¿Por qué mi bebé se despierta siempre llorando?

Corina González · 17 septiembre, 2018
Si levantarte durante la noche para atender a tu pequeño que se despertó llorando es algo habitual, debes identificar las causas y aplicar correctivos a tiempo antes de que el mal descanso de todos traiga complicaciones en el día a día de la familia. 

Son muchas las madres primerizas que deben levantarse durante la noche para atender a un pequeño inquieto. Entonces, la pregunta ‘¿Por qué mi bebé se despierta siempre llorando?’ es más que normal, y tiene varias respuestas.

Los bebés poseen un estado de sueño profundo —denominado REM— que es corto. Por eso, la mayoría de las horas las pasan en fases superficiales —llamadas No-REM—, un primitivo mecanismo de supervivencia ante cualquier cambio peligroso.

El temperamento del bebé y sus costumbres también pueden influir en su forma de dormir; aunque con el tiempo algunos se hacen más predecibles en su horario de descanso, otros no tienen la misma suerte.

Aunque los bebés se despiertan varias veces porque necesitan algo de comer, por lo general, después de los 3 meses estarán preparados para aguantar varias horas seguidas de sueño sin llorar por hambre. Si eso no sucede, tal vez haya alguna molestia, ya sea con relación al ambiente o su condición física.

Las causas por las que se despiertan por la noche pueden ser muy variadas. Los padres aprenderán con el tiempo a reconocer las necesidades que se ocultan tras el llanto de su bebé. Sin embargo, podemos instruirnos acerca de las más comunes para ir acercándonos a las razones de la falta de sueño en nuestros bebés.

¿Por qué mi bebé se despierta siempre llorando?

El llanto es la forma que tienen los bebés para llamar la atención de sus padres. Ante cualquier deseo o necesidad, esa es su reacción natural para buscar el contacto con mamá o papá y sentirse seguros.

Si eres una de las que la frase “mi bebé se despierta siempre llorando” le suena a cosa de todos los días, presta atención a los motivos más comunes de ello para que encuentres una solución práctica y rápida.

¿Qué hacer para que el bebé se tranquilice?

La separación

Los pequeños no saben que están en un lugar seguro. Despertar lejos del calor materno hace que entren en alerta y busquen con desespero la protección de mamá. Es por ello que, cuando por alguna razón caen en la cuenta de que están lejos de sus padres, inmediatamente despiertan y lloran por ese motivo.

Rutinas diarias con periodos de sueño prolongados

Si los niños pasan mucho tiempo dormidos durante el día, sentirán menos cansancio por la noche. Esto los mantendrá activos cuando deberían estás más relajados para conciliar el sueño. Al final del día, querrán tener la atención de sus padres y, al no conseguirla como desean, entonces llorarán por ello.

El bebé come cada vez que llora

Durante el día, su estómago se ha habituado a recibir alimento constantemente y en pocas porciones sin un régimen de horario fijo; por lo tanto, en la noche llorará para reclamar comida, ya que espera continuar con su rutina de alimentación.

Cerciórate de que las raciones de comida al final del día sean suficientes para que pueda descansar plenamente sin sentir hambre y modifica poco a poco los lapsos de tiempo entre una toma de alimento y otra.

“Despertar lejos del calor materno hace que entren en alerta y busquen con desespero la protección de mamá”

Cambio de pañal durante la noche

Si el bebé está acostumbrado a que al mínimo indicio de humedad en el pañal se lo cambien, durante la noche no será la excepción. Al sentirse un poco incómodo por ello, sin dejar incluso que el material absorbente haga su trabajo, el niño se despertará y llorará para que le restablezcan su sensación de comodidad.

Una consulta repetida por muchos padres: ¿Es bueno o malo dejar llorar al bebé?

¿Qué debo hacer si mi bebé se despierta siempre llorando?

Lo primero a recordar es que, si despierta llorando, debemos propiciarle un ambiente tranquilo para que pueda conciliar el sueño. Es un error buscar juguetes u otros artículos para entretenerlo; en la noche debemos concentrar nuestros esfuerzos en crear el hábito de sueño correctamente.

Es importante no tomarlo en brazos, ni hacer juegos cuando lo veas sonreír al alegrarse de verte pues, eso lo desvelaría por completo. Entra pausadamente a la habitación, háblale en voz baja y acaríciale la cabeza suavemente; busca relajarle y ayudarle a dormir nuevamente.

Una vez verificado que no haya nada grave detrás del llanto, debemos retirarnos de la habitación; no incurras en el error de dormir allí o llevarte al bebé a tu cama. Si se da el caso de que empiece nuevamente a llorar, no acudas inmediatamente a atenderlo. Espera un rato; cuando comprenda que no vas a regresar, empezará a quedarse dormido.

La principal causa de que un bebé se despierte llorando es no tener los hábitos de sueño correctos, por lo que debes revisar tus prácticas en torno a este tema y corregir lo que sea necesario para que tanto tú como tu hijo tengan un buen descanso. Recuerda que de ello depende en buena parte su crecimiento.