Pesadillas en el embarazo

Corina González 5 julio, 2018
Las pesadillas en el embarazo pueden ser provocadas por el cúmulo de emociones que siente la madre antes de traer a su pequeño al mundo. ¿Qué puede hacer para sobrellevarlas?

Tener pesadillas en el embarazo o experimentar sobresaltos durante la noche puede ser motivo de preocupación para las futuras madres. Esta no es una situación extraña; muchas mujeres aseguran tener sueños inquietantes con más regularidad de la normal.

Este fenómeno se debe a que, en el periodo de gestación, los sentimientos están a flor de piel y existe una mayor sensibilidad psíquica. Las gestantes experimentan una gran felicidad por la llegada del bebé y, al mismo tiempo, sienten un cúmulo de temores e inseguridades; preocupaciones de cuál será la hora del nacimiento, si llegará bien de salud e incluso el rol de madre son algunas de ellas.

Causas de las pesadillas en el embarazo

Las preocupaciones, los recuerdos e incluso las situaciones que se viven en el día se mezclan con los cambios hormonales y emocionales propios del embarazo, que influyen de forma directa en la calidad del sueño.

Esto aumenta a medida que se acerca la fecha del parto y el anhelo de que todo surja sin complicaciones; desear que él bebé nazca sin problemas hace del tercer trimestre de gestación el período en el que se pueden hacer más recurrentes las pesadillas en el embarazo.

Estos sueños no son azar. Se trata de construcciones que hace el subconsciente de nuestros miedos e inseguridades que, en ese momento de tanta sensibilidad, afloran y se ven reflejados en forma de pesadillas.

Todo ello va generando en la futura madre interrogantes con respecto a su capacidad como mujer ante el nuevo rol a ejercer, las condiciones en las que vendrá su hijo y del cambio radical que está teniendo su vida en ese momento.

De este modo, aún cuando la experiencia de cada mujer es única, la mayoría de las pesadillas en el embarazo representan el miedo de la madre ante una etapa nueva e importante de su vida.

Las pesadillas en el embarazo son tan comunes como los problemas para dormir en esta etapa.

¿Qué pueden significar estas pesadillas?

  • Dudas o inquietudes referentes al momento de dar a luz o sobre el correcto desarrollo y bienestar del bebé.
  • Inseguridades sobre las capacidades y responsabilidades para afrontar este nuevo papel como madre.
  • Recuerdos de emociones vividas durante sus días como hija.
  • Situaciones dolorosas guardadas en el inconsciente, que despiertan por estos nuevos cambios en tu vida.
  • Miedos sobre el futuro emocional o económico junto a tu pareja con la llegada del bebé.

Asimismo, es importante acotar que tu pareja o las antiguas relaciones pueden ser otro elemento recurrente en los sueños, producto de la ansiedad y de los cambios en tu cuerpo —miedo a ser menos atractiva—.

Uno de los síntomas principales es la aceleración tanto de la respiración como de los latidos del corazón; esto crea una sensación de intranquilidad que puede impedir retomar el sueño por el miedo a tener otra pesadilla.

Pero no hay por qué preocuparse; las pesadillas en el embarazo son algo normal y no implican ningún problema de salud ni del bebé ni de la madre. Estas expresan solo inquietudes que toda mujer puede sentir al afrontar esta importante etapa de su vida.

“Estos sueños son construcciones que hace el subconsciente de nuestros miedos e inseguridades. En ese momento de tanta sensibilidad, afloran y se ven reflejados en forma de pesadillas”

¿Qué puedes hacer si experimentas pesadillas en el embarazo?

  • Siempre es recomendable conversarlo con alguien de confianza: pareja, amigos o familiares que puedan ayudarte a descubrir el origen del malestar que se refleja en el sueño y aliviar todas las preocupaciones.
  • Acudir a un especialista para mantenerse informada de los procesos físicos que ocurren, tanto para ti como al bebé, durante la gestación. Esto te ayudará a sentir seguridad al saber que todo fluye con normalidad.
Las pesadillas en el embarazo pueden afectar el sueño de la mujer.

  • Para un mejor descanso, es siempre recomendable comer ligero en horas de la noche para evitar posible acidez o pesadez estomacal al momento de dormir; tampoco es bueno ingerir bebidas con cafeína que afecten tu sueño.
  • Los medicamentos para dormir se deben evitar; estos están contraindicados durante el embarazo. Si aún así piensas que puedes requerir algún fármaco, debes hablarlo con un especialista.

Aún después de la llegada del bebé, las pesadillas podrían repetirse, pues puede seguir presente algún sentimiento de inseguridad. No hay de qué preocuparse, esto irá disminuyendo con el tiempo.

El misterio de los sueños siempre será para nosotros muy interesante. En las futuras madres, seguramente no siempre serán pesadillas en el embarazo; lo más probable es que la idealización de la nueva vida junto a su pequeño robe el protagonismo de sus encuentros con Morfeo.

Quizás hoy tengas una mala noche, pero una vez con tu hijo en brazos, sabrás que tu más preciado sueño se ha hecho realidad.

Te puede gustar