Tipos de llanto del bebé

Fernando Clementin 13 mayo, 2018
Los padres experimentados sabrán que los bebés no lloran siempre de la misma forma. Si necesitas ayuda para comprender el mensaje que tu pequeño intenta darte, no te pierdas la siguiente caracterización de los tipos de llanto que pueden aparecer.

¿Sabías que el llanto del bebé puede variar de acuerdo a lo que desee expresar? Quizás al principio te parezcan todos iguales, pero tu instinto maternal te llevará a notar la diferencia con el tiempo. Aprende a reconocer los diferentes tipos de llanto del bebé con la siguiente caracterización.

La finalidad principal del llanto es comunicar un estado de carencia por parte de un bebé. De momento, es la única forma de expresión que poseen; no dudarán en usarla para alertar a sus padres si tienen hambre, frío, sueño o si se sienten con miedo.

Algunos bebés se la pasan llorando en sus primeros días y semanas de vida; no te preocupes si no ves lágrimas, ya que estas recién aparecen a partir de la sexta semana de vida. Otros pequeños, en cambio, son más tranquilos y apenas se los escucha.

Hacia los tres meses de vida, los pequeños adquieren mayores recursos para expresarse; principalmente, el gran cambio es que pueden, poco a poco, aprender a utilizar su cuerpo voluntariamente para expresarse. Por supuesto, cuando dicen sus primeras palabras esto se acrecienta más.

¿Por qué hay que atender al bebé cuando llora?

Si un bebé llora, podemos estar casi seguros de que no está fingiendo: algo le pasa. Es de vital importancia que los padres estén ahí para solucionar la fuente de angustia del pequeño.

De no hacerlo, se generará en él un sentimiento de inseguridad muy grande; pensará que su mamá no está ahí para él. Esto, incluso desde edades muy pequeñas, puede generar un estrés muy grande que afectará su desarrollo en diferentes aspectos.

En este sentido, el tacto es su principal fuente de afecto. Las caricias de su mamá lo harán sentir querido, cuidado y a salvo. Se trata de un elemento infaltable para la construcción del apego, que a la larga permitirá al individuo estructurar su personalidad.

Los diferentes tipos de llanto del bebé pueden expresar sentimientos variados.

Tipos de llanto del bebé

Llanto de dolor

Este tipo de llanto se caracteriza por su agudeza e intensidad. Se produce porque el pequeño siente una molestia o un dolor en su cuerpo y quiere llamar la atención de sus padres para que lo acojan y solucionen este problema.

Suele ser diferente al llanto por enfermedad. En estos casos, el mismo malestar y la falta de energía que pueden experimentar los llevará a producir gemidos más bien largos y sostenidos. Además, los podemos identificar por los síntomas que los acompañan: fiebre, tos, mocos, etcetera.

Llanto de hambre

Este es uno de los tipos de llanto del bebé más comunes. Se produce de forma alta y continuada; en la mayoría de los casos, no se detiene hasta que el pequeño consigue lo que lo amamanten. Se trata de una forma primaria de petición. Sin embargo, si no se lo complace con el alimento que pretende, puede llegar a llorar muy alto y solo se detendrá para respirar.

Llanto por cólicos

Es una de las situaciones más frustrantes que pueden vivir los padres de un bebé pequeño. Estos se dan de manera sostenida e intensa, dado que el bebé sufre un gran malestar constante. Además, se puede percibir en el rostro del bebé el dolor y la incomodidad que experimenta.

Se producen después de la alimentación, dado que el sistema digestivo del pequeño se está adaptando todavía a la lactancia materna. Es de suma importancia saber reconocerlos y, sea cual sea la medida que tomemos para calmarlos, alguien debe consolar al bebé. Es mejor si se comparte esta tarea, ya que conforma un momento de mucha angustia para que solo la madre lo enfrente.

“Es de vital importancia que los padres estén ahí para solucionar la fuente de angustia del pequeño. De no hacerlo, se generará en él un sentimiento de inseguridad muy grande”

Llanto de sueño

Este es uno de los tipos de llanto del bebé más fáciles de reconocer. En primer lugar, por el horario; bastará con evaluar cuánto ha dormido el bebé en las últimas horas para sacar conclusiones. Asimismo, suele estar acompañado de bostezos y el bebé puede frotarse los ojos. Con calmarlo y hacer que se duerma, nos libraremos de esta señal de alarma.

Si no sabes diferenciar los distintos tipos de llanto del bebé, evalúa si tiene hambre, frío o algún síntoma que pueda indicar alguna enfermedad.

Llanto de incomodidad o frustración

Por último, también puede ocurrir que el bebé llore porque no se siente a gusto. Aquí incluiremos que tiene frío, que su pañal está mojado, que no quiere estar acostado o en brazos de quien lo sostiene en el momento. Incluso puede llegar a llorar por aburrimiento o porque quiere algo y no lo consigue.

¿Cómo identificar este tipo de llantos? Fácil: los labios se echarán para adelante, el bebé hará ‘pucheros’. Siempre que sea posible, acude para darle cariño y para solucionar eso que lo incomoda.

Como conclusión, los diferentes tipos de llanto del bebé son usados como métodos de supervivencia. Constituyen su herramienta indispensable para comunicarse con la madre; a diferencia de las sonrisas y los balbuceos, este por lo general indica alguna carencia.

Los padres tienen el deber de encontrar el motivo del llanto y responder a él de la manera adecuada. De lo contrario, solo generarán frustración e inseguridad en el pequeño.

Te puede gustar