Malformaciones craneofaciales en bebés

Óscar Dorado · 13 febrero, 2019
Por desgracia, las malformaciones craneofaciales en bebés son muy habituales. Descubre en el siguiente artículo todo lo que debes saber sobre ellas.

Las malformaciones craneofaciales en bebés son deformaciones en el crecimiento de la cabeza y en los huesos faciales. Estas anomalías están presentes al nacer. Pueden variar de leves a graves y es posible que se necesite una operación quirúrgica para corregirlas. Conscientes de su importancia y de la curiosidad que puede despertar en las futuras mamás, en este artículo te vamos a contar todo lo que debes saber.

Ciertamente, las malformaciones craneofaciales en bebés se encuentran entre los defectos congénitos más comunes. Pero las más frecuentes son el labio leporino o el paladar hendido, que incluyen malformación del labio, nariz, encías y boca.

De hecho, otros niños nacen con condiciones craneofaciales complejas en las mandíbulas, los párpados, las orejas y el cráneo. Además de una apariencia alterada, tales malformaciones interfieren en el habla, la alimentación, la audición, la vista y la respiración. Esto les afectan en su día a día a los pequeños.

En cualquier caso, debes saber que los síntomas de las malformaciones craneofaciales varían ampliamente según el tipo de anomalía craneofacial que se presente. Pueden ir desde problemas muy leves hasta problemas severos relacionados con la vista, problemas de audición o de aprendizaje.

Por ende, los estudios confirman que las malformaciones craneofaciales se encuentran entre los defectos de nacimiento más habituales. Aunque la mayoría de los casos son aislados y esporádicos, estas anomalías se asocian con una amplia gama de síndromes genéticos. Hacer un diagnóstico adecuado puede guiar el manejo y el asesoramiento.

Factores que causan las malformaciones craneofaciales en bebés

Con frecuencia, no suele determinarse una sola causa. De hecho, se considera que una combinación de factores genéticos, factores ambientales, como la exposición a químicos dañinos, o una deficiencia de ácido fólico, pueden jugar un papel importante en el desarrollo de este tipo de malformaciones.Los niños con labio leporino a veces presentan problemas de habla.

1.-Factores genéticos

El pequeño puede haber recibido un gen particular o una combinación de genes de uno o ambos padres, o los genes pueden haber cambiado en el momento de la concepción.

2.-Factores ambientales

En la actualidad no hay datos que muestren una correlación directa entre las exposiciones a ciertos medicamentos o sustancias químicas y las anomalías craneofaciales. Sin embargo, el médico puede preguntar a los padres sobre cualquier exposición prenatal a dichas sustancias.

3.-Deficiencia de ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina B que se encuentra en los vegetales de hojas verdes, el jugo de naranja y los productos de granos enriquecidos. Los expertos consideran que las mujeres que no obtienen suficiente ácido fólico durante el embarazo pueden correr un mayor riesgo de tener un bebé con ciertas anomalías congénitas, como labio leporino o paladar hendido.

¿Cuáles son los tipos más comunes de malformaciones craneofaciales?

Algunos de los tipos más comunes de anomalías craneofaciales incluyen los siguientes:

  • Labio leporino. Anomalía en la que el labio no se forma completamente.
  • Paladar hendido. Abertura o grieta que involucra ambos lados del paladar. Puede extenderse desde la parte frontal de la boca hasta la garganta.
  • Plagiocefalia deformacional. Forma deforme asimétrica de la cabeza por presión repetida en la misma área de la misma.
  • Microsomia hemifacial. Los tejidos en un lado de la cara están subdesarrollados. Esto afecta, principalmente, las áreas del oído, boca y mandíbula.
  • Craneosinostosis. Las suturas en el cráneo de un bebé se cierran demasiado temprano. Esto provoca problemas con el crecimiento normal del cerebro y el cráneo.
  • Malformación vascular. Una marca de nacimiento o crecimiento que se compone de vasos sanguíneos. Causa problemas funcionales o estéticos.
  • Hemangioma. Vaso sanguíneo de crecimiento anormal en la piel que puede estar presente al nacer o aparecer en los primeros meses después del nacimiento.Malformaciones craneofaciales: labio leporino.

Tratamientos disponibles para las malformaciones craneofaciales en bebés

Las anomalías craneofaciales son defectos de nacimiento de la cara o la cabeza. Si bien, estas condiciones también pueden afectar otras partes del cuerpo. Los tratamientos están disponibles para muchas malformaciones craneofaciales y variarán ampliamente según la naturaleza de la condición. Y es el que el tratamiento depende del tipo de problema.

Asimismo, algunas anomalías menores no requieren tratamiento médico, mientras que otras, como el labio leporino y el paladar hendido, pueden tratarse quirúrgicamente. Sin embargo, algunas anomalías craneofaciales más graves pueden causar daños permanentes, pero todavía hay tratamientos disponibles que ofrecen atención de apoyo para el niño y la familia.

En definitiva, como has podido observar, no hay un solo factor que cause las malformaciones craneofaciales en bebés. En cambio, hay muchos elementos que pueden contribuir a su desarrollo como la parte genética, la ambiental o la deficiencia de ácido fólico.

  • Trainor, P. A. (2010, December). Craniofacial birth defects: The role of neural crest cells in the etiology and pathogenesis of Treacher Collins syndrome and the potential for prevention. American Journal of Medical Genetics, Part A. https://doi.org/10.1002/ajmg.a.33454
  • Twigg, S. R. F., & Wilkie, A. O. M. (2015, October 15). New insights into craniofacial malformations. Human Molecular Genetics. Oxford University Press. https://doi.org/10.1093/hmg/ddv228
  • Wilkie, A. O. M., & Morriss-Kay, G. M. (2001). Genetics of craniofacial development and malformation. Nature Reviews Genetics. https://doi.org/10.1038/35076601