Hábitos de sueño saludables: de 0 a 3 meses

Agetna · 7 noviembre, 2015
El bienestar de tu hijo no solo es protegerlo de los peligros, amamantarlo, asearlo…, también es condicionarle hábitos de sueño saludables que le garanticen su reposo

Los hábitos de sueño saludables en un bebé de 0 a 3 meses son esas costumbres que le inculcas a tu recién nacido con el objetivo de garantizar su descanso y recuperación. No implican solamente las horas que el bebé emplea en dormir, sino también los ritos previos y durante el sueño que, desde su nacimiento, le creas.

Las horas de sueño del bebé

A pesar de que un bebé duerme, por lo regular, más de 15 horas diarias, su sueño es desordenado y se divide a lo largo de toda una jornada en períodos que van desde la media hora hasta las cuatro horas.

Hay bebés que confunden la noche con el día porque duermen durante las mañanas y pasan las madrugadas, despiertos. Sin embargo, a medida que transcurren las semanas, por lo general, comienzan a ampliar su ciclo de sueño durante el día y a acortarlo por las noches.

Bebé recién nacido

Existe la creencia de que hay que cansar al bebé para que pueda agotarse y dormir mejor.

Aunque durante las primeras semanas esto no será necesario pues ellos prácticamente seguirán los mismos patrones que tenían dentro del vientre, a medida que pasan las semanas, sí resulta necesario incrementarle la actividad en horas diurnas para hacer que duerma durante mucho más tiempo.

Si bien es cierto que un bebé de 0 a 3 meses es incapaz de aprender rutinas es importante que, para acostumbrarlo a ellas y educar su sueño, las madres las comiencen desde esta misma etapa.

Hábitos de sueño saludables: de 0 a 3 meses

Para ayudar a tu bebé de 0 a 3 meses a dormir mejor en eresmama te proponemos algunos hábitos de sueño saludables que debes fomentarle.

Establece una rutina para dormir

Durante la noche ponle una ropita determinada, cántale una misma canción, apaga la luz y dile “buenas noches”. El bebé no entenderá tus palabras, pero poco a poco irá asociando la frase con irse a dormir.

Por el día puedes ponerlo a escuchar música, acostarlo en una habitación con ventanas abiertas y decirle “es hora de dormir”.

Nunca alteres el horario de sueño

Siempre debes dormir al bebé en las horas acostumbradas. Aunque veas que no tiene sueño si es hora de irse a dormir debes realizar las rutinas que tienes establecidas para ese momento

Duérmelo siempre en el mismo sitio

Si durante el día prefieres acostarlo en un moisés y por las noches en una cuna más amplia, por nada del mundo violes esto. Es importante que el bebé establezca una diferencia entre el sueño del día y el de la noche

ID-100213901

Jamás acuestes al bebé en tu cama

Son muchos los peligros a los que se expone el bebé cuando duerme con sus padres. El hecho de estar cada noche acostados entre los dos también puede perjudicar la relación amorosa entre tú y tu pareja.

Evita dormirlo en tus brazos

A pesar de que resulta sumamente agradable sostener a un niño mientras duerme, este es un hábito poco saludable.

Acuesta al bebé en su cuna, cántale y dale unas suaves nalgaditas, pero sal de la habitación antes de que esté dormido por completo. Enséñalo a dormir toda la noche

No esperes a que el bebé esté muy cansado para dormir

Un bebé con mucho sueño y cansancio puede alterarse y llorar descontroladamente. Esto evitará que logre conciliar el sueño e influirá negativamente en su descanso

Diferencia el día de la noche

Durante el día acuéstalo en una habitación y cuna diferentes y mantén la habitación con algo de luz. No le evites los ruidos matutinos y propios de la cotidianidad.

Durante la noche haz todo lo contrario. No enciendas las luces ni hagas ruido. Háblale poco, no le sonrías, ni lo estimules demasiado.

Recuerda que hay cosas que solo se aprenden cuando eres madre. Encontrar y establecer los hábitos de sueño saludables de tu bebé es una de ellas.