Preguntas frecuentes sobre el cuidado de la piel en el embarazo

Las alteraciones hormonales provocan diversos cambios en la piel de la embarazada. A continuación, te contamos algunos cuidados y consejos para tener en cuenta.
Preguntas frecuentes sobre el cuidado de la piel en el embarazo
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 23 julio, 2022

El cuidado de la piel en el embarazo es igual de importante que en cualquier momento de la vida de la mujer. En particular, durante la gestación, el cuerpo se encuentra en una constante adaptación a los cambios hormonales que también repercuten sobre la dermis. Por eso, hay que prestar especial atención a algunos aspectos.

A continuación, te detallamos las inquietudes habituales sobre las rutinas de cuidado de la piel en esta etapa. ¿Te interesa?

¿Cómo cuidar bien la piel en el embarazo?

Si bien algunas mujeres son afortunadas y no experimentan cambios en la piel durante el embarazo, otras presentan afecciones nuevas. Incluso, algunas condiciones preexistentes pueden empeorar. Por ello, siempre se recomienda mantener una rutina de cuidado apropiada.

¿Se puede tomar sol durante la gestación?

No existe prohibición alguna para exponerse a los rayos solares durante el embarazo. Sin embargo, la protección contra los rayos ultravioleta (UV) es una de las indicaciones más importantes para prevenir las manchas de hiperpigmentación y, más a largo plazo, las arrugas y el cáncer de piel.

Para esto, los protectores solares aconsejados son aquellos elaborados a base de minerales, que brindan protección a la superficie cutánea al generar que los rayos UV reboten en la piel. Los elementos más utilizados en estos productos son el óxido de zinc y el dióxido de titanio.

Si bien se ha demostrado que la oxibenzona y sus derivados son eficaces para proteger la piel, los efectos adversos para el medio ambiente y para la salud la colocan en la lista de los productos prohibidos en esta etapa.



Se puede tomar sol durante el embarazo, pero se deben tomar los recaudos necesarios. Para ello, se recomienda el uso de protector solar a base de minerales.

¿Es necesario aplicar crema humectante todos los días?

Los cambios hormonales que se generan durante el embarazo pueden provocar sequedad en la piel de las mujeres. Además de beber la suficiente cantidad de líquido a diario, el uso de cremas humectantes con ácido hialurónico, vitamina A, vitamina E, alantoína o urea mejoran la hidratación de la superficie cutánea.

El uso constante y de manera diaria de emolientes que humecten y nutran la piel es una excelente estrategia para prevenir la generación de las estrías provocadas por la distensión de los tejidos.

¿Se debe interrumpir la rutina de skincare durante el embarazo?

Durante el embarazo no se debe renunciar a las rutinas de cuidado de la piel, sino que hay que adaptarlas a los nuevos requerimientos cutáneos. Incluso, modificarlas para que sean aptas y seguras para la gestante y el bebé.

De hecho, si algunos de los productos o activos generan incertidumbre o duda respecto a su uso, se aconseja consultar primero con el dermatólogo.

¿Qué sustancias químicas debo evitar?

La gran mayoría de los datos basados en evidencia sobre la seguridad de los productos durante el embarazo es escasa. Por esto, la Food & Drugs Administration (FDA) exige que los productos cosméticos indiquen la inocuidad de sus componentes en sus etiquetas específicas antes de ser vendidos en el mercado.

Algunos de los compuestos químicos que se recomienda evitar durante el embarazo incluyen los siguientes:

  • Retinoides. Es un tipo de retinol que está presente en determinados productos antiage para el cuidado de la piel. Los que son de venta libre poseen niveles bajos, mientras que los recetados, contienen dosis altas. Si bien la absorción tópica puede ser escasa, existe una relación probable con algunos defectos de nacimiento.
  • Ácido salicílico en dosis altas. Se aconseja evitar los productos que brinden dosis altas, mientras que la American College of Obstetricians anda Ginecologists describe que los productos tópicos de venta libre (con dosis más bajas) son seguros.
  • Hidroquinona. Esta sustancia se utiliza para reducir la hiperpigmentación de la cara llamada cloasma. Pero como en el embarazo la piel es más delicada, no se aconseja el uso de este activo.



Las zonas más propensas a la aparición de celulitis en el embarazo son las caderas, el área debajo de los brazos y el abdomen. Si se pierde peso después del parto, es probable que mejore la condición. También se pueden realizar tratamientos estéticos.

¿Hay manera de prevenir la aparición de celulitis durante el embarazo?

En general, la celulitis puede hacerse más evidente durante el embarazo. Sin embargo, si luego del parto la mujer pierde peso de manera gradual, es posible que el aspecto de su piel vuelva a mejorar. Las zonas más propensas para la aparición de celulitis son las caderas, el área debajo de los brazos y el abdomen.

Si bien no hay evidencia que respalde la eliminación definitiva de la celulitis por medio de tratamientos estéticos, existen medidas para poner en práctica y mejorar su apariencia o disminuirla. Por ejemplo, hacer ejercicio de forma regular, comer saludable e hidratarse lo suficiente.

Otra buena recomendación es implementar masajes que estimulen el drenaje linfático. Se deben hacer desde las puntas de los pies hasta la zona de la ingle, donde se encuentra la cadena ganglionar correspondiente.

La importancia de la rutina cosmética siempre

Los cuidados de la piel tienen como objetivo mantener el tejido saludable, funcional y libre de imperfecciones. Por esto, durante el embarazo es esencial continuar con la rutina cosmética que incluya los tres pilares más importantes: limpieza, hidratación y protección. Sin embargo, ante cualquier inquietud que se presente, acuda a su médico obstetra o dermatólogo.

Te podría interesar...
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo

Los cambios en el cabello y la piel durante el embarazo son procesos fisiológicos. Aprende más de ellos para no preocuparte en esa etapa.