Te preocuparías si te dijeran que el flash de una cámara podría dejar ciego a tu bebé?


Pues esa fue la noticia que recibió la familia de una población China cuando llevaron a su hijo al hospital por presentar molestias en la vista, luego de haberse hecho una foto con flash. Por supuesto, que esto disparó todas las alarmas en los medios.

La noticia que corría por los diferentes medios de comunicación afirmaba que un bebé de tres meses se había quedado ciego de un ojo y con serios problemas de visión en el otro, solo porque un familiar le hizo una foto con el flash activado.

Al parecer, el padre se acercó al bebé para hacerle una foto de primer plano con el móvil y se olvidó de desactivar el flash. Después de hacerle la foto, el niño empezó a llorar y los padres decidieron llevarlo al hospital, donde les dieron el diagnóstico.

A raíz de esto surge la duda: “¿Puede un bebé quedarse ciego por hacerle una foto con flash?”

flash daña la vista

Teorías contradictorias

En el Daily Mail explican la noticia y aseguran que cuando los padres fueron al hospital, los médicos concluyeron que la fuerte luz del flash había dañado células de la retina, que es la parte del ojo donde los rayos de luz se centran para formar la imagen.

Ahora, en la contra parte de esta teoría médica concluida, se encuentran los expertos, quienes afirman que no se corre ningún riesgo con el flash emitido por diferentes equipos electrónicos.

“El flash del móvil no puede haber sido el causante”, según dicen los expertos que se han involucrado en el caso, quienes en consecuencia afirman que el bebé ya tenía problemas de visión, los cuales llegaron a manifestarse a partir del momento de la foto.

A raíz de esta noticia, en Yahoo Parenting decidieron entrevistar al Dr. Alex Levin, jefe de oftalmología pediátrica y genética ocular en el Wills Eye Hospital de Philadelphia, quien dijo lo siguiente:

“Si esta historia fuera cierta habría un montón de bebés ciegos por ahí. Nosotros operamos frecuentemente a bebés pequeños con luces muy brillantes sobre las partes más sensibles de sus ojos, por al menos 30 minutos, y esto no les causa ceguera. La retina está hecha para durar y es muy poco probable que este tipo de luz pueda causar daños”.

Por otra parte, y haciendo referencia a los flashes de la cámara, añade: “atribuir la ceguera a la toma de una fotografía es un error. No hay manera de que una cámara pueda causar esos daños porque los flashes difunden la luz, por lo que son inofensivos”.

Diferente es si se tratara de un puntero láser, que concentra la luz y sí puede ser dañino. En cuanto al sol, explica lo mismo, que por mirar un instante no nos pasa nada, pero que es peligroso si lo miramos de manera constante, cosa que un bebé no hará jamás, porque la luz le molestará y se apartará o cerrará los ojos.

flash 3

La luz del flash es inofensiva

En el blog Prevenir la Ceguera se puede leer algo interesante por parte de la Dra. Livia Romero, oftalmólogo-pediatra Coordinadora del Grupo Venezolano de Oftalmología Pediátrica, quien afirma lo siguiente:

“Durante el primer año de vida es el momento crítico del desarrollo visual de todo recién nacido, por lo que cualquier influencia negativa va a impedir ganancia visual (sin embargo) la luz del flash no es dañina para la visión de un bebé porque no tiene una longitud de onda tan fuerte, es intermitente y un niño no está sometido a ella de forma continua”.

Otro oftalmólogo habla en un foro de fotógrafos profesionales donde afirma lo siguiente:
“La luz del flash no daña los ojos de un bebé. Un flash puede generar un destello de una intensidad lumínica de unos 2000 lux.

Los oftalmoscopios con los que se ve la retina a los niños prematuros, generan niveles de iluminación unas cinco veces mayores que un flash fotográfico y se puede tomar un par de minutos viendo la retina del bebé con esa luz, que no les hace daño. Y por otro lado, los focos del quirófano de un pediátrico pueden emitir alrededor de los 25000 lux, y no dañan al bebé”.

Así que despreocúpate cuando quieras hacerle miles de fotos a tu bebé y no te angusties si el flash está activado o desactivado, porque no le harás ningún daño. Lo único por lo que debes preocuparte en ese momento es por guardar el recuerdo perfecto, con tu mejor foto.