¿Por qué es tan importante educar a nuestros hijos desde el amor?

Hoy te presentamos cinco consejos que puedes emplear en el día a día para llenar de afecto y cariño a tus hijos mientras les enseñas grandes lecciones.
¿Por qué es tan importante educar a nuestros hijos desde el amor?

Última actualización: 16 septiembre, 2022

Mucho se ha hablado de los impactos que tiene una crianza positiva dentro del desarrollo físico y emocional de los niños. Y es que educar a los hijos desde el amor es uno de los mejores regalos que les podemos brindar diariamente. Sigue leyendo y aprende todos los beneficios que trae a su paso emplear una mirada empática y cariñosa con los pequeños.

La manera en la que criamos a los hijos incluye el cómo los cuidamos, cómo los educamos y cómo los alimentamos. Acciones indispensables que dejan huella en la salud de los niños e influyen tanto en su inteligencia emocional como en el cumplimiento de límites y responsabilidades. Procurar ser un buen ejemplo y emplear una crianza llena de amor, respeto y diálogo es indispensable.



Educar a nuestros hijos desde el amor les permite ser mejores personas

Ser madre o padre es una profesión que se ejerce durante toda la vida y en la que nunca se deja de aprender. Los hijos cambian todo a su paso y cada día nos enseñan a mejorar para tratarlos y educarlos con amor y respeto. Y, a pesar de que por lo general ser papás es algo que se aprende en la marcha, en la actualidad existe mucha información para conocer lo esencial.

Padre e hijos besos regalos
Pasar tiempo de calidad diario con los niños y ejercer una buena paternidad es indispensable para criar a los hijos con amor.

Debido a lo anterior, es muy importante saber cómo queremos educar a nuestros hijos y qué estrategias parentales emplear con ellos. Esto con ayuda de enseñanzas de la crianza positiva, la crianza con apego o del método Montessori, por ejemplo.

No obstante, independientemente de la educación aplicada, el amor incondicional, el respeto y la comunicación deben ser pilares de toda relación familiar.

5 consejos para educar a nuestros hijos desde el amor

La llegada de un hijo nos obliga a cambiar ciertas actitudes arraigadas con el fin de ser nuestra mejor versión para ellos. Y es que una casa llena de amor y comprensión es uno de los mejores legados emocionales que se les puede regalar a los niños.

A continuación, te presentamos algunas recomendaciones para que el afecto siempre esté presente en tu hogar y tus pequeños sean conscientes de ello cada día.

1. Sé un ejemplo para tus hijos

Comprender que como padres somos los principales modelos educativos de nuestros hijos es indispensable. Si deseamos que los niños sean futuros adultos llenos de valores y con responsabilidad afectiva es necesario enseñarles nuevas lecciones y corregirlos desde el amor cuando se equivocan. Y esto solo puede lograrse mediante un buen ejemplo en el día a día.

La maternidad y la paternidad están llenas de desafíos que pueden poner a prueba la paciencia luego de un largo día de trabajo. Y entre esas situaciones se encuentran las pataletas en donde los gritos abundan. Sin embargo, aunque los berrinches sean estresantes se presentan para ayudarles a los hijos a reconocer sus emociones y saber gestionarlas de manera inteligente.

Apoyo madre e hija
Cuando los hijos se sienten escuchados y comprendidos es más probable que hagan caso.

Así que antes de responder los gritos con más gritos o recurrir al autoritarismo mediante castigos y amenazas, mejor procura mantener la calma y escucha a tu hijo con empatía. Los niños necesitan de la sabiduría y el ejemplo de sus padres para hacer respetar los límites del hogar y poder ser corregidos con amor cuando se equivocan.

3. Emplea la disciplina positiva

Tratar con firmeza a los hijos no significa abandonar el cariño familiar en la puerta de la casa. Significa aprender a utilizar la disciplina positiva para que los niños respeten las normas y cumplan con sus obligaciones sin recurrir a ningún tipo de violencia física o psicológica. Los pequeños requieren de figuras de autoridad cariñosas que los guíen en su aprendizaje diario.



4. Conecta con tu niño interior

Si deseas darle a tu hijo una crianza llena de amor, respeto y comunicación es importante conectar con sus necesidades emocionales. Esto significa brindarles nuestro afecto diariamente, pasar tiempo de calidad y demostrarles mediante los actos todo el cariño que sentimos por ellos.

Conectar con nuestro niño interior es empatizar con la perspectiva infantil de los pequeños. Lo que implica no replicar aquellas conductas dañinas que pudieron haber empleado con nosotros y procurar utilizar el diálogo como una herramienta para solucionar cualquier problema.

5. Aléjate del chantaje y los castigos

Los hijos necesitan comprender que todas sus acciones tienen consecuencias, tanto positivas como negativas. Por tal motivo, en lugar de utilizar chantajes y castigos para que los pequeños cumplan con sus responsabilidades, ayúdalos a reflexionar para que encuentren motivación interior más allá de un premio de recompensa.

Educar a nuestros hijos con amor requiere de responsabilidad

Nadie nos enseña a ser mamá o papá y por mucho que se lea al respecto es algo que por lo general se aprende en la marcha. Sin embargo, si deseamos cumplir con todas las responsabilidades físicas, económicas y emocionales que esa gran labor representa, es importante informarnos para entender el comportamiento y las necesidades de los pequeños.

Te podría interesar...
Los hijos que son criados por madres compasivas, amorosas y empáticas, serán más generosos con otros niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los hijos que son criados por madres compasivas, amorosas y empáticas, serán más generosos con otros niños

Conoce por qué los hijos que son criados por madres compasivas suelen ser más generosos y empáticos con las demás personas.