Papanicolaou durante el embarazo

Ya que durante el embarazo las consultas son muy regulares, realizar este estudio al menos una vez resulta un adecuado método de tamizaje de cáncer.
Papanicolaou durante el embarazo
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 26 marzo, 2021.

Última actualización: 26 marzo, 2021

¿Alguna vez escuchaste hablar del Papanicolaou? Hoy en día se utiliza con mucha frecuencia, ya que es una técnica capaz de detectar de forma precoz y con bastante efectividad los casos de cáncer de cuello uterino, una patología potencialmente mortal. Es sobre esta condición de lo que hablaremos a continuación.

Como se debe realizar de forma rutinaria -algo que depende de la edad y características de la paciente- el embarazo es un momento ideal para tomar la muestra. Si bien un resultado positivo puede cambiar por completo el rumbo del embarazo, es necesario para evitar mayores complicaciones en el futuro.

¿Qué es una citología cervical?

El Papanicolaou se analiza en un laboratorio.
Esta técnica es muy común en todo el mundo.

Se trata de una técnica muy utilizada en ginecología, la cual consiste en la toma de una pequeña muestra de células del cuello uterino y sus alrededores. Después, un médico patólogo o un técnico especializado deberá observar las células bajo un microscopio para determinar si estas son anormales.

Los defectos que pueden encontrarse incluyen cambios en su forma, tamaño y color, lo cual puede orientar a la presencia de varias patologías. La más alarmante -y el motivo por el que este método es tan importante- es el cáncer de cuello uterino. Si bien no aporta un resultado definitivo, con los resultados de este examen el médico podrá iniciar un plan de trabajo.

Para tomar la citología, la paciente debe acostarse en posición ginecológica -acostada y con las piernas flexionadas y separadas-, mientras el médico introduce un espéculo vaginal para visualizar el cérvix. Luego, introduce un hisopo o paleta de madera estéril para tomar una pequeña muestra.

Por lo general, el procedimiento resulta ser indoloro y muy rápido. Una vez recolectada la muestra y fijada en una laminilla de vidrio, esta es enviada al laboratorio. El término Papanicolaou solo hace referencia a la tinción que le coloca el personal técnico o médico para poder visualizar las células bajo el microscopio.

¿Por qué se realiza el Papanicolaou en el embarazo?

La fama de esta técnica es amplia, ya que representa la base de muchos de los planes de salud pública para detectar de forma precoz los casos de cáncer de cuello uterino. Quizá por el miedo al diagnóstico o por el simple hecho de acudir a una valoración ginecológica, muchas mujeres postergan o nunca se realizan el estudio de forma voluntaria.

Debido a que muchos médicos suelen empezar a tomar la citología alrededor de los 21 años, buena parte de las mujeres embarazadas entran dentro del rango de edad específico para realizarse la prueba.

La realización de un Papanicolaou en el embarazo responde a un hecho simple: las pacientes acuden a consulta de forma rutinaria, tanto por su propia seguridad como por la del bebé. Esto hace que los médicos sugieran el estudio en cualquier momento del embarazo, ya que esto no interfiere de forma alguna en la evolución del mismo.

¿Qué resultados puedo esperar?

En la gran mayoría de los casos, los resultados son normales (también llamados negativos). En caso contrario, existen diferentes grados de diferenciación celular que pueden ser reportados por el patólogo. Esto quiere decir que hay varias clasificaciones de anormalidades que van desde la más leve hasta la más grave.

Este último caso suele ser reportado como un carcinoma de células escamosas, lo cual sugiere una elevada probabilidad de que exista cáncer de cuello uterino. Si este es el caso, el médico procederá a realizar otros estudios complementarios para confirmar el diagnóstico y empezar el tratamiento lo antes posible.

¿Qué hacer dependiendo de los resultados del Papanicolaou?

Hacer el Papanicolaou durante el embarazo es común.
El médico te guiará en cada una de las fases de este estudio.

Si los resultados son anormales, el médico te guiará en todo el proceso. Recuerda que el objetivo de este estudio es detectar de forma temprana la enfermedad, por lo que si acudiste a tus controles rutinarios, es muy probable que puedan ofrecerte varias opciones terapéuticas.

En caso de que esto suceda durante el embarazo, es lógico que te preocupes tanto por tu salud como por la de tu bebé. Al ser necesaria una biopsia para la confirmación diagnóstica, la técnica que utilizarán los médicos será realizada con extremo cuidado para evitar complicaciones durante el procedimiento.

El tratamiento, al igual que cualquier otro tipo de cáncer, depende del estadio de la enfermedad. En los casos más leves puede retrasarse el inicio de la quimioterapia hasta después del parto, mientras que en los más graves deben iniciarse de inmediato.

Es en este momento cuando entran en juego los dilemas éticos: estos fármacos pueden salvar la vida de la madre, pero a su vez aumentar el riesgo de malformaciones congénitas.

En los países en los que el aborto es legal, en ocasiones es una opción cuando las probabilidades de daño fetal son muy elevadas.

Una prueba sencilla capaz de salvar vidas

Gracias a su técnica sencilla, bajo costo y excelente aproximación diagnóstica, la citología cervical con tinción de Papanicolaou es la técnica más utilizada para el diagnóstico presuntivo de cáncer de cuello uterino.

Como mencionamos a lo largo del artículo, existen estrategias de salud pública en casi todos los países destinadas a su realización rutinaria en mujeres con o sin factores de riesgo. Aprovechar el embarazo para realizar este procedimiento es algo muy beneficioso tanto para la madre como para el futuro bebé.

Te podría interesar...
¿Cómo afecta el cáncer de mama al embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo afecta el cáncer de mama al embarazo?

El cómo afecta el cáncer de mama al embarazo y a la salud de la madre es algo que la medicina puede prever pero es casi seguro que nos hará más fue...



  • Rodríguez O, et al. Estudio de la patología citológica del cérvix. Perinatol Reprod Hum 2009; 23: 12-17.