La pedagogía Pikler y sus principios guiadores

Mervis Romero · 27 febrero, 2018
La pedagogía Pikler es un método de crianza basado en la liberación de la autonomía del pequeño. Para lograrlo, Emmi Pikler afirma que solo se le debe proporcionar un entorno adecuado con condiciones sociales y emocionales estables.

La pedagogía Pikler es uno de los métodos alternativos de enseñanza que se apoyan en la ciencia. Tiene como objetivo fomentar la libertad y el respeto de la autonomía del niño en el proceso de aprendizaje. Conoce mejor este modelo educativo y ayuda a tu hijo a ser independiente y seguro.

¿En qué se basa el método Pikler?

Emmi Pikler fue una pediatra de familia y directora de una institución para ayudar a niños huérfanos y abandonados. En 1969, ideó su síntesis sobre el desarrollo de la motricidad del niño al moverse en libertad.

Se basó en el respeto al bebé, quien puede desarrollarse perfectamente sin que el padre interfiera de forma directa.

Solo se le debe proporcionar un entorno adecuado con condiciones sociales y emocionales estables y básicas, tales como una vestimenta adecuada y que le permita moverse con libertad. Además, es necesario proveerle de juguetes acordes a su edad y ofrecerle seguridad dentro del hogar.

Adaptación del método Pikler según las necesidades del niño

Pikler centró sus investigaciones en dos aspectos básicos de los niños: la necesidad de la autonomía y la de apego. Sus aportes fueron muy importantes en el plano emocional de los pequeños.

Desde esa base, se guió por los siguientes preceptos:

  • El gran valor de una actividad autónoma.
  • La importancia de una buena relación afectiva.
  • Lo necesario de ayudar al niño a tomar conciencia de sí mismo y de lo que lo rodea.
  • Tener buen estado de salud física.

Requerimientos del padre para aplicar el método Pikler

Para aplicar este método, se debe mostrar respeto al niño y, además, tener en cuenta las siguientes actitudes hacia él:

  • Mostrar mucha paciencia.
  • No manipularlo.
  • Ser considerado y cariñoso.
  • Evitar acelerar su progreso.
  • No intervenir en el desarrollo de sus funciones.
La pedagogía Pikler establece que se le debe proporcionar al pequeño lo básico para su desarrollo.

4 principios que guían la pedagogía Pikler

Los principios básicos y reguladores de la pedagogía Pikler son:

1.- Respeto

Respetar al niño como persona única que establece relaciones. Esto implica brindarle la atención individual que se merece. Desde su nacimiento, se debe confiar plenamente en su capacidad, respetar su desarrollo, dejarle aplicar su método de juego y su pensamiento y manejar su evolución.

“La pedagogía Pikler está basada en el respeto y en la plena confianza en las capacidades de aprendizaje del niño”

2.- Libertad

La libertad de movimiento durante el primer año de vida le permitirá aprender de sus propios logros y fracasos. Asimismo, el poder moverse con autonomía le proporcionará satisfacción y reforzará su interés.

3.- Comunicación

La comunicación debe ser verbal, con miradas que sean significativas y una presencia atenta y comprensiva, pero sin abrumar. Es mejor expresarse con gestos suaves durante actividades como vestirlo, alimentarlo y bañarlo. Este tipo de comunicación le expresará que lo valoras y respetas.

4.- Estabilidad

Para una buena salud mental y equilibrio en el desarrollo emocional y afectivo del niño, necesita sentirse seguro. Por eso, es muy importante la labor de los padres en la primera etapa de su vida, entre los 0 a 3 años. Deben crear un vínculo estable y constante que les proporcione seguridad y progreso.

Acondicionar la casa según el método Pikler

Organizar a la manera Pikler la casa permitirá crear un espacio agradable. De acuerdo con cómo se vayan expresando tus hijos, esto es algo que puedes ir cambiando.

Por ejemplo, pon en el suelo una alfombra. Esta no debe arrugarse, ni deslizarse. Además, puedes colocar cojines, colchones y algunos juguetes.

Por otro lado, podrías ponerle cajas pesadas que le sirvan de escalones para el sofá. Además, debido a que se requiere un espacio amplio para poder colocar túneles o rampas, puedes aprovechar para visitar parques y que así disfruten de estas atracciones.

La pedagogía Pikler establece un innovador método de crianza.

Beneficios de aplicar la pedagogía Pikler

Algunos de los beneficios de respetar la evolución de los niños, según el método Pikler, son:

  • Con sus movimientos, conocerá poco a poco su cuerpo y límites.
  • Sus movimientos serán más seguros y armoniosos.
  • Su cerebro madurará mejor.
  • Podrá adoptar diferentes posturas con movimientos fluidos.
  • Ampliará el conocimiento de su espacio y posibilidades al desplazarse.

En síntesis, la pedagogía Pikler está basada en el respeto y en la plena confianza en las capacidades de aprendizaje del niño. Es necesario tener presente que lo primordial no es la rapidez con la que aprende, sino la calidad del aprendizaje

Aunque los padres no intervienen directamente, esto no significa que deban abandonar la relación. Más bien significa que deben respetar su tiempo y ritmo de desarrollo y proporcionarle un lugar seguro. 

En conjunto, esto hará que el niño tome conciencia de sí mismo y crezca siendo independiente y con buena salud, tanto física como psicológica.