¿Por qué Steve Jobs decidió educar a sus hijos sin tecnología?

La tecnología es una herramienta muy útil, pero puede llegar a ser peligrosa para el desarrolla infantil. Es por esto que Steve Jobs restringió su presencia en la vida de sus hijos.
¿Por qué Steve Jobs decidió educar a sus hijos sin tecnología?
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 20 junio, 2021.

Última actualización: 20 junio, 2021

La tecnología forma parte de nuestra vida de una forma cada vez más ostensible. Ocupa nuestros espacios de trabajo, nuestro tiempo de ocio y guía nuestras relaciones sociales. Y los menores no están exentos de esta influencia. Tanto dentro de las aulas como en su vida privada, los dispositivos electrónicos se han vuelto indispensables. Sin embargo, existen muchos padres que optan por educar a sus hijos sin tecnología.

Muchos de estos progenitores se sienten solos e incomprendidos en su tarea. Y es que no solo han de hacer frente a las constantes peticiones de sus hijos, sino que también se ven obligados a justificarse ante un entorno que juzga sus decisiones de atrasadas. Si formas parte de este grupo de padres, te interesará y te confortará saber que Steve Jobs educó a sus hijos sin tecnología.

Educar a sus hijos sin tecnología: la elección de Steve Jobs y otros gurús tecnológicos

Steve Jobs fue el cofundador de Apple y uno de los más importantes magnates del sector tecnológico. Dada su profesión y su posición, cabe pensar que la tecnología tendría un papel protagónico en su hogar y en la vida de sus hijos. Sin embargo, su uso estaba bastante restringido y controlado en la vida de estos menores.

Niño viendo películas en el móvil porque es incapaz de desconectar de las pantallas.

Según las propias declaraciones de Steve Jobs tras el lanzamiento del iPad en el año 2011, sus hijos tendrían prohibido el uso de este dispositivo. Y es que en el hogar se priorizaba el tiempo de calidad entre padres e hijos, empleado en actividades como la lectura o la conversación acerca de intereses culturales.

Una posición similar han adoptado múltiples CEOs y trabajadores de importantes empresas tecnológicas. Por ejemplo, Bill Gates no permitió que sus hijos tuviesen un teléfono móvil hasta los 14 años, e incluso entonces su uso estaba restringido a ciertos momentos del día. Pero ¿por qué motivo importantes personalidades dedicadas al sector profesional de la tecnología y la informática tomarían estas medidas?

¿Por qué educar a los hijos sin tecnología?

Las principales claves al respecto se recogen en el libro Screen Schooled escrito por Joe Clement y Matt Miles. Estos dos profesores afirman, con base en distintas investigaciones psicológicas, que el uso inadecuado de la tecnología durante el desarrollo tiene importantes consecuencias negativas.

Mata la creatividad

Los niños se valen de su creatividad para explorar su entorno y descubrir progresivamente cómo funciona el mundo y cuáles son sus capacidades. Jugar, imaginar, intentar y fallar; todas estas acciones típicamente infantiles resultan fundamentales para su desarrollo cognitivo y emocional, pero requieren de un papel activo por parte de los menores.

Las pantallas les relegan a ser consumidores pasivos de información, sosteniendo una misma postura sedentaria durante largos periodos y permaneciendo en un mismo entorno. De este modo se ven limitados de forma importante.

Afecta a las relaciones sociales

La tecnología nunca podrá sustituir el contacto humano; sin embargo, muchos niños tienden al aislamiento físico y emocional cuando su uso de las pantallas es excesivo e inadecuado. No es solo que apenas convivan con sus familiares o compañeros por estar dedicando su tiempo a los dispositivos electrónicos; es que, además, pueden encontrarse irritables, deprimidos y menos dispuestos a interactuar durante todo el día.

Genera adicción

Quienes dedican su carrera profesional al sector tecnológico conocen a la perfección el potencial adictivo que tienen los dispositivos electrónicos. Incluso los adultos nos vemos afectados por la incapacidad de desconectar de la tecnología, pero los niños cuentan aún con menos recursos para percibir el peligro y hacerle frente. Así, pasar una gran parte del tiempo frente a la pantalla puede llevar a los menores a desarrollar una adicción difícil de abordar.

Niño gritando porque su madre le ha quitado la tablet porque intenta educar a sus hijos sin tecnología.

Regular es mejor que prohibir

A pesar de lo anterior, ni Steve Jobs ni Bill Gates ni ninguno de los otros gurús tecnológicos proponen prohibir por completo la tecnología en la vida de los menores, sino, simplemente, limitarla y regularla con acciones como las siguientes:

  • No exponer a los niños a las pantallas al menos hasta que cumplen dos años.
  • Retrasar el momento de entregarles un smartphone propio.
  • Limitar el uso de pantallas y dispositivos electrónicos a unas dos horas al día.
  • Restringir por completo su uso en momentos como la comida o la hora de dormir.
  • Optar por escuelas en las que la tecnología no tenga una gran presencia y se opte por materiales analógicos y educación en valores.
  • Fomentar otras alternativas de ocio en familia que potencien la comunicación y la interacción entre padres e hijos.

Finalmente, cada familia tiene que decidir lo que estime más conveniente para el desarrollo de los niños. Sin embargo, para aquellos padres que luchan cada día contra la presión social con el fin de que sus hijos crezcan en un mundo más real que virtual, conocer la opción educativa de Steve Jobs puede resultar alentador.

Te podría interesar...
8 efectos negativos de la tecnología en los niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
8 efectos negativos de la tecnología en los niños

Antes de permitir que tus hijos interactúen con dispositivos inteligentes, es importante que conozcas los efectos negativos de la tecnología. Aunqu...