Pitiriasis rosada en niños: causas, síntomas y tratamiento

La pitiriasis rosada es una de las dermatitis más frecuentes en los niños. Si bien no representa gravedad, es bueno saber sus manifestaciones clínicas y su manejo.
Pitiriasis rosada en niños: causas, síntomas y tratamiento
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 18 junio, 2021.

Última actualización: 18 junio, 2021

La pitiriasis rosada es una afección benigna de la piel que se presenta sin discriminación de sexo con una incidencia entre el 0,5 y 2 %. Si bien es una manifestación que se resuelve por sí sola, genera preocupación en los padres.

¿Porqué se presenta la pitiriasis rosada en los niños?

No existe una causa precisa de esta enfermedad, sin embargo, las agrupaciones de personas y los cambios de estaciones pueden indicar que se trata de una patología infecciosa. Puede encontrarse relacionada a las siguientes afecciones:

  • Infecciones (provocadas por virus, bacterias, espiroquetas).
  • Atopia.
  • Autoinmunidad.

Si bien se cree que la causa de la pitiriasis rosada en niños puede resultar de origen viral, la afección dermatológica no se contagia de persona a persona.

Manifestaciones clínicas de la pitiriasis rosada

Uno de los síntomas de la pitiriasis rosada.

La pitiriasis rosada es una afección aguda que se caracteriza por pápulas y escamas en la superficie de la piel. Las manifestaciones clínicas comienzan con un parche heraldo inicial, seguido de diferentes manchas escamosas y ovaladas a los 14 días.

Los parches ovalados se distribuyen, en la mayoría de los casos, con un patrón de árbol de Navidad en las extremidades proximales y el tronco. Suele presentar un pródromo de dolor de garganta, fiebre, trastornos gastrointestinales y dolor articular. En los niños con piel más oscura, la erupción se puede presentar con una tonalidad grisácea, marrón oscura o negra.

Cronología de los síntomas

Uno de los síntomas que se presenta en el 25 % de los casos es el prurito intenso. Mientras que entre el 50 y 90 % de los casos se observa la placa heráldica en el tronco, cuello o extremidad proximal.

Después de esto, se desarrolla una erupción generalizada, en la que aparecen numerosas lesiones en la superficie de la piel a las dos semanas después de la placa madre. Además, las erupciones son simétricas y se localizan en las siguientes ubicaciones:

  • Extremidades.
  • Áreas adyacentes del cuello.
  • Abdomen.
  • Espalda.
  • Tórax.

Esta erupción se manifiesta con pápulas y máculas acompañadas por escamas finas y arrugas centrales. Una de las características distintivas de la lesión es la presencia de un collar de escamas alrededor, adheridos en la periferia.

Diagnósticos diferenciales

Si bien las lesiones de esta enfermedad suelen ser muy similares a otras, la dermatoscopía contribuye a diferenciarla de otras afecciones dermatológicas. De acuerdo a publicaciones de la American Family Physican, la pitiriasis rosada debe diferenciarse de las siguientes afecciones de la piel:

  • Dermatofitosis.
  • Psoriasis guttata.
  • Sífilis secundaria.
  • Eccema numular.
  • Eritema anular centrífugo.
  • Eritema migratorio crónico.

El examen físico junto con un detallado interrogatorio permiten arribar a un diagnóstico certero de la pitiriasis rosada en niños.

Opciones terapéuticas de la Pitiriasis rosada

Las erupciones de la piel en la pitiriasis rosada suelen durar cinco semanas y se resuelven de manera espontánea a las 8 semanas en más del 80 % de los niños. No existe ningún tratamiento que elimine la erupción en la piel más rápido de lo que es su curso natural.

Por lo tanto, es una patología exantemática autolimitada. No obstante, según la American Academy of Dermatology Association, se pueden poner en práctica medidas de cuidado que contribuyen a disminuir la sintomatología.

Emolientes

Las cremas que hidratan y suavizan la superficie cutánea siempre son una buena recomendación para el cuidado de los niños. Algunos de los productos indicados son los jabones syndet o hipoalergénicos específicos para niños.

Espalda de un niño con pitiriasis rosada.

Los productos con fragancias, alcohol o demasiados químicos en su composición tienden a generar más sequedad en la piel y pueden aumentar la irritación propia de la enfermedad.

Antihistamínicos

La picazón intensa es una de las molestias más relevantes de esta patología de piel. Además, el rascado crónico y efusivo puede desencadenar infecciones bacterianas de la piel.

El tratamiento con antihistamínicos por vía oral disminuyen el prurito del niño y contribuye con la evolución normal de cuadro clínico, para resolver por sí solo al cabo de unas semanas. A su vez, los antihistamínicos al tratar la picazón, ayudan a los niños a conciliar el sueño y no sentir molestias.

Corticoesteroides tópicos

Existen presentaciones en cremas o pomadas y diferentes potencias. De hecho, la cantidad de días de tratamiento y las veces de uso van a depender de la potencia del medicamento. Los corticoesteroides son fármacos muy eficaces, pero su uso no es inofensivo. Deben utilizarse respetando las indicaciones médicas o tomando como base el prospecto del producto.

Pitiriasis rosada y la consulta médica

Si bien la pitiriasis rosada es una patología benigna y no contagiosa que no representa peligro o gravedad, suele provocar gran preocupación en los padres. Por ende, siempre se aconseja consultar con un médico especialista y no recurrir a la automedicación bajo ningún concepto.

Asimismo, si la erupción no mejora o se desarrolla una infección bacteriana secundaria a causa del rascado intenso, se debe planificar la consulta médica.

Te podría interesar...
Las 10 enfermedades de la piel más comunes en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las 10 enfermedades de la piel más comunes en niños

Las enfermedades de la piel más comunes en niños se expresan de manera similar. Saber diferenciarlas ayuda a abordarlas de la manera correcta